Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

EUGLUCON

Sustancias

GLIBENCLAMIDA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja,30 Tabletas,5 mg

1 Caja,50 Tabletas,5 mg

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Glibenclamida 5 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Diabetes mellitus no insulinodependiente (tipo 2 DMNID), cuando los niveles de glucosa sanguínea no puedan ser controlados adecuadamente a través de dieta, ejercicio físico y reducción de peso.

Cuando la eficacia de glibenclamida disminuye puede ser administrado junto con insulina.

La glibenclamida, que actúa en las células ß-pancreáticas, puede ser combinada también con otro antidiabético oral no-betacitotrópico (por ejemplo, biguanidas, tiazolidinedionas, inhibidores de a-glucosidasa).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacodinamia: Tanto en personas sanas como en pacientes con diabetes mellitus no-insulinodependiente (tipo II), la glibenclamida disminuye la concentración sanguínea de glucosa al estimular la liberación de insulina desde las células ß del páncreas.

Este efecto opera en interacción con glucosa (mejora en la sensibilidad de las células ß a la estimulación fisiológica de glucosa).

Se ha reportado que la glibenclamida tiene efectos extrapancreáticos; ésta reduce la producción de glucosa hepática y aumenta la insulina unida y la insulina sensible en los tejidos periféricos.

Después de una dosis simple en la mañana, hay restos detectables del efecto hipoglucemiante aproximadamente 24 horas.

Durante la terapia a largo plazo, el efecto hipoglucémico de glibenclamida persiste, mientras que los niveles de insulina regresan al rango normal.

La glibenclamida tiene una acción diurética leve e incrementa la depuración de agua libre.

Los estudios farmacodinámicos están disponibles en sujetos con variantes CYP2C9 defectuosas. La pérdida de función de variantes CYP2C9 han demostrado mejorar la respuesta terapéutica a las sulfonilureas, incluyendo la glibenclamida en DMNID; los pacientes con tales variantes respondieron mejor al tratamiento con glibenclamida y requirieron de dosis menores. Sin embargo, las variantes alélicas de CYP2C9 no contribuyen fuertemente a la susceptibilidad individual a hipoglucemia grave asociada con glibenclamida.

Mecanismo de acción: Como para otras sulfonilureas, el efecto de glibenclamida se inicia por el cierre de canales de potasio dependientes del ATP (KATP) en células ß-pancreáticas. La estabilización de la salida de potasio causa despolarización de la membrana de células ß y activación de los canales de calcio tipo L. Hay una afluencia de calcio en las células pancreáticas, la cual estimula la secreción de insulina.

Estudios clínicos: Un total de 5,053 pacientes con diabetes mellitus (tipo II) no dependiente de insulina fueron tratados en 122 centros de ensayos clínicos por una media de 7 meses (603 pacientes por más de 1 año). La mejoría del estado metabólico fue determinada por medio de una escala de 4 grados que tomó en cuenta los niveles en ayunas y posprandiales de glucosa y la cantidad de glucosa en orina. Se hicieron declaraciones con relación a la calidad del tratamiento para 3,440 pacientes. De 3,440 pacientes, cerca de 70% mostraron niveles de glucosa en ayunas de ³ 130 mg %; a 1 hora posprandial de £ 180 mg %; a 2 horas posprandiales de £ 150 mg %; y glucosuria de 24 horas negativa o hasta 5 g. Ochenta por ciento de todos los pacientes alcanzaron el control glucémico con una dosis de hasta 10 mg por día, y de éstos 93.5% con una sola dosis por las mañanas.

Farmacocinética:

Absorción: La absorción de glibenclamida ocurre a lo largo del tracto intestinal. El medicamento es rápidamente absorbido después de la administración oral: las concentraciones plasmáticas pico se alcanzan típicamente después de 2 a 4 horas y ascienden a aproximadamente 100-150 ng/ml después de una dosis de 5 mg. En pacientes con DMNID en tratamiento a largo plazo, podrían observarse picos más altos.

