Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

FLUXUM

Sustancias

PARNAPARINA

Forma Famacéutica y Formulación

Solución inyectable

Presentación

1 Caja,2 Jeringa(s) precargada(s), Solución inyectable,3200 U.I.

1 Caja,2 Jeringa(s) precargada(s), Solución inyectable,4250 U.I.

1 Caja,2 Jeringa(s) precargada(s), Solución inyectable,6400 U.I.

1 Caja,4 Jeringa(s) precargada(s), Solución inyectable,6400 U.I.

1 Caja,6 Jeringa(s) precargada(s), Solución inyectable,3200 U.I.

1 Caja,6 Jeringa(s) precargada(s), Solución inyectable,4250 U.I.

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada jeringa prellenada contiene:

Parnaparina sódica

3,200

ó

4,250

ó

6,400

U.I. aXa

U.I. aXa

U.I. aXa

Vehículo, c.b.p.

0.3 ml

0.4 ml

0.6 ml

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Profilaxis de trombosis venosa profunda (DVT) en cirugía general y ortopédica.

Tratamiento de trastornos venosos de etiología trombótica.

Tratamiento de pacientes con angina inestable.

Profilaxis del infarto del miocardio agudo en pacientes con angina inestable.

FLUXUM® es un antitrombótico y anticoagulante. (Heparina de bajo peso molecular.) FLUXUM® está indicado en la prevención y tratamiento de trastornos tromboembólicos (flebopatías, arteriopatías), así como en procesos obstructivos de los vasos sanguíneos que requieran una rápida y prolongada resolución. Es el profiláctico de elección en pacientes que han de someterse a cirugía general y cirugía ortopédica.

Profiláctico de elección para evitar la coagulación en los circuitos de circulación extracorpórea (hemodiálisis, cirugía cardiovascular). Tratamiento y profilaxis en procedimientos invasivos (colocación de stents, angioplastías y estudios hemodinámicos).

Terapéutico y profiláctico de elección en tromboembolia pulmonar, angiopatía periférica, infarto del miocardio, enfermedad arterial oclusiva, cardiopatía isquémica, enfermedad trombótica cerebral (no hemorrágica).

Tratamiento de las trombosis venosas profundas y superficiales. Tratamiento del proceso tromboembólico originado por insuficiencia venosa periférica asociada a factores de riesgos como: tabaquismo, obesidad, terapia estrogénica en altas dosis (anticonceptivos de sustitución), neoplasias, inmovilización prolongada, traumatismos e infecciones.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

FLUXUM® (parnaparina) es un glucosaminoglucano con bajo peso molecular (peso medio de 4,500 Daltons) obtenido mediante un proceso de fragmentación y purificación usando una heparina original patentada.

Propiedades farmacodinámicas:

Grupo farmacoterapéutico: Heparinas antitrombóticas-ATC código B01AB07.

Mecanismo de acción/efectos farmacodinámicos: FLUXUM® es un producto antitrombótico con actividad rápida y prolongada, y es activo en el tratamiento de enfermedades tromboembólicas. FLUXUM®, al contrario de la heparina, posee la propiedad de mantener su actividad antitrombótica separada de su actividad anticoagulante. De hecho, la proporción entre su actividad antitrombótica, medida por valoración del factor X activado, y su actividad anticoagulante, representada por valores aPTT y TT, es mayor a 4, siempre en comparación con la heparina; esta proporción puede considerarse como un índice terapéutico o de seguridad.

FLUXUM®, al contrario de la heparina, no posee una actividad plaquetaria pro-agregante.

Propiedades farmacocinéticas: En promedio, FLUXUM® exhibe su pico máximo plasmático de la actividad anti-Xa 3 horas después de la administración subcutánea y posee una vida media plasmática de casi 6 horas; la actividad anti-Xa persiste en la sangre alrededor de 20 horas después de una sola inyección; estas características hacen que sea posible una sola dosis diaria.

FLUXUM® es principalmente distribuido en la sangre, donde lleva a cabo su acción y es probable que esté sujeto al fenómeno de desaparición debido a la toma endotelial y/o transendotelial, como la heparina. Posee un metabolismo hepático y renal, y es excretado a través de la orina.

