Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

DUOTRAV

Sustancias

TIMOLOL, TRAVOPROST

Forma Famacéutica y Formulación

Solución

Presentación

Envase,2.5 ml,

1 Caja, 1 Solución , 12.5 mg,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada ml de SOLUCIÓN contiene:

Travoprost 0.04 mg

Maleato de timolol equivalente 5.0 mg
de timolol

Vehículo, c.b.p. 1.0 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: DUOTRAV® está indicado en la reducción de la presión intraocular elevada en pacientes con glaucoma de ángulo abierto o hipertensión ocular, en quienes el tratamiento con un único medicamento sólo permite obtener una reducción insuficiente de la presión intraocular.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Es importante mencionar que el modelo farmacocinético clásico fundamentado en productos administrados por vía sistémica no se aplica completamente a todos los fármacos oftálmicos. Aun cuando la biotransformación de los fármacos en los ojos está determinada por principios similares de absorción, distribución, metabolismo y excreción pueden tener algunas variables importantes. Con todo, pese a que se utilicen cantidades más pequeñas de medicamentos aplicados por vía ocular, existen mecanismos que los pueden llevar a la circulación sistémica, lo cual siempre deberá ser tomado en consideración.

Farmacocinética:

Absorción: El travoprost y el timolol se absorben a través de la córnea. El travoprost experimenta una rápida hidrólisis por acción de ésteres (éster-hidrólisis) en la córnea, convirtiéndose en el ácido libre activo. Se han realizado estudios clínicos en los que se ha comprobado que, tras la administración ocular tópica del producto con la combinación travoprost al 0.004% y timolol al 0.5%, solución oftálmica, en sujetos sanos, cada 24 horas, durante 3 días en total, el ácido libre del travoprost no resultó cuantificable en las muestras de plasma obtenidas de la mayoría de los individuos estudiados (80%), y tampoco resultó detectable en ninguna de las muestras, una hora después de la administración de la dosis correspondiente. En aquellos individuos en quienes el ácido libre del travoprost resultó cuantificable (= 0.01 ng/ml, el límite de la cuantificación), se observó que la concentración plasmática osciló dentro del siguiente rango: de 0.011 a 0.020 ng/ml.

Por otro lado, también se comprobó que la concentración máxima media del timolol, en equilibrio, fue de 0.692 ng/ml tras la administración del producto DUOTRAV® Solución oftálmica, con una frecuencia de una vez al día. El valor de la Tmáx. del timolol se observó dentro de la hora siguiente posterior a la administración del producto.

Distribución: Según se ha podido comprobar en experimentos llevados a cabo con animales, el ácido libre del travoprost se puede cuantificar en el humor acuoso durante las primeras horas siguientes a la administración del producto; mientras que, en plasma humano, el ácido libre del travoprost únicamente se puede cuantificar durante la primera hora siguiente a la administración ocular tópica del DUOTRAV®. Por otro lado, también se comprobó que el timolol se puede cuantificar en el humor acuoso humano tras su administración ocular tópica, y en plasma, hasta 12 horas después de la administración ocular de este producto.

Metabolismo: El travoprost, una prodroga del éster isopropílico, es rápidamente hidrolizado en la córnea, por acción de las estearasas, convirtiéndose en su ácido libre farmacológicamente activo. Por vía sistémica, el ácido libre del travoprost se metaboliza convirtiéndose en metabolitos inactivos, mediante algunos de los siguientes procesos: beta-oxidación de la cadena del a  (ácido carboxílico) para formar los análogos: 1,2-dinor y 1,2,3,4-tetranor; oxidación del radical 15-hidroxilo; o bien mediante la reducción del doble enlace 13, 14. Según se pudo comprobar en experimentos, la eliminación del ácido libre en plasma fue rápida, registrándose un tiempo de t½ aparente (valor medio) de 45 minutos. No se observó ninguna diferencia entre los días 1 y 3, en cuanto a las concentraciones plasmáticas, lo que indica que el equilibrio se alcanzó rápidamente y no se registró ninguna acumulación.

En el humano, el timolol se metaboliza fundamentalmente mediante dos procedimientos que involucran la oxidación del anillo morfolina, lo que provoca una abertura de dicho anillo. Mediante uno de estos procedimientos, se obtiene una cadena lateral de etanolamina en el anillo tiadiazol, y mediante el otro procedimiento se obtiene una cadena lateral etanólica en el anillo nitrógeno de la morfolina y una segunda cadena lateral similar con un grupo carbonilo contiguo al anillo nitrógeno.