Biodisponibilidad: La biodisponibilidad absoluta de las tabletas de glibenclamida no micronizada es de 80% ± 27% (media ± SD), y no se ve alterada cuando el medicamento se toma con una comida estándar.

Distribución: En plasma, la glibenclamida está altamente unida a albúmina (más de 99%) y, por lo tanto, tiene un volumen de distribución aparente limitado (0.155 ± 0.044 L/kg). Se particiona principalmente en órganos altamente perfundidos, como el hígado y los riñones, con poca distribución en grasa.

Metabolismo: La glibenclamida se metaboliza extensamente en el hígado a través del sistema citocromo P-450, en el que las isoformas CYP2C9 y CYP3A4 están involucradas en la formación de dos metabolitos activos, también identificados in vivo. Otras isoformas capaces de metabolizar glibenclamida in vitro han sido identificadas, pero están involucradas in vivo en un grado desconocido.

El metabolito principal formado in vivo es 4-trans-hidroxi-glibenclamida; otro es 3-cis-hidroxi-glibenclamida. Estos metabolitos de glibenclamida contribuyen al efecto reductor de la glucosa con potencias hipoglucémicas de 75 y 50%, respectivamente, de las del compuesto original. Glibenclamida también es un sustrato e inhibidor de varios transportadores (polipéptido de transporte de aniones orgánicos hepático-específicos OATP2B1, bomba exportadora de sales biliares BSEP, P-glucoproteína).

La concentración de glucosa sanguínea deberá monitorizarse si la glibenclamida se administra concomitantemente con otros fármacos que se sabe que inhiben o inducen CYP2C9, 3A4, o los transportadores mencionados (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Dentro de la familia CYP2C, CYP2C9 es el miembro más importante y está sujeto a un polimorfismo genético significativo con diferencias interétnicas sustanciales. Hasta 40% de las poblaciones caucásicas son acarreadoras de alelos que codifican formas funcionales parcialmente defectuosas de la enzima (CYP2C9*2, CYP2C9*3) y pueden haber elevado marcadamente las concentraciones plasmáticas de glibenclamida como se compara a los homocigotos individuales para el alelo CYP2C9*1 (tipo salvaje) (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Ya que el genotipado CYP2C9 no está fácilmente disponible en la clínica, es prudente iniciar el tratamiento con glibenclamida en un paciente sin tratamiento previo a la menor dosis posible, y después aumentarla hasta alcanzar el efecto deseado (véase Dosis y vía de administración).

Eliminación: La vida media de eliminación de la glibenclamida en sujetos sanos después de su administración intravenosa fue de 1.5 ± 0.42 horas. Tras la administración oral, se han reportado vidas medias terminales mayores aun para voluntarios sanos (2 a 5 horas); en pacientes con DMNID en tratamiento a largo plazo con glibenclamida, esta vida media puede aumentarse más (13.7 ± 10.5 horas). Sin embargo, este aumento no se asoció con la respuesta clínica exagerada.

Hay cierta acumulación de glibenclamida después de múltiples dosis susceptibles a cambios durante la depuración oral; los niveles efectivos después de la dosificación múltiple en pacientes fueron de 20-50% mayores que los esperados de datos de dosis individuales. La glibenclamida se metaboliza completamente antes de su eliminación del cuerpo; la forma sin cambio no se excreta en la orina tampoco después de la administración intravenosa u oral. La excreción de sus metabolitos tiene lugar en la orina y bilis casi en la misma proporción, siendo completa después de 45-72 horas; no ocurre recirculación enterohepática.

Farmacocinética en poblaciones especiales:

Niños: La farmacocinética de EUGLUCON® en niños y adolescentes no se ha establecido.