CONTRAINDICACIONES: Está contraindicada la anestesia local-regional en la cirugía electiva para pacientes tratados con heparina por razones distintas a la profilaxis.

En general, no se aconseja su uso durante el embarazo y la lactancia.

Antecedente médico positivo de trombocitopenia con FLUXUM®.

La presencia o tendencia a hemorragias relacionadas con trastornos de hemostasis, a excepción de una coagulopatía por consumo, no relacionada con la heparina.

Daños a órganos con riesgo de sangrado (úlcera péptica, retinopatías, síndrome hemorrágico).

Endocarditis bacteriana aguda (excepto por aquellas relacionadas con prótesis mecánicas).

Accidentes hemorrágicos cerebrovasculares.

Alergia al producto.

Nefropatías y pancreatopatías severas, hipertensión arterial severa, traumas craneoencefálicos severos durante el periodo posoperatorio.

Tratamiento terapéutico con antivitaminas K.

Contraindicaciones relativas: Asociación con ticlopidina, salicilatos o antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), agentes antiplaquetarios (dipiridamol, sulfinpirazona, etcétera).

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No puede excluirse el riesgo de efectos tóxicos en el feto y/o lactante después de la administración de parnaparina, por lo tanto, en casos de absoluta necesidad, el uso de FLUXUM® durante el embarazo y/o durante la lactancia deberá restringirse, de acuerdo con la valoración del médico.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Manifestaciones hemorrágicas ligeras principalmente asociadas con factores de riesgo preexistentes, como lesiones orgánicas con tendencias hemorrágicas, o con efectos iatrogénicos (véase Contraindicaciones e Interacciones medicamentosas y de otro género).

Raros casos de trombocitopenia, ocasionalmente severa (véase Precauciones especiales de uso). Raros casos de necrosis cutánea, por lo general localizada en el sitio de la inyección, lo cual es observado tanto con heparinas clásicas como con heparinas de bajo peso molecular. Estos fenómenos son precedidos por la presencia de placas eritematosas infiltradas y dolorosas o púrpura, con o sin síntomas generales. En estos casos es necesario suspender inmediatamente el tratamiento. Excepcionalmente se presentan hematomas ligeros en el sitio de la inyección. Raros casos de alergia cutánea o general. Incremento de transaminasas. Muy raramente se han reportado casos de hematomas espinales o epidurales asociados con el uso profiláctico de la heparina durante inyecciones espinales, epidurales o lumbares. Los hematomas han provocado diferentes grados de alteración neurológica, incluida una parálisis prolongada o permanente.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: FLUXUM® está prácticamente desprovisto de una toxicidad aguda y crónica, y de actividad mutagénica, y no interfiere con la función reproductiva y desarrollo embrionario en los modelos experimentales.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Combinaciones no aconsejables:

Ácido acetilsalicílico y otros salicilatos (por vía sistémica): Utilizar otras sustancias de efecto antálgico o antipirético.

AINEs (por vía sistémica): Incrementa el riesgo hemorrágico (los AINEs inhiben la función plaquetaria y afectan la mucosa gastroduodenal). Cuando no pueda evitarse esta combinación será necesario un estrecho cuidado clínico y biológico.

Ticlopidina: Incrementa el riesgo hemorrágico (la ticlopidina inhibe la función plaquetaria).

No se recomienda la combinación con dosis altas de heparina: La combinación con dosis altas de heparina (tratamiento preventivo con heparina) requiere un estrecho cuidado clínico y biológico.

Otros fármacos antiplaquetarios: Por ejemplo, clopidrogel, dipiridamol, sulfinpirazona) incrementan el riesgo hemorrágico (inhiben la función plaquetaria).

Combinaciones que requieren precauciones especiales de uso:

Anticoagulantes orales: Aumentan la acción anticoagulante. La heparina altera la prueba de velocidad de la protrombina.

Cuando se reemplace la heparina por anticoagulantes orales:

a. Incrementar el cuidado clínico.

b. Revisar el efecto de los anticoagulantes orales, tomando muestras sanguíneas antes de la dosis de heparina cuando su administración no es continua, o de preferencia usar un reactivo que no sea sensible a la heparina.

Glucocorticoides (vía sistémica): Incrementan el riesgo hemorrágico (mucosa gástrica, vasos débiles) típico del tratamiento con glucocorticoides en dosis altas o por más de 10 días. Esta combinación deberá estar justificada. Incrementar el cuidado clínico.

