Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

FOLIVITAL

Sustancias

FÓLICO, ÁCIDO

Forma Famacéutica y Formulación

Tableta

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Ácido fólico 0.4 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: FOLIVITAL* se recomienda a toda mujer en edad reproductiva para prevenir alteraciones en la formación del tubo neural (espina bífida, anencefalia, encefalocele), así como preventivo de los defectos craneo­faciales (labio y paladar hendido).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El ácido fólico se absorbe rápidamente del tracto gastrointestinal en la parte proximal del intestino delgado. Hay una pequeña absorción en la parte distal del yeyuno y prácticamente ninguna en el íleon distal.

La absorción requiere el transporte y la acción de una pteroil-g-glutamil carboxipeptidasa asociada a las membranas de las células mucosas. La mucosa del duodeno y de la parte superior del yeyuno son ricas en dihidrofolato reductasa y capaces de metilar casi todo el folato reducido absorbido (véase Metabolismo).

La biodisponibilidad vía oral o inyectable varía de 49.3 a 96.7%.

La Cmáx. y Tmáx. varían con relación a la dosis administrada. La administración de 5 mg vía oral durante 9 días produjo Cmáx. promedio de 243 ± 33 ng/ml a Tmáx. de 2.24 horas. Otros reportes sitúan el tiempo para alcanzar la máxima concentración (Tmáx.) entre 60 y 90 minutos.

Una vez absorbido, el folato es rápidamente distribuido a los tejidos como metiltetrahidrofolato, unido a las proteínas plasmáticas. Se distribuye a todos los tejidos del cuerpo y principal­mente a hígado (50%) y se almacena en las células como poliglutamatos. El principal sitio de almacenamiento es el hígado y se concentra también activamente en sistema nervioso central. El folato tiene circulación enterohepática. El folato se distribuye en la leche materna.

El ácido fólico administrado terapéuticamente ingresa en gran cantidad y sin cambio a la circulación porta, debido a que es un sustrato pobre para la reducción por la dihidrofolato reductasa. Es convertido a su forma metabólicamente activa 5-metiltetrahidrofolato en el plasma y sobre todo en el hígado. El folato (forma natural) tiene un metabolismo de primer paso desde la barrera intestinal, mientras que la forma sintética (ácido fólico) lo tiene principalmente en el hígado.

Los metabolitos del folato son eliminados a través de la orina y el exceso de folato que se encuentra en el organismo es excretado sin cambio en la orina.

El folato se elimina a través de la leche materna en canti­dad suficiente para cubrir los requerimientos del lactante.

Durante el embarazo y la lactancia alrededor de 50 ng/día de ácido fólico se excreta en leche materna. La administración de 0.8 a 1 mg/día de ácido fólico produjo excreción total de folatos que en la leche en el rango de 16 a 210 ng/ml (promedio 78.9 ng/ml).

El ácido fólico libre medido se encontró entre 6 y 146 ng/ml (promedio 45.6 ng/ml). La excreción por vía biliar después de administrar ácido ­fólico por vía oral se encuentra en el rango de 15 a 400 ng/ml con la más alta concentración a los 120 minutos de ser administrado (hay circulación enterohepática).

El ácido fólico es removido por diálisis y hemodiálisis; sin embargo, se considera que no es necesaria la administración suplementaria si está garantizada una buena nutrición.

El ácido fólico es un miembro de la vitamina B, cuyo mecanismo de acción consiste en su intervención en varios procesos metabólicos, incluyendo la síntesis de purinas y pirimidinas; favorece la síntesis de ADN e inter­viene en algunos procesos de conversión de amino­ácidos.

Después de ser absorbido, el ácido fólico es reducido a ácido tetrahidrofólico, el cual actúa como aceptor de unidades de un carbón. Cada una de ellas es destinada a una posición ­diferente para constituir coenzimas que juegan un papel es­pe­cí­fico en el metabolismo intracelular, por ejemplo de con­versión de homocisteína a metionina; conversión de serina a glicina; síntesis de timidilato, metabolismo de la histidina y síntesis de purinas.

El metiltetrahidrofolato es un donador de metilo en la con­versión de homocisteína a metionina. Esta reacción requiere vitamina B12 como cofactor. Existen personas con una sustitución de alanina a ­valina en el gene, originada por la 5,10-metilenotetrahidrofolato reductasa que produce elevadas cantidades de homo­cisteína y condiciona un alto riesgo de enfermedad coro­naria y alteraciones del cierre del tubo neural.

Se desconoce el mecanismo exacto por el cual el ácido fólico previene el cierre neural defectuoso, pero se considera que el ácido fólico corrige el metabolismo anormal de la homo­­cisteína, ya que se ha observado en estos pacientes un código genético defectuoso por la enzima 5,10-metileno­te­trahidrofolato reductasa que incrementa la homo­cis­teína. Sus altas concentraciones se han relacionado con efecto teratógeno (alteraciones del septum ventricular, cierre defectuoso del tubo neural).

La deficiencia de ácido fólico puede producir anemia megaloblástica desarrollada cuando la ingesta dietética es inadecuada (malnutrición), cuando hay malabsorción (esprue), mayor utilización (embarazo, anemia hemolítica), incremento en la pérdida (hemodiálisis) o como resultado de la administración de antagonistas de folato (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

CONTRAINDICACIONES:

Anemia perniciosa y megaloblástica causadas por deficiencia de vitamina B12.

Hipersensibilidad al ácido fólico.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Ninguna a la dosis de 0.4 a 5 mg/día.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Efectos en sistema nervioso central: En pocos casos, la administración de ácido fólico a dosis de 5 mg tres veces al día produjo alteraciones del sueño, sueños realistas, irritabilidad, excitabilidad e hiperactividad, los cuales generalmente desaparecen o mejoran rápidamente al suspender el medicamento. En raras ocasiones puede requerir hasta 3 semanas para obtenerse la total recuperación.

