Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
HEMTRIXIL Tabletas
Marca

HEMTRIXIL

Sustancias

PAROXETINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Clorhidrato de paroxetina equivalente a 20 y 30 mg de paroxetina

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Antidepresivo, inhibidor selectivo de la recaptura de serotonina (SHT). Está indicado en:

• El tratamiento de la depresión de diversos tipos, incluyendo la depresión reactiva y grave, y la depresión acompañada por ansiedad.

• Tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo, así como de la prevención de sus recaídas.

• Tratamiento del trastorno de pánico con o sin agorafobia, así como prevención de sus recaídas.

• Tratamiento de fobia social o trastorno de ansiedad social.

• Tratamiento del trastorno de estrés postraumático.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS: Paroxetina es un antidepresivo, que refuerza la actividad serotoninérgica (5-HT) en el sistema nervioso central, considerándole un potente y selectivo inhibidor de la recaptación de la serotonina (ISRS) para el tratamiento de la depresión, trastorno obsesivo compulsivo y trastorno del pánico.

Paroxetina inhibe selectivamente la recaptura de serotonina (5-HT) por interacción competitiva en el transporte activo de la membrana neuronal, aumentando la concentración de serotonina en el espacio sináptico, facilitando así la transmisión serotoninérgica.

La dosificación matutina en pacientes deprimidos no produce sedación durante el día y se asocia con una mejoría en la calidad del sueño. La paroxetina induce midriasis en dosis única o repetida, aunque esto no tiene una traducción clínica significativa como ocurre con los antidepresivos tri y tetracíclicos, como la imipramina, clorimipramina, amitriptilina, desipramina, etcétera, que producen en el paciente visión borrosa.

Paroxetina se absorbe bien en el tracto gastrointestinal y se somete a un metabolismo de primer paso que es parcialmente saturable. En forma consistente con su carácter de amina lipofílica, paroxetina se distribuye extensamente en los tejidos. Por los datos farmacocinéticos intravenosos, se deducen volúmenes de distribución de 10 a 20 veces más del volumen corporal total. En concentraciones terapéuticas, aproximadamente 95% de paroxetina presente en el plasma se une a las proteínas plasmáticas.

Paroxetina se elimina casi por completo a través del metabolismo (98%), en trayectorias que involucran la oxidación, la metilación y la conjugación. La vida media de eliminación es variable, pero generalmente oscila alrededor de 24 horas. Los niveles sistémicos estables se obtienen al cabo de 7-14 días del inicio del tratamiento y la farmacocinética no se modifica durante tratamientos prolongados. Por lo tanto, no se puede determinar en definitiva la biodisponibilidad absoluta, y parece no cambiar en relación a la intensidad de la dosis o a las condiciones de dieta bajo las cuales se administra paroxetina.

Farmacodinamia: La actividad antidepresiva de paroxetina y su eficacia en el tratamiento del desorden compulsivo obsesivo y desorden de pánico se presume que están relacionadas con la potenciación de la actividad serotonérgica en el sistema nervioso central resultante de la inhibición de recaptación de serotonina (5 hidroxitriptamina, 5-HT). Los estudios a dosis clínicamente importantes en humano han demostrado que la paroxetina bloquea la recaptación de serotonina en las plaquetas humanas. Los resultados in vitro en animales también sugieren que la paroxetina es un potente y altamente selectivo inhibidor de la recaptación de serotonina neuronal y tiene solamente efectos muy débiles sobre la captación neuronal de radioligandos y dopamina. Los estudios de unión de radioligandos in vitro indican que la paroxetina tiene poca afinidad por los receptores muscarínicos alfa 1, alfa 2, beta-adrenérgicos, dopamina (D2), 5-HT1, 5-HT2 y de la histamina (H1); el antagonismo de los receptores muscarínicos, histaminérgicos y alfa1-adrenérgicos ha estado asociado con varios efectos anticolinérgicos, sedantes y cardiovasculares para otras drogas psicotrópicas.

Dado a que las potencias relativas de los principales metabolitos de la paroxetina son como máximo 1/50 respecto al compuesto madre, son esencialmente inactivos.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad conocida a la paroxetina y en menores de 18 años. No debe ser usado con otros antidepresivos ni en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) o dentro de las 2 semanas de terminado el tratamiento con un IMAO.

No debe ser usado en combinación con tioridazina.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Debido a que los estudios de reproducción en animales no siempre anticipan la respuesta en humanos, y que no han demostrado ningún efecto teratogénico o embriotóxico selectivo, el medicamento debe ser utilizado durante el embarazo solamente si el beneficio potencial justifica el posible riesgo para el feto.

Por otra parte, la paroxetina es segregada en la leche humana y debe tenerse precaución cuando se administra a una mujer en periodo de lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Los efectos adversos de paroxetina más comunes son: náusea, somnolencia, sudoración, temblor, astenia, sequedad de boca, insomnio y disfunción sexual (incluyendo impotencia y trastornos en la eyaculación), vértigo, constipación, diarrea y disminución del apetito.