Ancianos: Se encontró un aumento de la depuración en ancianos (³ 65 años) cuando se comparó con sujetos diabéticos jóvenes bien controlados, y un mayor volumen de distribución en voluntarios ancianos sanos; ambas observaciones son consistentes con la disminución detectada en la unión a proteínas del medicamento en los ancianos. Sin embargo, estos cambios relacionados con la edad pueden enmascararse en pacientes por la variabilidad superpuesta como resultado de tratamiento concomitante de medicamentos, complicaciones diabéticas, comorbilidad (véase Dosis y vía de administración).

Insuficiencia renal: La alteración leve a moderada de la función renal (CLcr ³ 30 ml/min) no tiene un efecto apreciable sobre la farmacocinética y características de eliminación de glibenclamida o sus dos metabolitos activos. Sin embargo, en pacientes con valores menores de CLcr, hay una correlación en la disminución de la función renal y disminución en la excreción urinaria de metabolitos, posiblemente acompañados de un aumento en la excreción biliar acumulativa (véase Contraindicaciones).

Insuficiencia hepática: No hay estudios disponibles para investigar el efecto de la insuficiencia hepática sobre la farmacocinética de glibenclamida (véase Contraindicaciones).

Embarazo: La glibenclamida está presente en el cordón umbilical y por lo tanto, el feto está expuesto cuando se toma glibenclamida durante la gestación.

En pacientes cuya función renal está deteriorada hay una excreción mayor de metabolitos en la bilis, la cual depende de la severidad del deterioro.

CONTRAINDICACIONES:

EUGLUCON® no debe administrarse en:

– Pacientes con diabetes mellitus insulinodependiente (tipo 1).

– Cetoacidosis diabética.

– Precoma o coma diabético.

– Pacientes con insuficiencia renal grave (depuración de creatinina < 30 ml/min).

– Pacientes con insuficiencia hepática grave.

– Pacientes con hipersensibilidad a la glibenclamida.

– Pacientes con hipersensibilidad a cualquier ingrediente de EUGLUCON®.

– Pacientes embarazadas.

– Pacientes que están lactando.

– Pacientes bajo tratamiento con bosentan.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: EUGLUCON® no debe administrarse durante el embarazo (véase Farmacocinética y farmacodinamia. La paciente debe cambiar a la insulina durante el embarazo. Las pacientes que planean embarazarse deben informar al médico. Se recomienda que este tipo de pacientes también cambien a la insulina.

La excreción de glibenclamida en la leche humana no se ha establecido completamente, EUGLUCON® no debe ser tomado por mujeres lactantes. Si es necesario la paciente debe cambiar a insulina o debe detener la lactancia.

No se ha establecido el uso seguro de EUGLUCON® durante el embarazo y la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: El paciente debe contactar al médico en caso de eventos adversos.

Hipoglucemia (reducción excesiva de glucosa en sangre): Debido a que la glibenclamida disminuye los niveles sanguíneos de glucosa, puede producir hipoglucemia, en ocasiones prolongada y severa.

Los posibles síntomas de la hipoglucemia incluyen cefalea, apetito desmedido, náuseas, vómito, astenia, somnolencia, trastornos del sueño, inquietud, agresividad, falta de concentración, hipodinamia, hiporreactividad, depresión, confusión, trastornos del lenguaje, afasia, trastornos visuales, temblor, paresias, trastornos sensoriales, mareo, sensación de impotencia, pérdida del autocontrol, delirio, crisis convulsivas, estupor y pérdida de la conciencia hasta el coma, respiración superficial y bradicardia.

Pueden presentarse, además, signos de respuesta adrenérgica compensatoria como: diaforesis, piel húmeda, ansiedad, taquicardia, hipertensión, palpitaciones, angina de pecho y arritmias cardiacas.

El cuadro clínico de un ataque de hipoglucemia severa, puede confundirse con el de un ataque cardiaco. Los síntomas casi siempre desaparecen al corregir la hipoglucemia.

Ojos: Especialmente al inicio del tratamiento, puede haber debilitación visual temporal, debido a cambios en los niveles de glucosa en la sangre.