Se ha reportado esporádicamente empeoramiento de cuadros psicóticos o convulsiones.

Efectos gastrointestinales: Después de la administración de 5 mg/tres veces al día se han presentado náuseas distensión abdominal, flatulencia, mal sabor de boca o sabor ­amargo.

Efectos dermatológicos: Se ha observado rash como resultado de reacciones de tipo alérgico y se manifiesta por la presencia de eritema, prurito y/o urticaria. Los síntomas ceden en pocos días al suspender el trata­miento.

Otros: En voluntarios sanos que recibieron entre 400 y 500 µg/kg/día de ácido fólico, se observó depleción de zinc probablemente por interferencia con la absorción de zinc.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se han observado efectos teratológicos ni se han reportado alteraciones de tipo mutagénico, carcinogénico o sobre la fertilidad.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Producen disminución de los folatos: Los estados carenciales de folato pueden ser producidos por diferentes fármacos en los cuales se incluye antiepilépticos, contraceptivos orales, antifímicos, alcohol y antagonistas del ácido fólico como la aminopterina, metotrexato, pirimetamina, trimetoprim y sulfonamidas.

Ante la necesidad de administrar fármacos como metotrexato o antiepilépticos (fenitoína), es necesario administrar ácido fólico o ácido folínico, con el propósito de prevenir el desarrollo de anemia megaloblástica.

Fenitoína: Se ha reportado que los folatos disminuyen la concentración de fenitoína sérica, lo que puede favorecer que se desencadenen crisis convulsivas. Asimismo, se disminuyen los niveles de folato en 27 a 91% de los casos, sobre todo cuando se usa fenitoína a largo plazo.

Debe ser evitada esta combinación en el embarazo porque la disminución de folatos incrementa el riesgo de ocasionar en el feto alteraciones del tubo neural.

Puede desencadenar anemia megaloblástica, aun cuando ésta parece desarrollarse en terapias a largo plazo y sólo en 1% de los casos.

El colestipol puede disminuir la biodisponibilidad del folato, ya que se une al complejo factor intrínseco/cianocobalamina. Las enzimas pancreáticas pueden interferir con la absorción de folatos.

Los pacientes que tomen pancreatina pueden requerir suplemento de folato.

Se observó depleción de zinc probablemente por interferencia con la absorción de zinc, aunque en otro estudio no se presentó alteración alguna en los niveles plasmáticos del mismo.

Con triamtereno se ocasiona disminución de la utili­zación del folato de la dieta.

El alcohol disminuye la circulación enterohepática y disminuye las concentraciones séricas de folato. Sulfasalazina causa disminución de la absorción de folato.

FOLIVITAL* disminuye la concentración de: Pirimetamina, ya que el ácido fólico puede ocasionar antagonismo farmacodinámico del efecto antiparasitario de la pirimetamina por interferir con la inhibición del ácido dihidrofólico reductasa. Este efecto antagónico no se presenta con ácido folínico.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se han reportado alteraciones en este rubro.

PRECAUCIONES GENERALES: Las dosis elevadas de ácido fólico pueden enmascarar deficiencias de vitamina B12, de manera que puede ocurrir remisión hematológica mientras la sintomatología neurológica tiende a progresar.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

La cantidad de ácido fólico que se recibe a través de la dieta, aun en los países que han adoptado la campaña de enriquecer los alimentos con ácido fólico, generalmente no es suficiente para ejercer su efecto preventivo. Por esta razón y conociendo su baja toxicidad es necesaria la administración suplementaria externa de ácido fólico.

Se recomienda a toda mujer en edad reproductiva, una dosis diaria de 0.4 miligramos (400 µg) para prevenir alteraciones en la formación del tubo neural o defectos craneofaciales.

Las mujeres con antecedentes de haber tenido un producto con alteraciones del tubo neural (espina bífida, mielocele, meningocele), anencefalia, defectos craneofa­ciales (labio y paladar hendido) tienen alto riesgo de tener nuevamente un producto con estas alteraciones.

En esos casos la dosis recomendada de ácido fólico es de 4 mg al día los tres meses previos al embarazo y las primeras doce semanas del mismo.

Dosificación durante la diálisis: Actualmente se considera que la cantidad de ácido fólico que se pierde durante la hemodiálisis es solamente un poco mayor del que se elimina por la orina, y los sitios de almacenamiento de folato no se alteran mayormente, por lo que no se requiere ajustes o suplementos extra de ácido fólico.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Las experiencias y reportes por sobredosificación son muy contadas. Es un fármaco poco tóxico, sin embargo, debe tomarse en cuenta la respuesta idiosincrática.

Un voluntario sano presentó alteraciones del sueño y molestias gastrointestinales por la administración de 15 miligramos/día durante un mes, mientras que otro lo consumió durante 3 años a dosis de 60 mg/día sin presentar ningún efecto tóxico.

Dosis correspondientes a 10 mg al día no han producido ninguna toxicidad aguda o crónica.

PRESENTACIONES:

Frascos de polietileno con 30, 60 o 90 tabletas de 0.4 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se deje al alcance de los niños.

LABORATORIOS SILANES, S. A. de C. V.

Eje 3 Norte No. 200 Esq. Prolongación 6 Norte
Parque Industrial Toluca 2000
Km 52.8 Carretera Toluca-Naucalpan
C.P. 50200, Toluca, Edo. de México

Reg. Núm. 013V/2000, SSA-VI

KVAR-06330022040055/RM2006

*Marca registrada