Dextrán (vía parenteral): Incrementa el riesgo hemorrágico (inhibe la función plaquetaria). Ajustar la dosificación de la heparina de tal forma que no exceda 1.5 veces la hipocoagulabilidad más alta al valor de referencia, durante la combinación y después de suspender al dextrán. La acción del fármaco puede ser inhibida si se administra junto con ácido ascórbico, antihistamínicos, digitales, penicilina I.V., tetraciclinas o fenotiazinas.

Incompatibilidades: Ya que FLUXUM® es un ácido polisacárido, si es administrado en asociación extemporánea, puede reaccionar y formar complejos con sustancias básicas. Las sustancias más utilizadas que son incompatibles con FLUXUM®, por ejemplo a través de asociaciones fleboclisis extemporáneas son: vitamina K, complejo de vitamina B, hidrocortisona, hialuronidasa, calcio, gluconato, sales de amonio cuaternarias, cloranfenicol, tetraciclina y todos los aminoglucósidos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Trombocitopenia por heparina: La trombocitopenia es una complicación bien conocida del tratamiento con heparina y puede aparecer 4 a 10 días después del inicio del tratamiento, o aun más temprano en casos de trombocitopenia anterior a causa de heparina. De 10 a 20% de los pacientes pueden experimentar una temprana trombocitopenia ligera (cuenta plaquetaria mayor de 100,000/mm3), la cual puede permanecer estable o regresar aun cuando se continúa con el tratamiento con heparina.

En algunos casos puede presentarse una forma inmunomediada más severa (trombocitopenia tipo II por heparina), caracterizada por la formación de anticuerpos contra el complejo heparina/plaqueta-factor-4.

Nuevos trombos derivados de una agregación irreversible de plaquetas sanguíneas inducidas por la heparina, el denominado "síndrome de trombo blanco". Este proceso puede ocasionar complicaciones tromboembólicas severas como necrosis cutánea, embolismo arterial en las extremidades, infarto al miorcadio, embolismo pulmonar, ataque o algunas veces la muerte.

Por lo tanto, deberá suspenderse la heparina de bajo peso molecular cuando se presente una deficiencia plaquetaria, así como en pacientes que muestren síntomas de una nueva trombosis o el empeoramiento de una trombosis anterior.

Después de suspender la heparina, el tratamiento anticoagulante, ya sea a causa de trombosis por el tratamiento actual o por nueva trombosis o empeoramiento de la trombosis anterior, se deberá continuar con un anticoagulante alternativo.

En estos casos, es peligroso un recurso inmediato de tratamiento con un anticoagulante oral (ya se han descrito casos de empeoramiento de trombosis), por lo que, cualquier tipo de trombocitopenia deberá ser monitoreada cuidadosamente.

Cuando el número de plaquetas cae por debajo de 100,000/mm3 o cuando la trombosis es recurrente, deberá suspenderse la heparina de bajo peso molecular.

Deberán determinarse las plaquetas antes del tratamiento y después dos veces por semana durante el primer mes en los tratamientos a largo plazo. Una posible solución en el inicio de trombocitopenia durante el tratamiento con heparina tradicional, no fraccionada, es la sustitución por heparina de bajo peso molecular.

Deberán revisarse los niveles plaquetarios diariamente y si continúa la trombocitopenia, el tratamiento debe ser suspendido lo antes posible.

Se ha reportado el mantenimiento de los niveles iniciales de la trombocitopenia aun con heparina de bajo peso molecular (ver lo antes mencionado).

PRECAUCIONES GENERALES: FLUXUM® no debe administrarse intramuscularmente. En pacientes con anestesia espinal o peridural, analgesia epidural o punción lumbar, el tratamiento preventivo con dosis bajas de heparina de bajo peso molecular, rara vez puede asociarse con hematomas espinales o epidurales, los cuales pueden tener como resultado una parálisis prolongada o permanente. Este riesgo se incrementa por el uso de los catéteres peridurales permanentes para infusión continua, por los fármacos actuales que afectan la hemostasis, como los AINEs, inhibidores de agregación plaquetaria o anticoagulantes, por trauma o punciones espinales repetidas, por la presencia de una enfermedad hemostática subyacente y por la edad.