La t½ de eliminación terminal aparente del timolol en plasma es de 4 horas posterior a la administración ocular tópica de DUOTRAV®.

Excreción: El ácido libre del travoprost y sus metabolitos se eliminan por vía renal principalmente. En estudios llevados a cabo en seres humanos, se comprobó que menos del 2% de una dosis ocular tópica de travoprost se recuperó en la orina como ácido libre.

El timolol y sus metabolitos también se eliminan, principalmente, por vía renal. Alrededor del 20% de una dosis de timolol se excreta en la orina sin modificaciones, mientras que el resto se elimina por esta misma vía como metabolitos.

Farmacodinamia: La aplicación de DUOTRAV® tópicamente en el ojo desarrolla una acción mediante la cual se logra reducir la presión intraocular elevada, así como también la presión intraocular normal, acompañada o no por glaucoma. La presión intraocular elevada constituye el principal factor de riesgo en la patogénesis de la pérdida del campo visual por glaucoma. Cuanto más elevada sea la presión intraocular, mayor será el riesgo de pérdida de campo visual y daño del nervio óptico como consecuencia del glaucoma. En una investigación clínica denominada Estudio Avanzado de la Intervención del Glaucoma, se confirmó que la presión intraocular elevada constituye un factor de riesgo positivo que puede derivar en la pérdida de campo visual. Fue observado que en los ojos de los pacientes del estudio que presentaron presiones intraoculares inferiores a 18 mm Hg se registró una reducida pérdida del campo visual o no hubo dicha reducción, lo que pudo comprobarse durante el periodo de seguimiento y control, el cual se realizó durante 6 años.

DUOTRAV® contiene dos principios activos, el travoprost y el maleato de timolol, los cuales reducen la presión intraocular mediante mecanismos de acción complementarios. El ácido libre del travoprost es un potente agonista, altamente selectivo, del receptor prostanoide FP, el cual, según se ha podido comprobar, disminuye la presión intraocular, aumentando el flujo uveoescleral. La acción reductora de la presión intraocular comienza a manifestarse transcurridas aproximadamente dos horas de la administración del producto y el efecto máximo se alcanza al cabo de 12 horas. Se puede mantener una significativa disminución de la presión intraocular durante más de 24 horas, con una sola dosis. Observaciones llevadas a cabo durante un año permitieron demostrar que el efecto reductor de la presión intraocular del travoprost se mantiene satisfactoriamente.

El maleato de timolol es un bloqueador adrenérgico no selectivo de los receptores beta1 y beta2, que no desarrolla una actividad simpaticomimética intrínseca significativa, depresora directa del miocardio o anestésica local (estabilizadora de membrana). Hasta el momento actual no se ha establecido claramente cuál es el mecanismo exacto que regula la acción hipotensora del timolol. Estudios tonográficos y fluorofotométricos llevados a cabo en seres humanos, sugieren que la acción predominante de este fármaco posiblemente esté relacionada con la reducción en la producción de humor acuoso. No obstante, en algunos estudios también se observó un leve aumento de la capacidad de drenaje.

El comienzo de la acción reductora de la presión intraocular tras la administración del maleato de timolol, se detecta dentro de la media hora siguiente a la aplicación de una sola dosis de dicha droga. En general, el efecto máximo se detecta al cabo de una a dos horas de la administración del producto y, según se ha podido demostrar, con una sola dosis de este fármaco, se ha logrado mantener una reducción significativa de la presión intraocular hasta por un periodo de 24 horas. Observaciones repetidas llevadas a efecto durante un año permitieron demostrar que el efecto reductor de la presión intraocular del timolol también se mantiene satisfactoriamente.

CONTRAINDICACIONES: Este producto está contraindicado en individuos en quienes se sospeche o se conozca hipersensibilidad al travoprost, al timolol, al cloruro de benzalconio o a cualquiera de los ingredientes de la fórmula. También está contraindicado en pacientes con asma bronquial, antecedentes de asma bronquial, enfermedad pulmonar obstructiva severa crónica, bradicardia sinusal, bloqueo auriculoventricular de segundo o tercer grado, insuficiencia cardiaca sintomática o choque cardiogénico.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: El travoprost resultó ser teratógeno en ratas, según se comprobó en un estudio llevado a cabo en estos animales, utilizando una dosis intravenosa de 10 µg/kg/día (250 veces la dosis utilizada en humanos), y en el cual se registró un aumento en la incidencia de malformaciones esqueléticas, así como también malformaciones externas e internas (vísceras), como: esternebras fusionadas, cabeza abovedada e hidrocefalia.

