Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
IFOR D Tabletas
Marca

IFOR D

Sustancias

METFORMINA

Forma Farmacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja, 30 Tabletas,

1 Caja, 60 Tabletas,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:
Clorhidrato de Metformina 500 mg
Excipiente cbp 1 tableta

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: En adultos y niños mayores de 10 años para el tratamiento de diabetes mellitus tipo 2 (diabetes no insulinodependiente), especialmente en pacientes obesos, en quienes la restricción calórica y la actividad física no son suficientes para controlar los niveles plasmáticos de glucosa.

También indicado en fallas primarias y/o secundarias a otros hipoglucemiantes orales.

En adultos puede utilizarse como monoterapia o en combinación con otros agentes hipoglucemiantes.

En pacientes diabéticos tratados con sulfonilureas y tendencia al aumento de peso, puede adicionarse metformina al tratamiento de base o bien sustituir las sulfonilureas por metformina.

Debido a que el mecanismo de acción no involucra la secreción de insulina y mejora la insulino-resistencia, puede emplearse en combinación con la administración exógena de esta hormona para el tratamiento de pacientes diabéticos que no responden a la terapia con agentes orales y que, por consiguiente, requieren la administración de insulina. Diversos estudios indican que con esta combinación se ha logrado un mejor control de la glucemia, así como disminución de los requerimientos de insulina, tanto en niños mayores de diez años como en adultos.

En los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 (dependientes de insulina), puede desempeñar el papel de coadyuvante, mejorando el control metabólico, principalmente en los casos que requieren dosis de insulina mayores de 1.5 U/kg/día.

Debido a su efecto benéfico sobre la resistencia a la insulina, la metformina ha sido utilizada en pacientes con síndrome de ovario poliquístico. Se ha utilizado en la profilaxis de diabetes en pacientes con resistencia a la insulina y obesidad.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: La metformina se absorbe de manera incompleta por el tubo digestivo, presentando una cinética de absorción no lineal.

La biodisponibilidad de la metformina es de 50 a 60%. La ingesta concomitante de alimentos disminuye el límite y retrasa el Tmax de la metformina, hasta en 40%.

En niños después de dosis repetidas de metformina por 7 días, la máxima concentración plasmática y el área bajo la curva son menores de 33 y 44% respectivamente, en comparación con los valores encontrados en pacientes adultos después de dosis repetidas por 14 días. Debido a que la dosis se ajusta de acuerdo a la glucemia, estos datos tienen relevancia clínica limitada.

La tableta disuelta en 30 ml de agua produce una Cmax de 1518,125 ± 569,708 ng/ml, Tmax de 1,854 ± 0,944 y ABC0-t 8472,115 ± 2475,079 ng,h/ml.

La metformina no se une a proteínas plasmáticas. La distribución de la metformina es rápida, pero se torna lenta cuando se transfiere a los compartimientos profundos. Los valores promedio para el volumen aparente de distribución varían de 1951.7 L. La metformina se acumula en las paredes del esófago, estómago, duodeno, glándulas salivales y riñones.

La metformina no sufre metabolismo hepático.

La eliminación de metformina (90%) se lleva a cabo en los riñones por filtración glomerular y secreción tubular activa.

La vida media de eliminación plasmática varía de 1.5 a 6.2 horas. La vida media de eliminación sanguínea es de 17 g h, lo que sugiere que la metformina se distribuye a los eritrocitos.

La metformina disminuye la producción hepática de glucosa, disminuye la absorción intestinal de la glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina, aumentando la captación y la utilización periférica de la glucosa. Se han sugerido los mecanismos de acción siguientes: 1) Aumento de la unión al receptor por la insulina, 2) Disminución de la absorción de la glucosa, 3) Aumento de la captación tisular de la glucosa, 4) Disminución de la gluconeogénesis hepática, 5) Estimulación de la glucólisis anaerobia y 6) Potenciación de la acción de la insulina en el sitio receptor o post-receptor.

Adicionalmente a su efecto antihiperglucemiante, la metformina ha mostrado efectos hipolipemiantes además, mejora la progresión y regresión de las lesiones ateroescleróticas.