La presencia de uno o más de estos factores de riesgo deberá ser revisado cuidadosamente antes del uso de este tipo de anestesias/analgesias durante el tratamiento preventivo con heparina de bajo peso molecular. Por lo general, los catéteres espinales deberán ser insertados no antes de 8 a 12 horas después de la última dosis profiláctica de heparina con bajo peso molecular. No deberán administrarse dosis posteriores antes de 2 a 4 horas después de la inserción del catéter o de su retiro, o deberá hacerse más tarde, o no administrarse en caso de aspiración hemorrágica durante la primera colocación de la aguja espinal o epidural.

Los catéteres epidurales permanentes deberán retirarse lo más tarde posible (alrededor de 8 a 12 horas) después de la última dosis preventiva de heparina durante la anestesia. Cuando se administra heparina de bajo peso molecular antes o después de una anestesia peridural o espinal, se requiere de cautela, así como de una revisión frecuente de los signos y síntomas de cambios neurológicos, incluyendo dolor lumbar, déficit sensorial o motriz (extremidades inferiores torpes o débiles), cambios en la función vesical o intestinal.

Las enfermeras deben estar capacitadas para identificar estos signos y síntomas. Se deberá solicitar a los pacientes que reporten inmediatamente a los doctores o enfermeras cualquiera de los síntomas anteriores.

Cuando se sospeche de signos o síntomas de hematoma epidural o espinal, se requerirá un diagnóstico inmediato y tratamiento que incluya la descompresión de la médula espinal.

Tratamiento: Utilizar con cautela en caso de insuficiencia hepática, insuficiencia renal, hipertensión arterial, antecedentes de úlcera gastrointestinal o cualquier otra lesión orgánica sometida a sangrado, o padecimiento vascular de coroides y retina. Utilizar con cautela en el periodo posoperatorio después de una cirugía cerebral o de la médula espinal. Debido a los diferentes métodos de producción utilizados, las heparinas de bajo peso molecular pueden diferir en peso molecular y actividad especifica. Por lo tanto, no se recomienda el cambio de marcas durante el tratamiento.

Efectos sobre la habilidad de conducir y manejo de maquinaria: El uso clínico de FLUXUM®, aun prolongado por muchos meses, nunca ha influenciado el estado de vigilia.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

FLUXUM® deberá administrarse subcutáneamente: Se recomienda en la profilaxis de trombosis venosa profunda (DVT) en cirugía general y en cirugía ortopédica, la siguiente dosificación:

Cirugía en general: Una inyección subcutánea de 0.3 ml (3,200 U.I. aXa) 2 horas antes de la operación. Posteriormente cada 24 horas por al menos 7 días. No son necesarias pruebas de hemocoagulación.

Pacientes con un alto riesgo tromboembólico y en cirugía ortopédica: Una inyección subcutánea de 0.4 ml (4,250 U.I. aXa) 12 horas antes y 12 horas después de la operación, posteriormente una inyección al día durante el periodo posoperatorio. La duración del tratamiento debe ser al menos durante 10 días.

En el tratamiento de trombosis venosa profunda (DTV), la administración subcutánea puede ser precedida por un periodo de 3-5 días de tratamiento intravenoso por infusión lenta.

Trombosis venosa profunda (DTV): Dos inyecciones subcutáneas de 0.6 ml (6,400 U.I. aXa)/día. El tratamiento debe ser por al menos de 7 a 10 días. Este tratamiento puede ser precedido por un tratamiento de 3 a 5 días con 12,800 U.I. aXa administrados vía I.V., de infusión lenta. Después de la fase aguda, el tratamiento puede continuarse con 0.6 ml (6,400 U.I. aXa) administrados vía S.C./día o con 0.4 ml (4,250 U.I. aXa) administrados S.C./día por otros 10-20 días.

Síndrome posflebítico, insuficiencia venosa crónica: Una inyección subcutánea de 0.6 ml (6,400 U.I. aXa), 0.4 ml (4,250 U.I. aXa) o 0.3 ml (3,200 U.I. aXa) cada 24 horas, dependiendo de la severidad del caso. La duración del tratamiento debe ser al menos por 30 días.