Además, con base en el uso clínico de paroxetina, se tienen las siguientes reacciones reportadas:

Sistema nervioso: Alucinaciones, hiponomía e inquietud. Y raramente, distonía orofacial, trastornos del movimiento subyacentes, convulsiones, síndrome neuroléptico maligno.

Aparato digestivo: Vómito y elevación de las enzimas hepáticas. Muy raramente se han reportado eventos hepáticos (como hepatitis, algunas veces asociada con ictericia y/o insuficiencia hepática).

Cardiovascular: Cambios transitorios en la presión sanguínea. La taquicardia se ha reportado raramente.

Hematológico: se presenta muy raramente sangrado anormal; principalmente en la piel y en las membranas mucosas, trombocitopenia.

Piel y anexos: Raramente hay reacciones alérgicas y de fotosensibilidad.

Metabólico/endocrino: Hiponatremia en ancianos y síntomas sugestivos de hiperprolactinemia/galactorrea.

Otros: Glaucoma agudo, visión borrosa, retención urinaria, edema periférico y reacciones maniacas.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Con base en los estudios en animales, no se presentó evidencia de efectos carcinogénicos, mutagénicos ni teratogénicos, así como de los efectos genotóxicos. Con dosis altas en ratas machos se ha observado un efecto sobre la fertilidad, pero los datos no son extrapolables a los humanos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Triptófano: Al igual que con otros inhibidores de la recaptación de serotonina, puede ocurrir una interacción entre paroxetina y tirptófano cuando son coadministrados.

Warfarina: Los datos preliminares sugieren que puede haber una interacción farmacodinámica entre paroxetina y warfarina. Dado que hay poca experiencia, la administración concomitante de paroxetina y warfarina debe ser llevada a cabo con precaución.

Sumatriptán: Ha habido pocos informes post-comercialización sobre pacientes con debilidad, hiper-reflexia, e incoordinación después del uso de un inhibidor de la recaptación de serotonina y sumatriptán. Si el tratamiento concomitante con sumatriptán y un inhibidor de la recaptación de serotonina estuviera clínicamente indicado, se aconseja la adecuada observación del paciente

Fármacos metabolizados por el citocromo P-450IID6: El uso concomitante de paroxetina con otros fármacos metabolizados por el citocromo P-450IID6 no ha sido formalmente estudiado, pero puede requerir dosis menores que las usualmente prescritas para paroxetina o el otro fármaco. Por lo tanto, la co-administración de paroxetina con otros fármacos que son metabolizados por esta isozima, incluyendo ciertos antidepresivos, fenotiazinas y antiarrítmicos tipo 1C o que inhiben esta enzima, debe ser realizada con precaución.

Fármacos altamente unidos a las proteínas del plasma: Dado a que la paroxetina se une altamente a las proteínas del plasma, su administración a un paciente que toma cualquier otro fármaco que esté altamente unido a las proteínas puede producir un aumento de las concentraciones libre del otro fármaco, resultando potencialmente efectos colaterales.

Alcohol: Aunque la paroxetina no aumenta el deterioro de la agudeza mental o motriz causado por el alcohol, los pacientes no deben consumir alcohol mientras toman paroxetina.

Litio: Se ha demostrado que no hay interacción entre la paroxetina y el carbonato de litio. No obstante, dado que se dispone de poca experiencia, la administración debe llevarse acabo con precaución.

Digoxina: La farmacocinética estable de paroxetina no fue alterada cuando es administrada con digoxina en estado estable.

Diazepam: Bajo condiciones de estabilidad, diazepam no parece afectar la cinética de paroxetina.

Prociclidina: Puede incrementar significativamente los niveles plasmáticos de prociclidina. La dosis de prociclidina deberá ser reducida si aparecen efectos anticolinérgicos.

Alimentos/antiácidos: La absorción y la farmacocinética de paroxetina no son afectados por alimentos o antiácidos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: A la fecha, no se ha descrito ninguna alteración en pruebas de laboratorio con la administración de paroxetina.

PRECAUCIONES GENERALES: Como en todos los fármacos psicoactivos, se recomienda controlar con precaución el tratamiento de pacientes con patologías cardíacas.

• Al igual que con el resto de los antidepresivos, la paroxetina debe ser cuidadosamente utilizada en pacientes con antecedentes de manía.

• Debe tenerse cuidado en pacientes con antecedentes de convulsiones. Así como debe ser discontinuada en cualquier paciente que desarrolle convulsiones.

• Durante la etapa inicial con el medicamento, se debe realizar una estrecha supervisión de los pacientes con alto riesgo. Las prescripciones de paroxetina deben ser realizadas por escrito por la menor cantidad posible de tabletas para el buen tratamiento de los pacientes, para reducir el riesgo de sobredosis.