La metformina ha sido efectiva en la inhibición de hipertrigliceridemia inducida por fructosa y grasas; al parecer la metformina inhibe la transferencia de los triglicéridos de la dieta de las vías gastrointestinales al plasma y reducir la captación de los lípidos absorbidos por el tejido adiposo.

CONTRAINDICACIONES: Pacientes con hipersensibilidad a la metformina.

Complicaciones agudas de la diabetes, como cetoacidosis o estado hiperosmolar.

Insuficiencia renal (depuración de creatinina < 60 ml/min), o en condiciones agudas que potencialmente afecten la función renal como: deshidratación, infección severa, choque, infarto agudo al miocardio, y procedimientos quirúrgicos.

Insuficiencia cardiaca o respiratoria severa.

Insuficiencia hepática o alcoholismo.

Menores de 10 años.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: La hiperglucemia se asocia a una incidencia mayor de anormalidades congénitas. La metformina se clasifica en categoría B en riesgo prenatal.

Datos preclínicos indican que la metformina no tiene efectos nocivos sobre el desarrollo fetal y embrionario. Las pacientes previamente tratadas con metformina pueden tratarse con insulina durante el embarazo.

La metformina es secretada con la leche materna, pero no se detectan niveles plasmáticos de este producto en los lactantes.

El uso de este producto en el embarazo y lactancia queda bajo el criterio del médico.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Las siguientes reacciones adversas pueden ocurrir bajo el tratamiento con Metformina. Las frecuencias se definen de la siguiente manera: muy común > 1/10; común > 1/100, < 1/10; poco común > 1/1,000, < 1/100; raro > 1/10,000, < 1/1,000; muy raro < 1/10,000 y reportes aislados.

Alteraciones en el metabolismo: Muy raras: acidosis láctica (véase Precauciones generales); disminución de la absorción y los niveles séricos de vitamina B12 con el uso prolongado de metformina, se debe considerar esta etiología en pacientes que presentan anemia megaloblástica.

Sistema nervioso: Alteraciones del gusto.

Gastrointestinal: Muy comunes: náuseas, vómito, diarrea, dolor abdominal y pérdida del apetito. Estas reacciones adversas ocurren con mayor frecuencia cuando se inicia el tratamiento y se resuelven espontáneamente en la mayoría de los casos. Para prevenirlos, se recomienda que la metformina se tome en dos o tres dosis diarias. Un incremento gradual de la dosis también puede mejorar la tolerabilidad gastrointestinal.

Hepáticos: Muy raras: alteraciones en las pruebas de función hepática o hepatitis, las cuales se resuelven con la descontinuación del tratamiento.

Piel y anexos: Muy raras: eritema, prurito y urticaria.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Se han realizado estudios de carcinogenicidad en ratas Sprague Dawley en dosis de 150, 300 y 400 mg/kg/día, en machos y de 150, 450 y 1200 mg/kg/día en hembras. Esas dosis corresponden a 2, 4 y 8 veces en machos y 3, 7, 12 y 16 veces en hembras, las exposiciones terapéuticas basadas en valores de área bajo la curva de la máxima dosis diaria recomendada en humanos de 2000 mg/kg/día. No se encontró evidencia de carcinogenicidad asociada a la metformina en machos o hembras.

Las evaluaciones de genotoxicidad en la prueba de Ames, en la prueba de mutación génica en células de linfoma de ratón, en la prueba de aberraciones cromosómicas en linfocitos humanos y en las pruebas in vivo de micronúcleos de ratón, resultaron negativas.

La fertilidad de ratas hembras o machos no fue afectada por la metformina, administrada en dosis de hasta 600 mg/kg/día, la cual es aproximadamente 3 veces la dosis máxima recomendada en el ser humano, con base en la comparación de área de superficie corporal.

La metformina no resultó teratogénica en ratas o ratones, en dosis de hasta 600 mg/kg/día, lo cual corresponde a 3 a 6 veces la dosis máxima recomendada en el ser humano, con base en la comparación de área de superficie corporal.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: La metformina potencializa el efecto de los anticoagulantes orales y de los fibrinolíticos.

El alcohol potencia los efectos antihiperglucemiantes e hiperlactagenémicos de metformina.