Tromboflebitis superficial aguda, varicoflebitis: Una inyección subcutánea de 0.6 ml (6,400 U.I. aXa), 0.4 ml (4,250 U.I. aXa) o 0.3 ml (3,200 U.I, aXa) cada 24 horas, dependiendo de la severidad del caso.

La duración del tratamiento debe continuar al menos por 20 días.

Enfermedad arterial periférica oclusiva: 3,200 U.I. aXa, 4,250 U.I. aXa o 6,400 U.I. aXa dependiendo de la severidad y el peso del paciente cada 24 horas, por un periodo de 60 a 90 días (3,200 U.I. aXa en pesos inferiores a 50 kg, 4,250 U.I. aXa en pesos de 51 a 70 kg y 6,400 U.I. aXa en pesos superiores a los 70 kg).

Trombosis cerebral o infarto no hemorrágico: En fase aguda, 6,400 U.I. aXa una vez al día por 7 a 10 días.

Profilaxis de la formación de coágulos en hemodiálisis:

Pacientes sin riesgo de sangrado: Un bolo al inicio de la hemodiálisis (el tiempo usual de la hemodiálisis será de 4 horas) 3,200 U.I. aXa en pesos inferiores a 45 kg, 4,250 U.I. aXa en pesos entre 45 y 60 kg y 6,400 U.I. aXa en pesos superiores a 60 kg.

Administración de un bolo más infusión continua durante la hemodiálisis. 40 U.I. aXa por kg de peso por bolo, más 15 U.I. aXa/kg de peso/h en pacientes cuya hemodiálisis tenga un periodo de duración mayor a 4 horas.

Pacientes con riesgo de sangrado: Administración de un bolo de 15 U.I. aXa/kg de peso más 5 U.I. aXa/kg de peso/h de hemodiálisis.

En todos los casos es recomendable adicionar 3,200 a 6,400 U.I. aXa de parnaparina en 2 L de solución salina 9% para lavar el sistema de diálisis antes de iniciar la hemodiálisis.

Angina de pecho estable (Angor pectoris): 3,200 U.I. aXa, 4,250 U.I. aXa o 6,400 U.I. aXa dependiendo de la severidad y el peso del paciente cada 24 horas por un periodo de 60 a 90 días (3,200 U.I. aXa en pesos inferiores a 50 kg, 4,250 U.I. aXa en pesos de 51 a 70 kg y 6,400 U. I. aXa en pesos superiores a los 70 kg).

Angina inestable: 6,400 U.I. aXa dos veces al día por 7 a 10 días y continuar con una aplicación cada 24 horas, por un periodo de 30 a 60 días.

Técnica de inyección: La inyección debe hacerse en el tejido subcutáneo de los cuadrantes externos superiores de las nalgas, alternando el lado derecho con el izquierdo, o de la arista anterolateral y posterolateral abdominal.

La aguja debe ser insertada, en toda su longitud, perpendicularmente (no tangencialmente) en el espesor de un pliegue cutáneo formado entre el pulgar y el índice del operador. El pliegue debe ser sostenido hasta terminar la inyección.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: El dispositivo especial que contiene el producto hace poco probable una sobredosis; sin embargo, si ocurre accidentalmente, pueden presentarse los efectos relacionados con su actividad anticoagulante (sangrado), los cuales normalmente no se presentan en dosis terapéuticas.

Estos efectos pueden ser neutralizados mediante la administración del sulfato de protamina intravenosa; son necesarios 0.6 ml del sulfato de protamina para inhibir 0.1 ml de FLUXUM®.

PRESENTACIONES:

FLUXUM® 3,200 U.I. aXa: Cajas con 2 ó 6 jeringas pre-llenadas.

FLUXUM® 4,250 U.I. aXa: Cajas con 2 ó 6 jeringas pre-llenadas.

FLUXUM® 6,400 U.l. aXa: Cajas con 2 ó 4 jeringas pre-llenadas.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

La aplicación y manejo del medicamento requieren personal especializado. Su venta requiere receta médica. No se administre durante el primer trimestre del embarazo o la lactancia. En pacientes con cirrosis hepática o enfermedad renal se deberá tener monitoreo continuo de los parámetros de
coagulación. Literatura exclusiva para médicos.

Hecho en Italia por:

alfawass.JPG

ALFA WASSERMANN, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 421M97, SSA IV