Sistema gastrointestinal: Excepcionalmente pueden ocurrir síntomas gastrointestinales como náuseas, vómito, sensación de presión o plenitud en el epigastrio, dolor abdominal y diarrea. A pesar del tratamiento continuo, frecuentemente subsisten y normalmente no es necesaria la discontinuación de EUGLUCON®.

En casos aislados, puede haber elevación de los niveles de enzimas hepáticas y trastornos de la función del hígado –por ejemplo, colestasis e ictericia- y hepatitis reversibles después de suspender la glibenclamida, aunque pudieran progresar a insuficiencia hepática severa.

Sangre: Pueden ocurrir cambios potencialmente severos en sangre. Se pueden incluir –raramente– trombocitopenia de leve a severa (por ejemplo, presentándose como púrpura) y en casos aislados anemia hemolítica (inmune, deficiencia de glucosa-6-fosfato-deshidrogenada (G6PD), anemia aplásica), eritrocitopenia, leucopenia, granulocitopenia, agranulocitosis y (por ejemplo, debido a la mielosupresión) pancitopenia. En principio, estas reacciones son reversibles una vez que EUGLUCON® haya sido suspendido.

Otras reacciones adversas: Ocasionalmente, pueden ocurrir reacciones alérgicas o seudoalérgicas, por ejemplo en forma de erupción o comezón. En casos aislados, reacciones leves en forma de urticaria pueden convertirse en reacciones serias e incluso severas con disnea y baja de presión arterial, algunas veces progresan a choque. En caso de urticaria un médico debe, por lo tanto, ser notificado inmediatamente.

Una reacción de hipersensibilidad puede ser dirigida contra la propia glibenclamida, pero una alternativa puede ser que sea accionado por cualquiera de los excipientes. Puede ser provocada una alergia a los derivados de sulfonamida por una reacción alérgica a glibenclamida.

En casos aislados puede presentarse vasculitis alérgica y en algunas circunstancias puede poner en riesgo la vida. En casos aislados, puede ocurrir hipersensibilidad de la piel a la luz y hay disminución de la concentración de sodio en el suero.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se tiene información.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Los pacientes que toman o descontinúan la toma de ciertos medicamentos mientras se está bajo tratamiento con glibenclamida, pueden experimentar cambios en el control de la glucosa en sangre.

Los medicamentos que inducen o inhiben las isoenzimas CYP450 2C9 y 3A4 y son administrados concomitantemente con glibenclamida pueden reducir o incrementar la eficacia de glibenclamida (véase Precauciones generales).

Efectos de otros medicamentos sobre glibenclamida:

Potenciación del efecto hipoglucemiante: En algunas ocasiones puede ocurrir hipoglucemia cuando el efecto hipoglucemiante se potencia al tomar otros medicamentos (incluyendo, pero no limitando, a los que interfieren con el metabolismo del CYP2C9): insulina y otros antidiabéticos (orales), medicamentos cardiovasculares (como inhibidores de la ECA), disopiramida, agentes simpatolíticos (como ß-bloqueadores y guanetidina) esteroides anabólicos y hormonas sexuales masculinas, azapropazona, derivados cumarínicos, ciclofosfamida, isofosfamida y su precursor trofosfamida feniramidol, fibratos, compuestos moduladores de la serotonina (como fenfluramina fluoxetina, inhibidores de la MAO), ácido para-aminosalicílico, pentoxifilina (dosis parenteral alta), fenilbutazona y su metabolito oxifenbutazona, probenecid, salicilatos.

El tratamiento antiinfeccioso puede contribuir con un riesgo de hipoglucemia en usuarios de glibenclamida. La coadministración de fuertes inhibidores CYP2C9 y posiblemente inhibidores de la p-glucoproteína, puede provocar hipoglucemia grave; esto incluye claritromicina las sulfonamidas, como sulfametoxazol y sulfinpirazona, y los derivados antiinfecciosos de los azoles (como fluconazol, miconazole, metronidazol, variconazol). Sin embargo, también se han observado interacciones con otros antiinfecciosos (como cloranfenicol, tetraciclinas), algunos de ellos a través de mecanismos aún desconocidos (quinolonas como gatifloxacina, levofloxacina).

