Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

FANAPT

Sustancias

ILOPERIDONA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja, 1 Envase(s) de burbuja, 8 Tabletas,

1 Caja, 1 Frasco(s), 28 Tabletas, 6 Miligramos

1 Caja, 1 Frasco(s), 28 Tabletas, 8 Miligramos

1 Caja , 1 Frasco(s) , 56 Tabletas , 6 Miligramos

1 Caja , 1 Frasco(s) , 56 Tabletas , 8 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada tableta contiene:

Iloperidona 1, 2, 4, 6 u 8 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Antipsicótico atípico. FANAPT® está indicado en el tratamiento agudo y de mantenimiento de la esquizofrenia y de otras psicosis en adultos. Es eficaz para el control de los síntomas positivos (por ejemplo, delirio, alucinaciones, excitación, hostilidad) o negativos (por ejemplo, retraimiento emocional, disminución afectiva, aislamiento social), así como los síntomas psicopatológicos generales (por ejemplo, ansiedad, sentimientos de culpa, tensión motora, depresión), asociados con esquizofrenia.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacodinamia: FANAPT® muestra una alta capacidad de unión a los receptores 5-HT2A de serotonina, D2 y D3 de dopamina y NEa1 de norepinefrina (valor Ki de 5.6, 6.3, 7.1, 0.36 nM, respectivamente), una moderada afinidad a los receptores D4 de dopamina, 5-HT6 y 5-HT7 de serotonina (valor Ki de 25, 43 y 22 nM, respectivamente) y una baja afinidad a los receptores 5-HT1A de serotonina, D1 de dopamina y H1 de histamina (valor Ki de 168, 216 y 473 nM, respectivamente). FANAPT® carece de una afinidad importante a los receptores muscarínicos colinérgicos (Ki > 1,000 nM), lo que confiere un efecto antagonista sobre los receptores D2 y D3 de dopamina, 5-HT1a de serotonina y NEa1/NEa2c de la norepinefrina.

Farmacocinética: Después de la administración oral, la iloperidona se absorbe rápidamente, alcanzando las concentraciones plasmáticas máximas en un plazo de 2 a 4 horas. Debido a que los alimentos ricos en grasa no afectan la concentración máxima (Cmáx.) ni el área bajo la curva (AUC) de la iloperidona, FANAPT® se puede administrar sin tener que considerar la ingesta de alimentos. Las concentraciones del estado estable se logran entre 3 y 4 días de iniciado el tratamiento. La acumulación de la iloperidona es predecible desde la farmacocinética de una dosis única. La farmacocinética de la iloperidona es mayor a la proporción de la dosis. La eliminación de la iloperidona se efectúa principalmente a través del metabolismo hepático por el efecto de las isoenzimas CYP2D6 y la CYP3A4 del citocromo P 450. En concentraciones terapéuticas, la iloperidona y sus metabolitos se unen a las proteínas plasmáticas hasta en 95%.

La vida media de eliminación de la iloperidona, en los metabolizadores extensos (ME) es de 18 horas y para sus principales metabolitos, el P88 y el P95 es de 26 y 23 horas, respectivamente, y en los metabolizadores lentos (MM) es de 33, 37 y 31 horas, respectivamente.

CONTRAINDICACIONES: FANAPT® está contraindicado en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a la iloperidona o a cualquier otro componente de la formulación. Véase Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: No existe información adecuada sobre el uso de la iloperidona en mujeres embarazadas. La iloperidona no fue teratogénica en los estudios en animales, pero se observaron otros tipos de toxicidad reproductiva. El uso de antipsicóticos durante el último trimestre de embarazo puede ocasionar trastornos neurológicos reversibles de naturaleza extrapiramidal a largo plazo en el recién nacido o lactante. Se debe recomendar a los pacientes que notifiquen a su médico en caso de embarazo o si pretenden embarazarse durante el tratamiento. FANAPT® no debe administrarse durante el embarazo a menos de que el beneficio esperado justifique claramente el riesgo potencial para el feto.

Lactancia: Se desconoce si la iloperidona es excretada en la leche materna; sin embargo, las mujeres no deben amamantar si están tomando FANAPT®.

Fertilidad: No hay información sobre los efectos de la iloperidona en la fertilidad humana.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En general FANAPT® puede causar efectos secundarios, aunque no todas las personas los presentan.