Pero por otro lado, también se comprobó que el travoprost no resultó ser una droga teratógena en las ratas, utilizando dosis intravenosa de hasta 3 µg/kg/día (75 veces la dosis en humanos), ni en los ratones, utilizando dosis subcutáneas de hasta 1 µg/kg/día (25 veces la dosis en humanos).

Asimismo, se comprobó que el travoprost produjo un aumento de las pérdidas posimplante y una disminución de la viabilidad fetal en las ratas que recibieron dosis I.V. > 3 µg/kg/día (75 veces la dosis en humanos), y en los ratones que recibieron dosis subcutáneas > 0.3 µg/kg/día (75 veces la dosis en humanos).

En las crías de ratas que recibieron travoprost por vía subcutánea desde el día 7 del periodo gestacional hasta el día 21 del periodo de amamantamiento o lactancia, en dosis = 0.12 µg/kg/día (3 veces la dosis en humanos), se observó un aumento de la incidencia de mortalidad posnatal y una disminución del porcentaje de aumento de peso neonatal.

También se comprobó que el desarrollo neonatal resultó afectado, al observarse los siguientes efectos: demora en abrir los ojos, desprendimiento del pabellón auditivo, separación del prepucio y menor actividad motora.

Estudios sobre teratogenicidad llevados a efecto con el fármaco timolol en ratones, ratas y conejos, utilizando dosis orales de hasta 50 mg/kg/día (7,000 veces la dosis utilizada en humanos), no demostraron ningún indicio o evidencia de malformaciones fetales.

Aunque en las ratas se observó una osificación fetal tardía con esta dosis, no se registraron efectos adversos en el desarrollo posnatal de las crías.

Asimismo, se comprobó que las dosis de 1,000 mg/kg/día (equivalentes a 142,000 veces la dosis en humanos) resultaron ser materno-tóxicas en los ratones, derivando en un aumento de las resorciones fetales.

También se observó un incremento de las resorciones fetales en conejos tratados con dosis equivalentes a 14,000 veces la dosis en humanos, pero en este caso no se observaron signos de toxicidad materna.

Hasta el momento, no se han llevado a cabo estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas.

En consecuencia este producto se utilizará en el embarazo únicamente si el posible beneficio para la madre justifica el posible riesgo para el producto. Un estudio llevado a cabo en ratas en periodo de lactancia demostró que el travoprost radiomarcado y sus metabolitos fueron excretados en la leche de estos animales. Se desconoce si este fármaco o sus metabolitos son excretados en la leche humana.

El maleato de timolol ha sido detectado en la leche materna, tras su administración por vía oral y oftálmica. Dada la posibilidad de que se produzcan reacciones adversas graves en los lactantes, se deberá decidir entre suspender la lactancia o continuar el tratamiento con este medicamento, teniendo en cuenta la importancia del mismo para la madre.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En estudios clínicos controlados llevados a cabo con el DUOTRAV® Solución oftálmica, se comprobó que la hiperemia ocular resultó ser el efecto adverso ocular más comúnmente observado. Dicho efecto se registró en un 13-15% de los pacientes estudiados.

Aproximadamente 2% de los pacientes tratados con este producto discontinuaron el tratamiento como consecuencia de la hiperemia conjuntival.

Entre otros efectos adversos oculares informados durante el tratamiento con la combinación travoprost/timolol, solución oftálmica, con frecuencia de un 5 a 10% se incluyeron: disminución de la agudeza visual, xeroftalmia, malestar ocular, sensación de cuerpo extraño, crecimiento de las pestañas y fotofobia.

Los siguientes eventos adversos se registraron en pacientes tratados con el producto con frecuencia de 1 a 4%: Visión borrosa, conjuntivitis, tinción corneal, deslumbramiento, queratitis, trastornos a nivel de los párpados, dolor y prurito.

Entre los eventos adversos no oculares informados con frecuencia del 2 al 6% se incluyeron: artralgia, artritis, bronquitis, síndrome gripal, cefalea, hipertensión y dolor e infección del tracto urinario.