Reducción del efecto hipoglucémico: Puede ocurrir disminución del efecto hipoglucemiante y así aumentar los niveles de glucosa en sangre cuando se administran otros medicamentos incluyendo acetazolamida, barbitúricos, corticosteroides, diazóxido, diuréticos, epinefrina (adrenalina) y otros agentes simpaticomiméticos, glucagón, laxantes (después del uso prolongado), ácido nicotínico (en dosis altas), estrógenos y progesteronas, fenotiazina, fenitoína, rifampicina, hormonas tiroideas, danazol.

El tratamiento combinado con topiramato disminuye la exposición sistémica a glibenclamida (reducción de ABC en 25%) y sus dos metabolitos activos, lo cual puede requerir de ajustes de dosis de glibenclamida. Colesevelam, un polímero secuestrante de ácidos biliares, puede afectar la absorción de glibenclamida, causando un control glucémico inadecuado. Para evitarlo, los datos disponibles sugieren que de preferencia se administre colesevelam al menos 4 horas después de la dosis de glibenclamida.

Varios efectos sobre la respuesta de glibenclamida: Los antagonistas H2, clonidina y reserpina pueden potenciar o debilitar el efecto hipoglucemiante.

Los signos de contrarregulación adrenérgica de la hipoglucemia puede disminuir o desaparecer bajo la influencia de medicamentos simpaticolíticos como son los ß-bloqueadores, clonidina, guanetidina y reserpina.

La ingestión de alcohol tanto aguda como crónica puede intensificar o debilitar la acción hipoglucémica de la glibenclamida de manera impredecible.

Efectos de glibenclamida en otros fármacos: La glibenclamida puede intensificar o debilitar los efectos de los derivados cumarínicos.

La glibenclamida está contraindicada en los pacientes que están tomando bosentan, porque este receptor antagonista endotelino, aumenta el riesgo de daño colestático al hígado e incrementa la incidencia de elevación de enzimas hepáticas. Ambos medicamentos inhiben la bomba exportadora de sal biliar (BSEP, por sus siglas en inglés) dando lugar a una acumulación intracelular de sales biliares.

En un estudio de 12 voluntarios sanos, bosentan redujo la exposición sistémica (ABC) de glibenclamida aproximadamente 40% y la glibenclamida redujo el ABC de bosentan y sus metabolitos de 20-30%.

Puede ocurrir debilitamiento del efecto hipoglucémico de glibenclamida y así aumentar los niveles de glucosa en sangre.

En seis pacientes con trasplante renal, la administración de glibenclamida dio lugar a un incremento de 57% en los niveles plasmáticos en el equilibrio de ciclosporina.

Alguna información experimental in vitro e in vivo en animales indican un daño potencial de la actividad de nicorandil por glibenclamida. Esto es posible debido a la carencia de selectividad de glibenclamida en los canales de potasio dependientes de ATP pancreático (KATP). La relevancia clínica de esta interacción no se conoce.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: En casos aislados la glibenclamida puede ocasionar elevación de las enzimas hepáticas y empeoramiento de la función hepática (por ejemplo, con colestasis e ictericia y hepatitis, la cual puede regresar una vez descontinuada la glibenclamida, aunque puede conducir a falla hepática amenazante de la vida. Durante el tratamiento con glibenclamida deben medirse regularmente los niveles de glucosa en sangre y orina. Además, se recomienda efectuar determinaciones de la proporción de hemoglobina glucosilada y/o fructosamina.

El monitoreo de los niveles de glucosa en sangre y orina también sirven para detectar si falla el tratamiento-primaria o secundaria.

De acuerdo con las guías actuales (por ejemplo, consenso Europeo de la Diabetes Mellitus No Insulina Dependiente) se recomienda monitorizar otros parámetros (por ejemplo, lípidos en sangre).