Las reacciones adversas más frecuentemente reportadas fueron mareo, resequedad de boca, fatiga, congestión nasal, hipotensión ortostática, somnolencia (incluyendo sedación), taquicardia y aumento de peso. La siguiente tabla muestra los eventos adversos reportados en los estudios clínicos en pacientes con iloperidona:

Sistema

Muy común

Común

Poco común

Trastornos del metabolismo y nutrición

Hiperglucemia

Trastornos psiquiátricos

Irritabilidad

Trastornos del sistema nervioso central

Mareo

Sedación

Somnolencia

Hipoestesia

Parestesia

Hiperactividad psicomotora

Inquietud

Síncope

Hipersomnia

Facies parkinsoniana o en máscara

Trastornos del movimiento

Dificultad en la marcha

Nistagmo

Trastornos oculares

Resequedad ocular

Trastornos cardiacos

Taquicardia

Palpitaciones

Extrasístoles ventriculares

Trastornos vasculares

Hipotensión ortostática

Trastornos gastrointestinales

Resequedad de boca

Gastritis

Hipersecreción de glándulas salivales

disfagia

Trastornos reproductivos

Falta de eyaculación

Dismenorrea

Priapismo

Generales

Congestión nasal

Aumento de peso

Astenia

Nota: La frecuencia se define usando el siguiente estándar:

Muy común = > 1 en 10.

Común = > 1 en 100, pero < de 1 en 10.

Poco común = > 1 en 1,000, pero < de 1 en 100.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: La información preclínica no revela algún riesgo especial para los humanos con base en los estudios convencionales de farmacología de seguridad, toxicidad de dosis repetida, genotoxicidad, potencial carcinogénico y toxicidad para la reproducción y desarrollo.

Carcinogénesis: Los estudios de carcinogenicidad se realizaron en ratones CD-1 y ratas Sprague Dawley. La iloperidona se administró por vía oral en dosis de 2.5, 5.0 y 10 mg/kg/día a los ratones CD-1 y 4, 8 y 16 mg/kg/día a las ratas Sprague Dawley (0.5, 1.0 y 2.0 veces y 1.6, 3.2 y 6.5 veces, respectivamente, la dosis máxima recomendada para humanos [DMRH] de 24 mg/día con base en una dosificación en mg/m2). Hubo una mayor incidencia de tumores malignos de la glándula mamaria en ratones hembra tratados con la dosis más baja (2.5 mg/kg/día) únicamente. En ratas, no se observó algún incremento de las neoplasias relacionadas con el tratamiento.

Se han observado cambios proliferativos y/o neoplásicos en la glándula mamaria de los roedores después de la administración crónica de fármacos antipsicóticos y se considera que son mediados por la prolactina. Se observaron cambios proliferativos de la glándula mamaria y aumentos en la prolactina sérica en ratones y ratas tratados con iloperidona.

El metabolito P95 de la iloperidona, importante en humanos, pero que no se encuentra presente en cantidades importantes en los ratones o ratas, se administró por vía oral a ratas Wistar durante 26 semanas en dosis de 50 o 500 mg/kg/día. Aunque este estudio no fue adecuado para evaluar el potencial carcinogénico, se observaron respuestas proliferativas en varios órganos: hiperplasia de la glándula mamaria en hembras y machos, hiperplasia folicular tiroidea en hembras, hiperplasia celular intersticial ovárica, proliferación celular pituitaria en machos y proliferación endocrina pancreática en machos y hembras. Lo anterior se presentó con ambas dosis, excepto para los efectos ováricos y pancreáticos, los cuales se observaron únicamente con la dosis más altas. Los niveles plasmáticos de P95 (AUC) con la dosis más baja fueron 2.5 veces la observada en humanos que recibieron la DMRH de iloperidona, pero como se indicó anteriormente no se determinó una dosis sin efecto para las respuestas proliferativas. Se desconoce si estas respuestas proliferativas progresarán en neoplasia con un tratamiento de mayor plazo.

Mutagénesis: La prueba de Ames y las pruebas de médula ósea de ratón y de micronúcleo hepático de rata in vivo fueron negativas para la iloperidona. La iloperidona indujo aberraciones cromosómicas en los ovarios del hámster chino (CHO) in vitro en concentraciones que también causaron algo de citotoxicidad.

El metabolito P95 de la iloperidona fue negativo en la prueba de Ames, la prueba de aberración cromosómica V79, y en la prueba in vivo de micronúcleo de médula ósea del ratón.

