Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
FUCANDYL Cápsulas
Marca

FUCANDYL

Sustancias

FLUCONAZOL

Forma Famacéutica y Formulación

Cápsulas

Presentación

1 Caja,1 Cápsulas,150 mg

1 Caja,10 Cápsulas,100 mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada CÁPSULA contiene:

Fluconazol 100 y 150 mg

Excipiente, c.b.p. 1 cápsula.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Antimicótico: Está indicado en el tratamiento de las siguientes micosis: tiña pedis, corporis, cruris, versicolor. Candidiasis de las mucosas vaginal, aguda o recurrente y sistémica. Criptococosis, incluyendo la localizada en meninges.

Puede utilizarse como terapia de mantenimiento para prevenir la recaída de enfermedades por criptococo en pacientes con SIDA o como profilaxis de las infecciones por hongos en pacientes con tumores malignos que estén predispuestos a tales infecciones como resultado del tratamiento citotóxico o por radioterapia. Puede tratarse pacientes normales o inmunocomprometidos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Fluconazol pertenece a un nuevo grupo de antimicóticos: los triazoles que inhiben la síntesis de los esteroles en los hongos. Las propiedades farmacocinéticas de fluconazol son similares después de su administración por vía intravenosa y oral.

Una vez administrado por vía oral, la absorción de fluconazol no se ve alterada por los alimentos y su biodisponibilidad es mayor a 90%.

Las concentraciones plasmáticas máximas en ayunas se logran entre 30 a 90 minutos con una vida media plasmática de eliminación de 30 horas siendo las concentraciones proporcionales a la dosis.

90% de los niveles séricos estables se alcanzan alrededor de 4 o 5 días de su administración diaria. Su unión a proteínas es de 11 a 12%.

Fluconazol penetra adecuadamente a todos los líquidos del organismo logrando concentraciones en saliva y esputo similares a las plasmáticas; en líquido cefalorraquídeo logra concentraciones de 80% a las correspondientes en el plasma. Fluconazol alcanza concentraciones superiores a las séricas en estrato córneo, piel y glándulas sudoríparas. La principal vía de eliminación es renal, recuperándose aproximadamente 80% de la dosis administrada como droga sin cambio, siendo la depuración de fluconazol proporcional a la depuración de creatinina.

La prolongada vida media de eliminación plasmática da la base para el tratamiento con dosis única de la candidiasis vaginal y dosis única diaria para todas las otras indicaciones.

CONTRAINDICACIONES: Fluconazol no deberá administrarse en pacientes con hipersensibilidad al fluconazol o a otros azoles y en enfermedades avanzadas del hígado.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No se han realizado estudios adecuados con fluconazol durante el embarazo. Por lo tanto, no se recomienda su uso a menos que los beneficios superen con claridad los riesgos potenciales. Debido a que se han encontrado concentraciones de fluconazol en la leche materna similares a las plasmáticas, no se recomienda su uso durante la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Como todas las sustancias activas también este medicamento puede tener en muchas personas efectos desagradables. En general el fluconazol se tolera bien; sin embargo, se han denunciado los siguientes efectos secundarios:

Tracto gastrointestinal: Náuseas, dolores de vientre, diarrea, meteorismo.

Sistema nervioso central: Dolores de cabeza; posibles pero sin relación certificada, mareos y espasmos.

Piel: Se han observado exantemas, incluyendo erupciones difusas, acompañadas de alteraciones del cuadro hemático y prurito hasta en 5% de los pacientes con SIDA que tomaron fluconazol. Los pacientes con SIDA tienen tendencia a reaccionar a numerosos medicamentos con reacciones cutáneas graves. Un pequeño número de pacientes con SIDA ha desarrollado con el fluconazol este tipo de reacciones (Stevens-Johnson y el síndrome de Lyell).