PRECAUCIONES GENERALES:

General: El estado de alerta y las reacciones por episodios hipoglucémicos o hiperglucémicos pueden empeorar, especialmente cuando se empieza o se alterna el tratamiento, o cuando no se toma regularmente EUGLUCON®.

Esto puede, por ejemplo, afectar la habilidad para manejar vehículos, cruzar la calle con seguridad u operar máquinas.

Para alcanzar el objetivo del tratamiento con EUGLUCON® –control óptimo de glucosa en sangre– la adherencia a una dieta correcta, ejercicio físico regular y suficiente y, si es necesario, reducción de peso son tan necesarios como la ingesta regular de EUGLUCON®.

Los signos clínicos de la hiperglucemia se incrementan, la frecuencia urinaria, sed intensa, sequedad de boca y piel seca.

Al inicio del tratamiento, se le debe informar al paciente acerca de los efectos y riesgos de EUGLUCON® y acerca de su interacción con medidas dietéticas y ejercicio físico; también se debe resaltar la importancia de una cooperación adecuada.

Como con cualquier tratamiento con hipoglucemiantes, el paciente y el médico deben estar alertas del riesgo de hipoglucemia.

Los factores que pueden provocar hipoglucemia incluyen función renal alterada, insuficiencia hepática grave, trastornos no compensados del sistema endocrino que afectan el metabolismo de los carbohidratos o la contrarregulación de la hipoglucemia (como la función tiroidea, pituitaria anterior, insuficiencia adrenocortical) y administración concurrente de ciertos medicamentos (véase Interacciones medicamentosas y de otro género y Otras formas de interacciones).

El paciente debe informar al médico sobre este tipo de factores y sobre episodios hipoglucemiantes desde que se indica la necesidad particularmente de monitoreo cuidadoso. Si es necesario, la dosis de EUGLUCON® o de la terapia completa debe ser modificada. Esto también aplica siempre que ocurra una enfermedad durante la terapia o cambios del estilo de vida del paciente.

Los síntomas de hipoglucemia que reflejan la contrarregulación adrenérgica del cuerpo pueden ser leves o ausentes cuando la hipoglucemia se desarrolla gradualmente, cuando hay una neuropatía autonómica o cuando el paciente está recibiendo tratamiento concomitante con ß-bloqueadores, clonidina, reserpina, guanetidina u otros medicamentos simpatolíticos.

La hipoglucemia puede casi siempre ser controlada rápidamente con la administración inmediata de carbohidratos (glucosa o azúcar, por ejemplo, terrones de azúcar, jugo de fruta o té azucarados). Por esta razón los pacientes deben cargar un mínimo de 20 g de glucosa con ellos en todo momento. Pueden requerir la ayuda de otras personas para evitar complicaciones.

Los edulcorantes artificiales no son efectivos para el control de la hipoglucemia. A pesar de las medidas inicialmente exitosas, puede repetirse la hipoglucemia, por lo tanto, los pacientes deben permanecer bajo observación.

La hipoglucemia severa o episodios prolongados pueden ser controlados sólo temporalmente por cantidades usuales de azúcar requerida; se necesita tratamiento inmediato o seguimiento adicional por el médico. Bajo algunas circunstancias puede ser recomendable el cuidado hospitalario.

Si es tratado por un médico diferente (por ejemplo: hospitalizarse, después de un accidente, enfermedad durante vacaciones) el paciente debe informar a cada uno sobre su diabetes y tratamiento previo.

En situaciones excepcionales de estrés (por ejemplo, trauma, cirugía, infecciones febriles) la regulación de glucosa en sangre puede deteriorarse y puede ser necesario un cambio temporal de insulina para mantener un buen control metabólico.

Las personas alérgicas a derivados de sulfonamidas pueden también desarrollar una reacción alérgica a glibenclamida.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Método de administración: EUGLUCON® Tabletas debe tragarse entero con cantidades suficientes de líquido; es recomendable la mitad de un vaso con agua.