Afectación de la fertilidad: La iloperidona disminuyó la fertilidad a dosis de 12 y 36 mg/kg en un estudio en donde se trataron tanto ratas machos como hembras. La dosis sin efectos sobre la fertilidad fue de 4 mg/kg, que es equivalente a 1.6 veces la dosis máxima recomendada en humanos (24 mg/día con base en una dosificación calculada en mg/m2).

La iloperidona se excreta en la leche de ratas durante la lactancia.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Se deberá investigar si el paciente se encuentra tomando o ha tomado otros medicamentos recientemente, incluyendo medicamentos obtenidos sin prescripción médica, aquellos que no requieren receta médica, o remedios herbolarios.

Se recomienda tener precaución cuando se prescriba FANAPT® con medicamentos que se sabe prolongan el segmento QT del ECG como la quinidina, la disopiramida, la amiodarona, el sotalol, la mefloquina, algunos antihistamínicos y otros medicamentos antipsicóticos.

Debido a que la iloperidona actúa principalmente en el sistema nervioso central, se debe usar con precaución con otros medicamentos o sustancias que actúan sobre las funciones cerebrales (por ejemplo, ansiolíticos, otros antipsicóticos, hipnóticos, opiáceos o alcohol).

Dado que las isoenzimas CYP3A4 y CYP2D6 son responsables del metabolismo de la iloperidona, cuando se empleen medicamentos inhibidores de dichas isoenzimas de manera concomitante (por ejemplo, ketoconazol, dextrometorfán, fluoxetina, paroxetina), la dosis de FANAPT® debe reducirse a la mitad. Una vez que estos medicamentos hayan sido suspendidos, la dosis de FANAPT® puede incrementarse de acuerdo a la evaluación clínica.

La iloperidona puede antagonizar el efecto de la levodopa u otros agonistas de la dopamina. Si esta combinación es necesaria, particularmente en pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada, se recomienda utilizar la menor dosis efectiva de cada uno de estos medicamentos.

Debido a que la iloperidona puede inducir hipotensión ortostática, se debe tener cuidado al utilizarla en combinación con otros medicamentos que disminuyan la presión arterial por el efecto aditivo que puede producirse.

Los estudios mostraron que la iloperidona no inhibe sustancialmente el metabolismo de las varias isoenzimas del citocromo P-450; de manera semejante, la iloperidona carece de propiedades inductoras en diversas isoenzimas de dicho citocromo. La evidencia clínica mostró que iloperidona no tiene efecto en el metabolismo del dextrometorfán o la fluoxetina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Al igual que otros medicamentos antipsicóticos, el uso de FANAPT® puede estar asociado a alteraciones en las pruebas de la glucosa sérica, así como a elevación de prolactina, aunque este incremento fue menor al reportado para otros antipsicóticos como la risperidona y el haloperidol.

PRECAUCIONES GENERALES: Durante un tratamiento antipsicótico la mejoría en la condición clínica del paciente puede tomar varios días e incluso semanas. Los pacientes deben ser estrechamente vigilados durante ese periodo.

Cardiovascular (Segmento QT): Como con otros antipsicóticos se debe tener precaución cuando se prescribe FANAPT® a pacientes con enfermedad cardiovascular conocida o antecedentes familiares, en donde exista la prolongación del segmento QT en el electrocardiograma, así como el uso concomitante de otros medicamentos que incrementen dicho segmento (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Síndrome neuroléptico maligno (SNM): Esta entidad se ha reportado con el uso de antipsicóticos y se caracteriza por hipertermia, rigidez muscular, inestabilidad autonómica, alteración en el estado de conciencia y elevación sérica de la creatinquinasa. Pueden presentarse datos de mioglobinuria (rabdomiólisis) e insuficiencia renal aguda. Si el paciente presenta signos o síntomas que sugieran un SNM, todos los antipsicóticos, incluyendo FANAPT® deben ser suspendidos.

Disquinesia tardía: Los medicamentos con efectos antagonistas de los receptores de dopamina se les han asociado con la inducción de disquinesia tardía que se caracteriza por movimientos rítmicos e involuntarios predominantemente en la lengua y/o la cara. Si el paciente presenta signos o síntomas que sugieran disquinesia tardía, todos los antipsicóticos, incluyendo FANAPT® deben ser suspendidos.