Cuando se administraron los componentes en forma individual se han reportado los siguientes eventos adversos:

En el caso del travoprost a nivel del organismo en general: Heridas accidentales, dolor de espalda, dolor torácico (dolor precordial).

Sistema cardiovascular: Angina de pecho, bradicardia, hipotensión.

Aparato digestivo: Dispepsia, trastornos gastrointestinales.

Metabólicos y nutricionales: Hipercolesterolemia.

Sistema nervioso/Psiquiátrico: Ansiedad, depresión.

Sistema respiratorio: Sinusitis.

Aparato urogenital: Trastornos prostáticos, incontinencia urinaria.

Sentidos especiales: Visión anormal, blefaritis, cataratas, hemorragia subconjuntival, lagrimeo.

Timolol a nivel del organismo en general: Astenia, fatiga y dolor torácico.

Aparato cardiovascular: Bradicardia arritmia, hipotensión, síncope, bloqueo cardiaco, accidente vascular cerebral, isquemia cerebral, insuficiencia cardiaca, empeoramiento de la angina de pecho, palpitaciones, infarto al miocardio, edema pulmonar, marcha anormal, enfermedad de Raynaud, manos y pies fríos.

Aparato digestivo: Náuseas, diarrea, dispepsia, anorexia y xerostomía.

Sistema inmunológico: Lupus eritematoso sistémico.

Sistema nervioso/psiquiátrico: Mareos, aumento de los signos y síntomas propios de la miastenia gravis, parestesia, somnolencia, insomnio, pesadillas, cambios en el comportamiento y trastornos psíquicos incluyendo depresión, confusión, alucinaciones, ansiedad, desorientación, nerviosismo y pérdida de la memoria.

Piel: Alopecia y erupción psoriasiforme o exacerbación de la psoriasis.

Hipersensibilidad: Angioedema, urticaria, erupción localizada y generalizada.

Aparato respiratorio: Broncospasmo (predominantemente en pacientes con enfermedad broncospástica preexistente), insuficiencia respiratoria, disnea, congestión nasal y tos.

Sistema endócrino: Síntomas ocultos o enmascarados de hipoglucemia en pacientes diabéticos.

Ojos: Signos y síntomas de irritación ocular, incluyendo blefaritis, secreción (con formación de costras) y epífora, ptosis, sensibilidad corneal disminuida, edema macular cistoideo, trastornos visuales como cambio de refracción y diplopia, pseudopenfigoide ocular, desprendimiento coroidal tras cirugía filtrante.

Oídos: Acúfenos.

Aparato urogenital: Fibrosis retroperitoneal, disminución de la líbido, impotencia y enfermedad de Peyronie (induración de los cuerpos cavernosos del pene).


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Estudios de carcinogénesis llevados a cabo en ratas y ratones, durante un periodo de dos años, utilizando dosis subcutáneas de 10, 30 o 100 µg/kg/día de travoprost, comprobaron que este fármaco no presentó ningún indicio de carcinogénesis potencial.

Cabe destacar que en el caso de la dosis de 100 µg/kg/día, las ratas de sexo masculino fueron tratadas únicamente durante un periodo de 82 semanas, y en el estudio llevado a cabo en ratones, no se alcanzó la dosis máxima tolerada.

La dosis más elevada utilizada en estos estudios realizados en animales (100 µg/kg/día) equivale a niveles de exposición 400 veces mayores (o más) que los niveles de exposición registrados con la dosis oftálmica máxima recomendada en humanos, en base a los niveles de droga activa en plasma.

Según pudo comprobarse en ensayos realizados (Test de Ames, ensayo de micronúcleos de ratón y en un estudio de aberración cromosómica efectuado en ratas), el travoprost no resultó ser una droga mutágena.

En uno de dos ensayos de linfoma de ratón, se observó un ligero aumento en la frecuencia de mutación de este fármaco, pero sólo en presencia de las enzimas activadoras S-9 de la rata.

Asimismo, también se demostró que el travoprost no afectó los índices de apareamiento y fertilidad, ni en las ratas del sexo masculino ni en las del sexo femenino, utilizando dosis subcutáneas de hasta 10 µg/kg/día (250 veces la dosis oftálmica recomendada en humanos, la cual es de 0.04 µg/kg/día).

Con la dosis de 10 µg/kg/día se observó una ligera reducción de la cantidad promedio de cuerpos lúteos, y un aumento de las pérdidas posimplante.