Dosis estándar: El nivel de glucemia es en principio, el parámetro que rige la dosis de EUGLUCON®. La dosis de EUGLUCON®, deberá ser la mínima efectiva. El tratamiento con EUGLUCON® sólo deberá ser iniciado y monitorizado por un médico. El paciente deberá tomar EUGLUCON® como lo recetó el médico. Las eventualidades, como el olvido de la ingestión de una dosis, no deben ser corregidas ingiriendo una dosis mayor en la siguiente toma; dosis olvidadas no pueden tomarse sin discusión de antemano con el médico.

Si se descubre que ha sido tomada una dosis muy alta o una dosis extra de EUGLUCON®, se debe consultar al médico inmediatamente.

Las recomendaciones de dosis que se dan en las siguientes secciones son dadas como guía para la dosis usual para la mayoría de los pacientes. Otras dosis de inicio o mantenimiento, más bajas que las propuestas, pueden ser usadas si se considera apropiado para el paciente individual.

Dosis inicial y fraccionada: La dosis inicial usual es de 2.5 mg a 5 mg de glibenclamida una vez al día. Se recomienda que el tratamiento se comience con la dosis más baja posible. Esto aplica en particular a los pacientes que tienen tendencia a desarrollar hipoglucemia o los que pesan menos de 50 kg. Si es necesario la dosis diaria puede incrementarse. Se recomienda que la dosis se incremente gradualmente y que el incremento se guíe por la monitorización regular de glucosa en sangre, por ejemplo: en incrementos de no más de 2.5 mg de glibenclamida y en intervalos de 1 a 2 semanas.

Rango de dosis en pacientes con buen control de diabetes, dosis máximas:

Dosis única: La dosis usual única es 2.5 a 10 mg de glibenclamida. Una dosis única no debe exceder de 10 mg de glibenclamida.

Dosis diaria: La dosis diaria usual es 5 a 10 mg de glibenclamida. Las dosis altas diarias se deben dividir en al menos 2 dosis simples separadas. Se recomienda no exceder una dosis total diaria de 15 mg de glibenclamida, las dosis altas diarias de 20 mg o más son más efectivas en casos excepcionales.

Distribución de dosis: El horario y distribución de dosis deben decidirse por el médico, el cual tomará en consideración el estilo de vida actual del paciente.

Normalmente, es suficiente una dosis simple diaria de glibenclamida. Se recomienda tomar una dosis diaria superior a 10 mg de glibenclamida antes de un desayuno sustancial o antes de la comida principal.

Cualquier porción restante de la dosis total diaria debe tomarse antes de la comida de la tarde.

Es muy importante no saltarse comidas después de haber tomado las tabletas.

Ajuste de la dosis secundaria: El requerimiento de glibenclamida puede disminuir conforme continúe el tratamiento como una mejora en el control de la misma diabetes asociada con alta sensibilidad a la insulina. Para evitar la hipoglucemia, se debe considerar la reducción o suspensión oportuna de la dosis.

Se debe considerar la corrección de dosificación siempre que:

– Cambie el peso del paciente.

– Cambie el estilo de vida del paciente.

– Se presentan otros factores, los cuales causen un incremento en la sensibilidad a la hipoglucemia o hiperglucemia.

Cambio de otro hipoglucemiante oral a EUGLUCON®: No hay una relación posológica exacta entre la glibenclamida y otros hipoglucemiantes orales. Si se reemplaza EUGLUCON® por otros hipoglucemiantes orales, se recomienda que el procedimiento sea el mismo para la dosis inicial, empezando con dosis diaria de 2.5 mg de glibenclamida a un máximo de 5 mg de glibenclamida. Esto aplica aun en casos donde el paciente está cambiando de la dosis máxima a otro hipoglucemiante oral.

Se debe considerar la potencia y duración de acción del agente hipoglucemiante previo. Puede requerirse una interrupción en la administración para evitar la duplicación del efecto que conlleva el riesgo de hipoglucemia.