En caso de reacciones cutáneas graves, que puedan guardar una relación con el fluconazol, hay que interrumpir el tratamiento. En caso de que en pacientes de micosis sistémica (interna) se presentara una erupción, se requiere una vigilancia concentrada, y suspender el fluconazol en caso de llegar a alteraciones vesiculiformes de la piel o a un eritema exudativo multiforme (exantema grave, eventualmente también de las mucosas). También se ha observado caída del cabello, pero no está asegurada una relación causal con la terapia.

Inmunorreacciones: Algunas veces se ha descrito, como con otros azoles una reacción de hipersensibilidad. Son posibles reacciones alérgicas cruzadas con otros antimicolíticos de azol.

Hígado, riñón y sangre: En algunos pacientes, especialmente en aquellos que padecen de enfermedades principales graves como SIDA o carcinomas, se han observado durante el tratamiento con fluconazol y preparados comparables, valores renales y hepáticos patológicos, así como alteraciones del cuadro hemático, aunque su importancia clínica y relación con el tratamiento con fluconazol son inciertos.

Metabolismo: Se ha observado elevación del colesterol y de los triglicéridos, así como hipocaliemia, pero no está asegurada la relación causal con la terapia.

Estas son las reacciones adversas más comunes; sin embargo, por la variación individual pueden presentarse algunas diferentes a las que se mencionan, por lo que el médico deberá tomar las medidas adecuadas.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Mutagénesis: Las pruebas de mutagénesis para fluconazol (con y sin activación metabólica) en cuatro cepas de Salmonella typhimurium y en el sistema linfoma L5178Y de ratón fueron negativos. Estudios citogenéticos in vivo e in vitro no mostraron evidencia de mutación genética.

Carcinogénesis: Estudios en ratas y ratones tratados con una dosis oral de 2.5 a 10 mg/kg de peso corporal por día (2 a 7 veces la dosis humana recomendada) por 24 meses no mostraron potencial carcinogénico. Ratas hembras tratadas con 5 a 1 0 mg/kg por día tuvieron un incremento en la incidencia de adenomas hepatocelulares.

Teratogénesis: Se ha reportado que tres infantes han exhibido anormalidades congénitas después de haber administrado fluconazol en el primer trimestre del embarazo.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Todos los medicamentos pueden influirse recíprocamente en sus efectos. Para evitar posibles efectos recíprocos entre los diferentes medicamentos el médico deberá estar siempre enterado de los medicamentos que toma el paciente.

Anticoagulantes (acenocumarol, warfarina): Hay estudios en los que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de anticoagulante, con potenciación de su acción y/o toxicidad (riesgo de hemorragia), por posible inhibición de su metabolismo hepático.

Anfotericina B: Hay estudios en los que se ha registrado inhibición del efecto de anfotericina, por antagonismo de sus acciones. No se conoce el mecanismo.

Anticonceptivos orales: Especialmente si se emplean tomas múltiples, puede influir sobre la eficacia.

Antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, nortriptilina): Hay estudios en los que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos del antidepresivo, con potenciación de su toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.

Antidiabéticos (clorpropamida, glipizida, glibenclamida, tolbutamida): Hay estudios en los que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos del antidiabético, con potenciación de su acción y/o toxicidad (riesgo de hipoglucemia), por posible inhibición de su metabolismo hepático.

Terfenadina: Fluconazol inhibe la isoenzima 3A4 del citocromo P-450, lo que puede incrementar los niveles séricos de astemizol y, por lo tanto, el riesgo de arritmias potencialmente mortales, por lo que está contraindicado su uso concomitante.

Benzodiazepinas (midazolam, triazolam): Hay estudios en los que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de la benzodiazepina, con riesgo de sedación excesiva u otros síntomas de toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.

Celecoxib: Hay algún estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de celecoxib, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático, por lo que puede ser necesario reducir la dosis del antiinflamatorio a la mitad.

Ciclosporina: Hay algún estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles de creatinina, con potenciación de la nefrotoxicidad, por inhibición del metabolismo hepático de ciclosporina.

Cisaprida: Han sido descritas alteraciones cardiológicas entre las que se incluye torsade de pointes. Uso contraindicado.