Estos efectos no se observaron al utilizar una dosis de 3 µg/kg/día (75 veces la dosis oftálmica utilizada en humanos).

En un estudio de dos años de duración llevado a cabo en ratas, en el cual se investigaron los efectos de la administración del maleato de timolol por vía oral, se observó un aumento estadísticamente significativo en la incidencia de feocromocitomas suprarrenales en las ratas de sexo masculino, que recibieron dosis de 300 mg/kg/día (aproximadamente 42,000 veces la dosis utilizada en humanos).

Este efecto no se observó en aquellas ratas que recibieron dosis orales equivalentes a 14,000 veces la dosis empleada en humanos.

En un estudio llevado a cabo en ratones (durante toda su vida), en el cual los animales recibieron maleato de timolol por vía oral, se observaron aumentos estadísticamente significativos en la incidencia de tumores pulmonares benignos y malignos, pólipos uterinos benignos y adenocarcinomas mamarios, en aquellos ratones de sexo femenino que recibieron dosis de 500 mg/kg/día (aproximadamente 71,000 veces la dosis empleada en humanos), pero no en aquellos animales que recibieron dosis de 5 o 50 mg/kg/día (equivalente a 700 o 7,000 veces la dosis para humanos).

En un estudio posterior, llevado a cabo en ratones de sexo femenino en los cuales los exámenes posmortem se limitaron a útero y pulmones, también se observó un aumento estadísticamente significativo en la incidencia de tumores pulmonares con la dosis de 500 mg/kg/día.

El aumento registrado en la incidencia de adenocarcinomas mamarios se relacionó con el aumento del nivel de prolactina en suero, registrados en las hembras de ratones que recibieron timolol por vía oral en dosis de 500 mg/kg/día, pero no en las hembras que recibieron dosis orales de 5 o 50 mg/kg/día.

El aumento en la incidencia de adenocarcinomas mamarios observados en los roedores, se ha vinculado con la administración de diversos agentes terapéuticos que elevan el nivel de prolactina en suero; Con todo, en los humanos no se ha establecido ninguna correlación entre los niveles de prolactina en suero y los tumores mamarios.

Más aún, en mujeres adultas que recibieron dosis orales de hasta 60 mg de maleato de timolol (dosis oral máxima recomendada en humanos), no se observaron cambios clínicamente significativos en cuanto a los niveles de prolactina en suero.

Además se comprobó que el maleato de timolol carece de potencial mutágeno alguno, tal como se observó al analizar este fármaco in vivo en el ratón en el ensayo de micronúcleos y estudio citogenético (con dosis de hasta 800 mg/kg) y al analizar el fármaco in vitro, en un ensayo de transformación de células neoplásicas (con dosis de hasta 100 µg/ml).

En los test de Ames, las concentraciones más elevadas de timolol utilizadas (5,000 o 10,000 µg/placa), se relacionaron con aumentos estadísticamente significativos de las reversiones, observadas con la cepa de prueba “TA 100” (en siete ensayos de réplicas), pero no con las tres cepas restantes.

En los estudios llevados a cabo con la cepa de prueba “TA 100”, no se observó ninguna relación dosis –respuesta constante, y el denominado índice de prueba para controlar las reversiones, no llegó a 2.

En general, se considera que un índice = 2 constituye el criterio para un test de Ames positivo.

Estudios de reproducción y fertilidad realizados con el maleato de timolol en ratas, no demostraron ningún efecto adverso sobre la fertilidad femenina o masculina, utilizando dosis de hasta 21,000 veces la empleada en humanos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Agentes bloqueadores beta-adrenérgicos: Aquellos pacientes que estén recibiendo un bloqueador beta-adrenérgico por vía oral y, al mismo tiempo, la combinación travoprost y timolol, solución oftálmica, deberán ser cuidadosamente controlados en virtud de los posibles efectos aditivos del beta-bloqueo, tanto sistémicos como aquellos que afectan específicamente la presión intraocular.

Habitualmente, no se recomienda la administración de dos bloqueadores beta-adrenérgicos tópicos.

Antagonistas del calcio: Se deberá tener suma precaución cuando se coadministren agentes bloqueadores beta-adrenérgicos, como el timolol, junto con antagonistas del calcio, administrados ya sea por vía oral o intravenosa, dada la posibilidad de que se produzcan trastornos a nivel de la conducción auriculoventricular, insuficiencia ventricular izquierda o hipotensión.