Duración del tratamiento: El tratamiento con EUGLUCON® normalmente es una terapia a largo plazo.

Dosificación en poblaciones especiales:

Niños: La seguridad y eficacia de EUGLUCON® en niños y adolescentes no ha sido establecida.

Ancianos: Los pacientes ancianos (³ 65 años) son susceptibles a hipoglucemia, y por lo tanto el tratamiento puede requerir de ajustes de dosis con base en el juicio clínico y el control glucémico (véase Farmacocinética en poblaciones especiales).

Insuficiencia renal: En pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada, no se requiere de ajustes de dosis; sin embargo, la función renal alterada se considera un factor que puede provocar hipoglucemia (véase Precauciones generales). EUGLUCON® está contraindicado en pacientes con insuficiencia renal severa (CLcr < 30 ml/min) (véase Contraindicaciones y Farmacocinética en poblaciones especiales).

Insuficiencia hepática: Véase Contraindicaciones y Farmacocinética en poblaciones especiales.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Una sobredosificación aguda, así como un tratamiento a largo plazo con dosis muy altas de glibenclamida puede llevar a una hipoglucemia severa, prolongada y que ponga en riesgo la vida.

Tratamiento: Tan pronto como se haya descubierto la sobredosificación de glibenclamida, se debe notificar al médico sin retraso. Los pacientes deben tomar azúcar inmediatamente, si es posible en forma de glucosa, a menos que el médico asuma la responsabilidad de tratar la sobredosificación.

Es esencial un monitoreo cuidadoso hasta que el médico esté seguro de que el paciente esté fuera de peligro.

Se debe recordar que la hipoglucemia y sus signos clínicos pueden repetirse después de que inicia la recuperación. En algunas ocasiones es necesario el ingreso al hospital, aun como medida precautoria.

En particular, sobredosis significativas y reacciones severas con signos como la pérdida de la conciencia u otros trastornos neurológicos serios son emergencias médicas y requieren tratamiento inmediato e ingreso al hospital.

Los pacientes deben ser manejados de acuerdo con la práctica médica de los médicos tratantes, y de acuerdo con la práctica estándar para pacientes con hipoglucemia.

Cuando se trata la hipoglucemia, en particular con lactantes y niños jóvenes, la dosis que se da de glucosa debe ajustarse muy cuidadosamente en vista de la posibilidad de producir una hiperglucemia peligrosa, y debe controlarse con monitoreo cercano de la glucosa en sangre.

Los pacientes que tomaron cantidades de glibenclamida que ponen en riesgo su vida requieren desintoxicación (por ejemplo, por lavado gástrico o carbón medicinal).

Después de haber completado un reemplazo agudo de glucosa, es usualmente necesario dar una infusión intravenosa de glucosa en concentraciones bajas para estar seguros de que la hipoglucemia no regresará.

Los niveles de glucosa en sangre de los pacientes deben monitorearse cuidadosamente al menos cada 24 horas.

En casos severos con curso prolongado, la hipoglucemia o el peligro de regresar al estado de hipoglucemia puede persistir por varios días.

PRESENTACIÓN:

Caja con 50 tabletas de 5 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo:

farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

Para información adicional sobre este medicamento comuníquese a nuestro Centro de Información Médica, tels.: (01)(55) 5258-5099 y 01800-821-8887, o mexico.info@roche.com

La seguridad del paciente es una responsabilidad compartida, Roche le proporciona información científica y recibe sus reportes de sospechas de reacciones adversas a través del Centro de Información Médica y la Unidad de Farmacovigilancia. Contáctenos: mexico.info@roche.com

Hecho en México por:

PRODUCTOS ROCHE, S. A. de C. V.

Vía Isidro Fabela Nte. No. 1536-B

Col. Parque Industrial

C.P. 50030, Toluca, México

Reg. Núm. 73458, SSA IV

® Marca registrada