Fenitoína: Hay un estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de fenitoína, con potenciación de su toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.

Hidroclorotiazida: La coadministración de múltiples dosis de hidroclorotiazida a voluntarios sanos que estaban recibiendo fluconazol incrementó las concentraciones plasmáticas de fluconazol hasta 40%. Se aconseja vigilancia clínica.

Losartán: Hay algún estudio en el que se ha registrado posible acumulación orgánica de losartán, con riesgo de efectos adversos, debido a una inhibición de su metabolismo hepático.

Rifampicina: Hay estudios en los que se ha registrado disminución de los niveles plasmáticos de fluconazol, con posible inhibición de su efecto, por inducción de su metabolismo hepático. Debe considerarse aumentar la dosis de fluconazol.

Tacrolimo: Hay algún estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de tacrolimo, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.

Teofilina: Hay algún estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de teofilina, por posible inhibición de su metabolismo hepático.

Terfenadina: Se han observado disritmias cardiacas graves secundarias a la prolongación del intervalo QTc en pacientes que estaban recibiendo antifúngicos azólicos (incluyendo fluconazol) al mismo tiempo que terfenadina. El uso combinado de fluconazol a dosis de 400 mg o superiores conjuntamente con terfenadina está contraindicado. La administración concomitante de terfenadina y fluconazol a dosis inferiores a 400 mg al día debe hacerse bajo control clínico.

Zidovudina: Hay algún estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmáticos de zidovudina, con posible potenciación de su acción y/o toxicidad, por inhibición de su metabolismo hepático.

El fluconazol puede interferir con las determinaciones analíticas séricas de bilirrubina, fosfatasa alcalina, g glutamil transpeptidasa, testosterona y transaminasas.

Los sujetos que reciben más de 400 mg/día o los hiperazoémicos que han demostrado incremento en los valores hemáticos de fluconazol pueden sufrir interacciones medicamentosas no observadas antes.

La rimfampicina disminuye 25% en promedio el AUC del fluconazol, una cantidad que por lo común no sería importante. Los fármacos que disminuyen la acidez gástrica no aminoran en grado significativo los valores plasmáticos de fluconazol.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: En algunos pacientes, particularmente en aquellos que presentan enfermedades graves subyacentes como cáncer o SIDA, se han observado, durante el tratamiento con fluconazol y fármacos similares, alteraciones en los resultados de las pruebas de función renal y hematológica y anomalías hepáticas (incremento en los valores de fosfatasa alcalina, hiperbilirrubinemia, incremento en los valores de transaminasas), aunque su significado clínico y su relación con el fármaco es dudosa.

En caso de toxicidad hemática intensa, exantema o elevaciones marcadas en las pruebas analíticas funcionales hepáticas, deberá suspenderse el tratamiento, lo que es preciso en 2 a 3% de los pacientes.

PRECAUCIONES GENERALES: La dosis diaria y la duración del tratamiento con fluconazol deberá individualizarse de acuerdo con la severidad y sitio de infección, así como al estado general del paciente.

El tratamiento con fluconazol debe continuarse hasta que los parámetros clínicos y de laboratorio demuestren que ha cedido la infección. Los pacientes que cursan con sida con meningitis por criptococos al igual que los que presentan candidiasis orofaríngea recurrente, generalmente requieren regímenes de mantenimiento para evitar los cuadros de repetición.

La profilaxis debe anticiparse varios días antes de que se inicie la neutropenia en los pacientes que se someten a trasplante de médula ósea que cursen con neutropenia severa y se debe continuar el tratamiento cuando menos por 7 días o hasta que los recuentos de neutrófilos se encuentren por arriba de 100 células/mm3. Durante el tratamiento con fluconazol se deberán realizar determinaciones frecuentes de nitrógeno ureico sanguíneo, creatinina sérica y pruebas de funcionamiento hepático.

Fluconazol debe ser administrado a una velocidad máxima de 200 mg por hora mediante infusión continua.