Glucocorticoides, agonistas beta-2 y diuréticos tienen actividad hiperglucemiante intrínseca, se recomienda ajustar las dosis de la terapia antidiabética. La cimetidina incrementa las concentraciones plasmáticas de metformina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Se han reportado casos aislados de alteraciones en las pruebas de función hepática que se resuelven con la descontinuación del tratamiento.

PRECAUCIONES GENERALES: Se ha reportado raramente acidosis láctica, con algunos casos fatales; se recomienda monitoreo y descontinuación si se presentan signos o síntomas.

Los estados de hipoxia, incluyendo shock cardiovascular, insuficiencia cardiaca congestiva aguda, infarto agudo de miocardio y otras afecciones caracterizadas por hipoxemia aumentan el riesgo de acidosis láctica.

Interrumpa la administración de metformina en el momento o antes de un procedimiento de imagen con contraste iodado en pacientes con una TFG entre 30 y 60 ml/min/1,73 m2, antecedentes de enfermedad hepática, alcoholismo o insuficiencia cardiaca o aquellos que recibirán contraste iodado intra-arterial; seguimiento recomendado.

Hepática: Evitar el uso en pacientes con evidencia clínica o de laboratorio de enfermedad hepática debido al mayor riesgo de acidosis láctica.

La sepsis aumenta el riesgo de acidosis láctica.

La ingesta excesiva de alcohol aguda o crónica puede aumentar el riesgo de acidosis láctica .

La deshidratación aumenta el riesgo de acidosis láctica.

No se recomienda iniciar la metformina en pacientes con una TFG entre 30 a 45 mL/min/1,73 m2; si el eGFR cae por debajo de 45 mL/min/1,73 m2 durante el tratamiento, considere los riesgos y beneficios del uso continuado e interrumpir si el eGFR cae por debajo de 30 mL/min/1,73 m2; seguimiento recomendado.

Poblaciones especiales: Los pacientes ancianos, especialmente los de 80 años de edad y mayores, corren mayor riesgo de acidosis láctica debido a la disminución de la función renal; seguimiento recomendado.

Se recomienda precaución en pacientes sometidos a cirugía debido al mayor riesgo de acidosis láctica; suspender la terapia durante el periodo perioperatorio.

Pacientes pediátricos: El diagnóstico de Diabetes Mellitus tipo 2 debe confirmarse antes de iniciar el tratamiento con Metformina.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Se recomienda su administración, disuelta en 30 ml de agua.

Adultos: La dosis diaria y la forma de administración se recomendarán por el médico tratante, dependiendo del estado metabólico del paciente. Los esquemas de dosificación usuales consideran como dosis inicial 500 mg dos veces al día administrados con los alimentos.

Cuando se utiliza la tableta de 500 mg, la dosis puede ser ajustada con intervalos de una semana, de acuerdo al efecto sobre la glucemia.

La dosis máxima recomendada de metformina es de 3,000 mg al día.

En pacientes ancianos la dosis de metformina debe ajustarse basándose en la función renal.

Niños: La dosis inicial recomendada de metformina para niños de 10 a 16 años, es 500 mg dos veces al día, administrados con los alimentos. La dosis se puede aumentar cada semana en 500 mg.

La dosificación máxima recomendada es de 2,000 mg/día, en 2 a 3 dosis divididas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Existen reportes escasos de sobredosis con metformina. La manifestación importante corresponde a la acidosis láctica.

El método más efectivo para la eliminación de metformina y lactato es la hemodiálisis.

En casos de sobredosificación se recomienda lavado gástrico y medidas de apoyo de acuerdo con la sintomatología.

PRESENTACIONES: Caja con frasco con 30 o 60 tabletas.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 25°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se use en menores de 10 años. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos. Prohibida la venta fraccionada del producto.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y farmacovigilancia@medix.com.mx

PRODUCTOS MEDIX, S.A. de C.V.

Calzada del Hueso No. 39 y 45

Col. Ex-Ejido de Santa Úrsula Coapa

C.P. 04650, Alcaldía Coyoacán

Ciudad de México, México

Reg. Núm. 236M2018 SSA IV

183300415Z0282

®Marca registrada