Hiperglucemia y diabetes mellitus: Se han reportado casos de hiperglucemia, en algunos casos extrema (asociada a cetoacidosis, coma hiperosmolar o muerte) en pacientes tratados con antipsicóticos atípicos incluyendo iloperidona. Los pacientes con diagnóstico establecido de diabetes mellitus, que hayan comenzado un tratamiento con antipsicóticos atípicos deben ser supervisados regularmente para identificar cualquier descontrol en la glucemia. A los pacientes con factores de riesgo para desarrollar diabetes mellitus (por ejemplo, obesidad, antecedentes familiares de diabetes mellitus) y que requieran un tratamiento con antipsicóticos atípicos se les debe realizar una determinación de glucosa en ayuno al inicio del tratamiento y periódicamente durante el mismo. Cualquier paciente en tratamiento con antipsicóticos atípicos debe ser vigilado en busca de síntomas de hiperglucemia como polidipsia, poliuria, polifagia y fatiga; a aquellos pacientes que desarrollen esos síntomas durante el tratamiento se les debe realizar una determinación de glucosa en ayuno y vigilar estrechamente.

Hipotensión ortostática: FANAPT® puede inducir hipotensión ortostática en algunos pacientes, debido a su actividad de bloqueo de receptores alfa. Esta situación se ha reportado en 3% de los pacientes tratados con dosis de 10 a 16 mg al día y 5% en los tratados con dosis de 20 a 24 mg al día.

Pacientes de edad avanzada con demencia: Que han sido tratados con medicamentos antipsicóticos atípicos, pueden presentar un riesgo mayor de accidente cerebrovascular, infarto cerebral o muerte.

Enfermedad de Parkinson y demencia de cuerpos de Levy (DCL): El médico debe ponderar los riesgos contra los beneficios cuando prescribe medicamentos antipsicóticos a pacientes con enfermedad de Parkinson o DCL, ya que en ambos grupos existe un mayor riesgo de desarrollar SNM, y estos pacientes tienen una mayor sensibilidad a agentes antipsicóticos, que puede manifestarse con confusión, inestabilidad postural (caídas frecuentes) así como un incremento en los síntomas extrapiramidales.

Priapismo: Los medicamentos antipsicóticos que bloquean el efecto alfa-adrenérgico pueden producir priapismo, que en caso de no resolverse en 3 a 4 horas, se debe buscar atención médica de urgencia.

Regulación térmica corporal: A los medicamentos antipsicóticos se les atribuye la capacidad de impedir que el cuerpo pueda reducir la temperatura corporal.

Se debe informar de ello a pacientes que reciben FANAPT® y que experimentan condiciones que puedan elevar su temperatura corporal (por ejemplo, ejercicio extremo, exposición intensa al calor, deshidratación, uso de medicamentos con actividad anticolinérgica).

Trastornos hormonales: Como con otros medicamentos con efecto antagónico sobre los receptores D2 de dopamina, FANAPT® puede incrementar los niveles sanguíneos de prolactina, con el correspondiente efecto supresor sobre el eje hipotálamo-hipófisis. Lo anterior puede manifestarse con la presencia de galactorrea, amenorrea, ginecomastia e impotencia y a largo plazo disminución de la densidad ósea tanto en hombres como mujeres.

Trastornos hematológicos: Debido al potencial riesgo de leucopenia/neutropenia e incluso agranulocitopenia reportado con el uso de agentes antipsicóticos, se recomienda vigilar periódicamente la cuenta de leucocitos durante los primeros meses de tratamiento, especialmente en pacientes con leucopenia preexistente o antecedentes de leucopenia/neutropenia asociada a medicamentos. Los pacientes con cuenta de neutrófilos absolutos < 1,000/mm3, deben interrumpir el tratamiento con iloperidona, hasta que la cuenta leucocitaria se haya recuperado.

Convulsiones: Como con otros antipsicóticos, FANAPT® debe usarse con precaución en pacientes con antecedentes de convulsiones o condiciones que potencialmente incrementen el riesgo de éstas (por ejemplo, enfermedad de Alzheimer, pacientes de edad avanzada).

Disfagia: Se han asociado trastornos de la motilidad esofágica y broncoaspiración con el uso de medicamentos antipsicóticos. FANAPT® debe ser usado con precaución en pacientes con riesgo de broncoaspiración (por ejemplo, enfermedad de Alzheimer, pacientes de edad avanzada).

Suicidio: La posibilidad de intento de suicidio es inherente a la enfermedad psicótica, por lo que los pacientes con alto riesgo requieren una estrecha supervisión.