Pueden presentarse en raras ocasiones lesiones dérmicas exfoliativas sobre todo en pacientes con SIDA.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

La dosis diaria deberá basarse en la naturaleza y severidad de la infección micótica.

La mayoría de los casos de candidiasis vaginal responden a una terapéutica de una sola dosis.

Para aquellas infecciones que requieren dosis múltiples el tratamiento deberá continuarse hasta que los parámetros clínicos o los exámenes de laboratorio indiquen que la infección micótica ha sido controlada.

Un periodo de tratamiento inadecuado puede causar recurrencia de la infección activa.

Los pacientes con SIDA y meningitis por criptococo así como aquéllos con candidiasis orofaríngea recurrente habitualmente requieren una terapéutica de mantenimiento para prevenir recaídas.

Meningitis e infecciones por criptococo en otros sitios: La dosis habitual es de 300 mg en el primer día seguido de 150 mg a 300 mg una vez al día.

La duración del tratamiento dependerá de la respuesta clínica y microbiológica pero generalmente para la meningitis por criptococo es de cuando menos 6 a 8 semanas.

Para prevención de recaída de la meningitis por criptococo en pacientes con SIDA después que el paciente ha recibido el tratamiento primario completo. Puede administrarse en forma indefinida en dosis diaria de 150 mg.

Candidemia candidiasis diseminada y otras infecciones invasoras por Candida: La dosis habitual es 300 mg en el primer día seguida por 150 mg diarios.

Dependiendo de la respuesta clínica la dosis puede aumentarse a 300 mg diarios. La duración del tratamiento se basa en la respuesta clínica.

Candidiasis orofaríngea: La dosis indicada es de 150 mg una vez al día por 7 días.

Si es necesario el tratamiento puede continuarse por periodos mayores en pacientes con compromiso severo de la función inmune.

Candidiasis oral atrófica asociada con placas dentales: La dosis habitual es 150 mg una vez al día por 7 días administradas en forma concomitante con medidas antisépticas específicas para la placa dental.

Para otras infecciones de las mucosas por Candida (excepto la candidiasis vaginal) por ejemplo esofagitis, enfermedad broncopulmonar no invasiva, candiduria, candidiasis mucocutánea, etcétera, la dosis recomendada es de 150 mg diarios administrados por 14 a 21 días.

Tratamiento de la candidiasis vaginal: Debe administrarse fluconazol en dosis de 150 mg como dosis única por vía oral.

Infecciones dérmicas incluyendo Tinea pedis, Tinea corporis, Tinea cruris e infecciones por Candida: La dosis recomendada es de 150 mg en una sola dosis semanal.

Normalmente la duración del tratamiento es de dos a cuatro semanas aunque Tinea pedis puede requerir hasta seis semanas.

En niños: No se recomienda su uso en niños menores de 16 años.

Pacientes con insuficiencia renal: No es necesario hacer ajustes en el tratamiento de dosis única.

En el tratamiento con dosis múltiples pacientes con insuficiencia renal deberán darse las dosis normales en los días 1 y 2 de tratamiento y posteriormente el intervalo de la dosis deberá modificarse de acuerdo con la depuración de creatinina.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No existen reportes de sobredosis con fluconazol.

En caso de que ocurra una sobredosificación puede ser adecuado el tratamiento sintomático (con medidas de soporte y lavado gástrico si es necesario).

Se excreta principalmente en la orina probablemente una diuresis forzada aumentará la velocidad de eliminación.

Una sesión de hemodiálisis con duración de 3 horas disminuye los niveles plasmáticos en aproximadamente 50%.

PRESENTACIONES:

Caja con 1 cápsula de 150 mg.

Caja con 10 cápsulas de 100 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente, a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo y la lactancia.

WERMAR PHARMACEUTICALS, S. A. de C. V.

Enrique Martinez González Núm. 200

Col. Santa Ma. la Ribera

06400 México, D. F.

Reg. Núm. 134M2008, SSA IV

EEAR-07330060101560/R2008