En pacientes con insuficiencia cardiaca se deberá evitar la administración conjunta de bloqueadores beta-adrenérgicos.

Se recomienda observación estricta del paciente cuando se administra un beta bloqueador a quien esté recibiendo fármacos que provocan disminución de las catecolaminas, como por ejemplo la reserpina, debido a los posibles efectos aditivos y a la posibilidad de que se produzca un cuadro de hipotensión y/o bradicardia marcada, lo que puede derivar en vértigo, síncope o hipotensión postural.

Antagonistas digitálicos y cálcicos: El uso concomitante de bloqueadores beta-adrenérgicos con antagonistas digitálicos y cálcicos puede traer aparejados efectos aditivos, en cuanto a la prolongación del tiempo de conducción auriculoventricular.

Quinidina: Se han informado casos de un beta-bloqueo sistémico potenciado (por ejemplo, disminución de la frecuencia cardiaca) durante el tratamiento combinado con quinidina y timolol, posiblemente debido a que la quinidina inhibe el metabolismo del timolol, vía la enzima P-450, CYP2D6.

Clonidina: Los agentes beta-bloqueadores adrenérgicos que se administran por vía oral pueden exacerbar la hipertensión de rebote que suele manifestarse tras el retiro o la suspensión de la administración de clonidina.

No se han informado casos de exacerbación de la hipertensión de rebote con el maleato de timolol de uso oftálmico.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se han reportado alteraciones en las principales pruebas de laboratorio cuando se utiliza este producto.

PRECAUCIONES GENERALES: Se han informado casos de queratitis bacteriana relacionada con el uso de envases multidosis de productos oftálmicos tópicos. Se supone que estos envases habían sido contaminados inadvertidamente por los mismos pacientes quienes, en la mayoría de los casos, también presentaban una enfermedad corneal concurrente o una ruptura de la superficie epitelial ocular.

Los pacientes pueden desarrollar en forma lenta un aumento de pigmentación marrón del iris. Es posible que este cambio no se note o no resulte discernible durante meses o, incluso, durante años. Estos cambios en la pigmentación del iris pueden ser más notables en pacientes con iris de coloración mixta, por ejemplo, azul-amarronado, gris-amarronado, amarillo-amarronado y verde-amarronado, sin embargo, este cambio también ha sido observado en pacientes con ojos color marrón. Se supone que este cambio de color obedece a un aumento del contenido de melanina presente en los melanocitos estromáticos del iris. Sin embargo, hasta el momento actual se desconoce el mecanismo de acción exacto que provoca este aumento. Habitualmente, la pigmentación marrón que se observa alrededor de la pupila, se expande concéntricamente hacia la periferia en los ojos afectados, mientras que todo el iris o ciertas partes del iris pueden exhibir una coloración más amarronada.

En tanto no se disponga de mayor información acerca de este aumento de pigmentación marrón del iris, los pacientes deberán ser examinados regularmente y, según la situación del cuadro que presenten, se podrá llegar a interrumpir o discontinuar el tratamiento en caso de persistir esta hiperpigmentación.

La combinación de travoprost y timolol se deberá utilizar con suma precaución en pacientes que estén afectados de una inflamación intraocular activa (iritis/uveítis).

Durante el tratamiento con análogos de la prostaglandina (F2a), se han informado casos de edema macular, incluyendo casos de edema macular cistoideo. Estos casos han sido detectados principalmente en pacientes afáquicos, en pacientes pseudoafáquicos con la cápsula posterior cristalino rasgado o rota, o en pacientes que se encontraban en una clara o evidente situación de riesgo, con posibilidad de derivar en un edema macular. Por lo expuesto, es importante destacar que la combinación de travoprost y timolol, solución oftálmica, debe ser utilizado con sumo cuidado y precaución en estos pacientes.

DUOTRAV® no ha sido evaluado para aplicar al tratamiento del glaucoma con cierre de ángulo, al glaucoma inflamatorio o el glaucoma neovascular.

Se han informado casos de desprendimiento coroidal, tras la implementación de procedimientos de filtración, con tratamiento a base de un agente supresor/inhibidor acuoso (por ejemplo, el timolol).

Anafilaxia: Mientras estén en tratamiento con betabloqueadores, aquellos pacientes con antecedentes de atopia o de reacciones anafilácticas graves a diversos agentes alergenos, pueden volverse más sensibles a la estimulación repetida, ya sea accidental, diagnóstica o terapéutica, con dichos agentes alergenos.