Pacientes con intolerancia a la galactosa, deficiencia de lactasa de Lapp o absorción deficiente de glucosa-galactosa no deben tomar este medicamento.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Adultos:

Ajuste de dosis inicial: FANAPT® se administra por vía oral y la dosis debe ajustarse lentamente desde una dosis inicial baja para evitar la hipotensión ortostática debida a las propiedades bloqueadoras alfa adrenérgicas de la iloperidona. La dosis inicial recomendada de FANAPT® es de 1 mg dos veces al día. El incremento progresivo para alcanzar la dosis objetivo de 6 a 12 mg dos veces al día se puede hacer con ajustes diarios, con el siguiente esquema de titulación:

• Día 1: Una tableta de 1 mg dos veces al día.

• Día 2: Una tableta de 2 mg dos veces al día.

• Día 3: Una tableta de 4 mg dos veces al día.

• Día 4: Una tableta de 6 mg dos veces al día.

Tratamiento de mantenimiento: La eficacia de FANAPT® fue demostrada en dosis de 6 a 8 mg dos veces al día. El médico prescriptor debe tener en cuenta el hecho de que los pacientes deben ajustarse a una dosis efectiva de iloperidona y el control de los síntomas puede retrasarse durante las primeras 2 semanas de tratamiento comparado con otros antipsicóticos que no requieren de un ajuste de dosis similar.

El médico debe tener presente que algunos efectos adversos asociados con el uso de la iloperidona se relacionan con la dosis. La dosis máxima recomendada es de 12 mg dos veces al día (24 mg/día); en los estudios clínicos aún no se ha evaluado sistemáticamente una dosis de iloperidona mayor a 24 mg/día. La Iloperidona puede administrarse con o sin alimentos.

La dosis de mantenimiento recomendada de FANAPT® es de 12 a 16 mg/día, dividida en dos tomas al día. Los pacientes deben evaluarse periódicamente para determinar si existe la necesidad de continuar el tratamiento de mantenimiento.

Reinicio del tratamiento en pacientes que lo suspendieron previamente: Aunque no existen datos para manejar el reinicio del tratamiento, se recomienda que se siga el programa de ajuste de dosis inicial, siempre que los pacientes hayan interrumpido FANAPT® por más de 3 días.

Cambio de otros antipsicóticos a FANAPT®: No existen datos específicos para el cambio de otros antipsicóticos a FANAPT® en pacientes con esquizofrenia o cómo puede administrarse FANAPT® de manera concomitante con otros antipsicóticos. Aunque la suspensión inmediata del tratamiento antipsicótico previo puede ser aceptable para algunos pacientes con esquizofrenia, para otros puede ser mejor una suspensión gradual. En todos los casos, debe minimizarse el periodo de administración simultánea de ambos antipsicóticos.

FANAPT® debe administrarse bajo supervisión de un profesional de la salud con experiencia en el tratamiento de pacientes con esquizofrenia.

Pacientes con insuficiencia renal: Debido a que la iloperidona se metaboliza extensamente, con menos de 1% del fármaco excretado sin cambio, no es probable que la insuficiencia renal por sí misma tenga un impacto importante en la farmacocinética de la iloperidona.

Pacientes con insuficiencia hepática: EL AUC de la iloperidona aumentó 19% en sujetos con insuficiencia hepática de leve a moderada en comparación con la observada en sujetos sanos. Por lo tanto, el ajuste de la dosis con base en el grado de insuficiencia hepática deberá basarse en la evaluación clínica.

Personas de edad avanzada: Los estudios clínicos de la iloperidona en el tratamiento de la esquizofrenia no incluyeron suficientes pacientes de 65 años o mayores para poder determinar si responden de manera diferente que los pacientes adultos de menos de 65 años. De los 3,297 pacientes tratados con iloperidona en pruebas anteriores a la comercialización, 25 (0.5%) fueron ³ 65 años de edad y no hubo pacientes ³ 75 años. FANAPT® debe usarse con precaución en pacientes de edad avanzada con demencia que tengan factores de riesgo de enfermedad cerebrovascular.

Población pediátrica: Aún no se han establecido la seguridad y eficacia de FANAPT® en pacientes menores de 18 años de edad. No existe información disponible.

Otras poblaciones especiales: No se recomienda ningún ajuste en la dosis de FANAPT® con base en el género, raza o condiciones de tabaquismo.