• No se administre paroxetina en individuos que toman diuréticos o con depleción de volumen.

• Como con otros antidepresivos, paroxetina se debe utilizar con precaución en pacientes con epilepsia.

• Como con otros inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), la paroxetina infrecuentemente causó midriasis, y debe ser usado con precaución en pacientes con glaucoma de ángulo estrecho.

• No existen suficientes pruebas clínicas sobre la administración de paroxetina en forma conjunta con una terapia electroconvulsiva.

• Se recomienda administrar el medicamento con precaución en los pacientes que están recibiendo anticoagulantes orales.

• Como con otros inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), la paroxetina debe ser usada con precaución en pacientes que reciben concomitantemente fármacos serotoninérgicos y/o neurolépticos, ya que se han reportado casos de síndrome neuroléptico maligno con esta combinación.

• Algunos pacientes pueden experimentar síntomas al suspender el tratamiento con paroxetina, en particular si el medicamento se suspende de manera abrupta. Es por esto que se aconseja disminuir la dosis gradualmente cuando se vaya a suspender el tratamiento.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Se recomienda tomar paroxetina una vez al día por las mañanas y con alimentos. Las tabletas deberán ser tragadas y no masticadas.

Depresión: Paroxetina debe ser administrada como una sola dosis diaria, usualmente por la mañana. La dosis inicial recomendada es de 20 mg diarios. Habitualmente la dosis de medicamento es igual a la dosis de inicio (20 mg) para la mayoría de los pacientes. En casos necesarios puede aumentarse gradualmente con incrementos de 10 mg hasta un máximo de 50 mg diarios.

Desorden obsesivo-compulsivo: La dosis recomendada es de 40 mg diarios. Los pacientes deben comenzar con 20 mg diarios y la dosis puede aumentarse a 10 mg semanalmente. La dosis máxima no debe exceder los 60 mg diarios.

Desorden de pánico: La dosis recomendada es de 40 mg diarios. Los pacientes deben comenzar con 10 mg diarios y puede aumentar 10 mg semanalmente. La dosis máxima no debe exceder los 60 mg diarios.

Fobia social/trastorno de ansiedad social: La dosis recomendada es de 20 mg diarios. En los pacientes que no respondan a 20 mg puede aumentar la dosis con incrementos de 10 mg, hasta un máximo de 50 mg por día. Los cambios de dosis deberán realizarse a intervalos de por lo menos 1 semana.

Trastorno de ansiedad generalizada: La dosis recomendada es de 20 mg diarios. En algunos pacientes que no respondan a 20 mg se puede aumentar la dosis con incrementos de 10 mg, hasta un máximo de 50 mg por día, de acuerdo con la respuesta del paciente.

Trastorno de estrés postraumático: La dosis recomendada es de 20 mg diarios. En algunos pacientes que no respondan a 20 mg se puede aumentar la dosis con incrementos de 10 mg, hasta un máximo de 50 mg por día, de acuerdo con la respuesta del paciente.

Pacientes ancianos o debilitados con insuficiencia renal o hepática severa: Deben transcurrir como mínimo 14 días entre la discontinuación de un IMAO hasta el inicio de la terapia con paroxetina. De igual forma, deben transcurrir como mínimo 14 días después de interrumpir la terapia con paroxetina antes de iniciar el tratamiento con un IMAO. La dosificación debe comenzar como se establece la dosis del adulto y puede aumentarse con incrementos de 10 mg semanalmente hasta un máximo de 40 mg al día de acuerdo con la respuesta del paciente.

Niños: No se recomienda su uso, ya que la seguridad y eficacia no se ha establecido en esta población.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Se han informado casos de sobredosis con paroxetina y en combinación con otros fármacos. Los signos y síntomas incluyen náuseas, vómitos, sedación, vahídos, transpiración y rubor facial. En caso de que se presente una sobredosis, asegurar una adecuada oxigenación y ventilación.

Deberá realizarse evacuación gástrica por inducción de emesis o lavaje o ambos. Si el caso lo requiere después de la evacuación, administrar carbón activado cada 4 a 6 horas durante las primeras 24 a 48 horas posteriores a la ingestión. Debe tomarse un ECG y controlar el funcionamiento cardiaco si hay evidencia de anormalidad. Se indica realizar cuidado de soporte con frecuencia de control y observación cuidadosa de los signos vitales.

PRESENTACIONES: Cajas con 10, 20 ó 30 tabletas de 20 y 30 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Dosis: la que el médico señale.
Su venta requiere receta médica.
No se deje al alcance de los niños.
No se administre a menores de 18 años.
El uso en el embarazo y durante la lactancia
queda bajo responsabilidad del médico.
Consérvese a temperatura ambiente
a no más de 30°C y en lugar seco.
Literatura exclusiva para médicos.

LABORATORIOS VANQUISH, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 327M2007, SSA IV

JEAR-07330021830273/R2007