Estos pacientes pueden volverse insensibles o no responder a las dosis usuales de epinefrina, utilizadas para tratar dichas reacciones anafilácticas.

Debilidad muscular: Se ha informado que el bloqueo betaadrenérgico puede llegar a potenciar o aumentar la debilidad muscular, junto con ciertos síntomas miasténicos (por ejemplo, diplopía, ptosis y debilidad generalizada). También se ha informado que el timolol puede llegar a aumentar (aunque sea rara vez) la debilidad muscular en algunos pacientes con miastenia gravis o síntomas miasténicos.

El producto DUOTRAV® no deberá administrarse mientras se están usando lentes de contacto, por lo que se deberá advertir a los pacientes que utilicen lentes de contacto que el producto contiene cloruro de benzalconio, el cual puede ser absorbido por los lentes. Por consiguiente, el paciente deberá quitarse sus lentes de contacto antes de que sea administrada la solución. Una vez que hayan transcurrido 15 minutos después de la administración, los lentes de contacto pueden ser puestos nuevamente. Deberá informarse a los pacientes que eviten tocar el ojo o las estructuras oculares adyacentes con la punta o extremo del envase vertedor (gotero) de este producto, ya que se puede llegar a contaminar la solución. Ello es importante, ya que el uso de soluciones contaminadas puede derivar en serios daños oculares, e incluso, en la pérdida de la visión.

Asimismo, se deberá advertir a los pacientes que, en caso de llegar a desarrollar una enfermedad o una lesión ocular intercurrente (como por ejemplo, un traumatismo o un cuadro infeccioso) o si tuvieran que ser sometidos a una cirugía ocular, deberán consultar de inmediato con su médico oftalmólogo, a fin de averiguar si pueden seguir usando o no este producto.

También se deberá advertir a los pacientes que, en caso de desarrollar cualquier tipo de reacción ocular, en especial conjuntivitis o reacciones a nivel de párpados, deberán consultar de inmediato con su oftalmólogo.

Si se estuviese utilizando más de un fármaco oftálmico tópico, dichos productos deberán administrarse dejando transcurrir por lo menos 5 minutos entre la instilación de uno y otro fármaco.

Uso pediátrico: No se ha establecido la seguridad y efectividad en pacientes pediátricos.

Uso geriátrico: No se han observado diferencias generales en seguridad o efectividad entre pacientes ancianos y de otras edades.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La vía de administración de DUOTRAV® es ocular.

Dosis: El régimen de dosis recomendado es el siguiente: una gota en el ojo(s) afectado(s) una vez al día por la mañana, cada 24 horas.

El régimen de dosis de este producto no deberá exceder de una vez al día, ya que se ha comprobado que la administración más frecuente de análogos prostaglandínicos puede llegar a disminuir el efecto reductor de la presión intraocular.

Deberá tomarse en cuenta que, cuando se administra más de un fármaco oftálmico tópico, dichas drogas deberán administrarse dejando transcurrir un intervalo de 5 minutos, como mínimo, entre la administración de uno y otro producto.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No se dispone de datos en humanos acerca de la sobredosis de la combinación travoprost y timolol.

En el caso de éste último fármaco, se han informado casos de sobredosis inadvertida, los cuales derivaron en efectos sistémicos similares a aquellos observados con el uso de agentes bloqueadores beta-adrenérgicos sistémicos, como: mareos, cefalea, disnea, bradicardia, broncospasmo y paro cardiaco.

Un estudio realizado en pacientes con insuficiencia renal demostró que el timolol no se dializó rápidamente, tras su administración por vía oral.

PRESENTACIONES:

DUOTRAV® se presenta en envase Drop-TainerMR de 2.5 ml.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C en posición vertical.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se deje al alcance de los niños. No ingerible. Su venta requiere receta médica. El empleo de este medicamento durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico. Se recomienda evitar tocar cualquier superficie con la punta del gotero, ya que esto puede contaminar el producto.

Hecho en EUA por:

Alcon Laboratories Inc.

Para:

Alcon Laboratories (Australia)

Acondicionado por:

Alcon Laboratorios, S. A. de C. V.

Distribuido por:

ALCON LABORATORIOS, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 211M2008, SSA IV

IEAR-083501CT050078/R2008