Ajuste de dosis debido a interacciones: La dosis de FANAPT® debe reducirse a la mitad cuando se administre simultáneamente con inhibidores fuertes de la isoenzima CYP2D6, como fluoxetina o paroxetina y/o inhibidores fuertes de la isoenzima CYP3A4, como ketoconazol o claritromicina. Cuando el tratamiento con estos inhibidores de CYP2D6 y/o CYP3A4 se suspenda, se debe aumentar la dosis de FANAPT® al nivel en que se encontraba previamente. FANAPT® debe reducirse a la mitad en pacientes conocidos de ser malos metabolizadores de la isoenzima CYP2D6.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: En los estudios previos a la comercialización que incluyeron 3,297 pacientes, se documentó la sobredosis accidental o intencional de iloperidona en ocho pacientes oscilando de 48 a 576 mg en una sola toma y 292 mg tomados en un periodo de tres días. No se reportaron muertes en estos casos. La ingesta única confirmada de mayor dosis de iloperidona fue de 576 mg; no se observaron efectos adversos en este paciente. La siguiente ingesta de mayor dosis confirmada fue de 438 mg en un periodo de cuatro días; en ese caso se reportaron síntomas extrapiramidales y un segmento QTc de 507 msec en el ECG sin secuelas cardiacas; este paciente retomó el tratamiento con iloperidona durante 11 meses adicionales. En general, los signos y síntomas reportados fueron aquellos que resultaron de una exageración de los efectos farmacológicos conocidos de la iloperidona (por ejemplo, somnolencia, sedación, taquicardia e hipotensión).

No existe ningún antídoto específico para la iloperidona. Por lo tanto, en caso de una sobredosis aguda deben instituirse medidas adecuadas de apoyo, el médico debe establecer y mantener la vía respiratoria libre y asegurarse que haya una oxigenación y ventilación adecuadas. Se deben considerar el lavado gástrico (después de intubación, si es que el paciente se encuentra inconsciente) y la administración de carbón activado junto con un laxante. La posibilidad de obnubilación, convulsiones o reacción distónica de la cabeza y cuello después de una sobredosis puede crear un riesgo de aspiración en caso de inducción de la emesis. Se debe iniciar inmediatamente una vigilancia de las condiciones cardiovasculares del paciente que deberá incluir un monitoreo de ECG continuo para detectar posibles arritmias. Si se administra una terapia antiarrítmica, no deberán usarse la disopiramida, procainamida ni quinidina, por el riesgo potencial de crear un efecto aditivo en la prolongación del segmento QT. De igual forma, es razonable esperar que las propiedades de bloqueo alfa-adrenérgico del bretilio sean aditivas a las de la iloperidona, con el subsecuente riesgo de hipotensión.

La hipotensión y el colapso circulatorio deben tratarse con medidas adecuadas como líquidos intravenosos o agentes simpaticomiméticos (no deben usarse ni epinefrina ni dopamina, ya que la beta-estimulación que éstos ocasionan puede empeorar la hipotensión secundaria al bloqueo alfa-adrenérgico inducido por la iloperidona). En caso de síntomas extrapiramidales graves, deberá administrarse una medicación anticolinérgica. Debe continuarse una supervisión médica cercana hasta que el paciente se recupere.

PRESENTACIONES:

Caja de cartón con 8 tabletas en envase de burbuja con 2 tabletas de 1 mg, 2 tabletas de 2 mg, 2 tabletas de 4 mg y 2 tabletas de 6 mg para esquema de titulación.

Caja de cartón con frasco con 28 o 56 tabletas de 6 mg.

Caja de cartón con frasco con 28 o 56 tabletas de 8 mg.

Todas las presentaciones con instructivo anexo.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 25°C, en lugar seco.

Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. No se administre durante la lactancia. No debe administrarse durante el embarazo a menos que el beneficio esperado justifique claramente el riesgo potencial para el feto. No se administre en pacientes menores de 18 años.

Reporte las sospechas de reacciones adversas al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Para mayor información del producto o para reportar eventos adversos comuníquese al teléfono en la Ciudad de México al 4040-7671 o LADA nacional sin costo al 01800-200-0170 o al correo electrónico: farmacovigilancia@probiomed.com.mx

Fabricado y acondicionado primario en Canadá por:

Patheon Inc.

2100 Syntex Court
Mississauga, Ontario, L5N 7K9, Canadá

Acondicionado secundario por:

Sharp Corporation

23 Carland Road
Conshohocken, PA 19428, E.U.A.

Distribuido por:

PROBIOMED, S. A. de C. V.

San Esteban No. 88, Col. Santo Tomás
Deleg. Azcapotzalco, C.P. 02020, México, D.F.

Reg. Núm. 190M2013, SSA IV