Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

DICLORAN

Sustancias

DICLOFENACO

Forma Famacéutica y Formulación

Solución inyectable

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada ampolleta contiene:

Diclofenaco sódico 75 mg

Agua inyectable, c.b.p. 3 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Antirreumático antiinflamatorio con acción analgésica.

Tratamiento de: Formas inflamatorias y degenerativas de reumatismo en estado agudo, artritis reumatoide, espondilartritis anquilosante; artrosis y espondilartrosis, síndromes dolorosos de la columna vertebral, reumatismo extraarticular, ataque agudo de gota, inflamación y tumefacción dolorosa postraumática y posoperatoria, cólico renal y cólico biliar, ataques agudos de migraña.

Tratamiento intravenoso: Tratamiento o prevención del dolor posoperatorio en el hospital.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética:

Absorción: Tras la administración de 75 mg de diclofenaco por vía intramuscular comienza de forma inmediata la absorción, y una vez transcurridos 20 minutos se alcanza un pico en las concentraciones plasmáticas de unos 2.5 ug/ml (8 µmol/L) en promedio. La cantidad absorbida es directamente proporcional a la dosis.

Cuando se administran 75 mg de diclofenaco como infusión intravenosa durante más de 2 horas, las concentraciones plasmáticas máximas son de aproximadamente 1.9 µg/ml (5.9 µmol/L). Infusiones más breves provocan concentraciones máximas más altas, mientras que las infusiones más prolongadas alcanzan después de 3 a 4 horas concentraciones máximas estables proporcionales a la velocidad de infusión.

En cambio, las concentraciones plasmáticas declinan rápidamente después de haber alcanzado un pico tras la inyección intramuscular, la administración de grageas resistentes al jugo gástrico o supositorios.

El área bajo la curva de la concentración (ABC) tras la administración intramuscular o intravenosa equivale aproximadamente al doble de la que se obtiene al administrarse la misma dosis por vía oral o rectal, ya que la sustancia activa se metaboliza hasta cerca de la mitad durante el primer paso por el hígado "efecto de primer paso" cuando se administra por vía oral o rectal. El comportamiento farmacocinético permanece inalterado tras la administración repetida. No se produce acumulación si se mantienen los intervalos posológicos recomendados.

Distribución: El diclofenaco se fija en 99.7% a las proteínas séricas, principalmente a la albúmina (99.4%). El volumen aparente de distribución calculado es de 0.12 a 0.17 L/kg. El diclofenaco pasa al líquido sinovial donde las concentraciones máximas, se miden 2-4 horas después de haberse alcanzado los valores plasmáticos máximos.

La vida media aparente para la eliminación desde el líquido sinovial es de 3 a 6 horas.

Dos horas después de alcanzarse los niveles plasmáticos máximos, las concentraciones de sustancia activa en el líquido sinovial son ya más altas que en el plasma, y siguen siendo superiores hasta 12 horas.

Biotransformación: La biotransformación del diclofenaco se efectúa en parte por glucuronidación de la molécula intacta, pero ante todo por hidroxilación simple y múltiple y metoxilación que producen varios metabolitos fenólicos (3-hidroxi- 4'-hidroxi- 5-hidroxi- 4' 5-dihidroxi- y 3-hidroxi-4-metoxi-diclofenaco), la mayoría convertidos en conjugados glucurónidos. Dos de estos metabolitos fenólicos son biológicamente activos, aunque en mucho menor grado que el diclofenaco.

Eliminación: El aclaramiento sistémico total del diclofenaco en plasma es de 263 ± 56 ml/min (valor medio ± DE). La vida media terminal en plasma es de 1 a 2 horas. Cuatro de los metabolitos, inclusive los dos activos, también tienen vidas medias cortas de 1-3 horas.

Un metabolito, el 3'-hidroxi- 4'-metoxi-diclofenaco, tiene una vida media plasmática mucho mayor. Sin embargo, con el tiempo, este metabolito es inactivo.

Alrededor de 60% de la dosis administrada se excreta con la orina en forma del conjugado glucurónido de la molécula intacta, y como metabolitos convertidos también en su mayor parte en conjugados glucurónidos.

Menos de 1% se excreta como sustancia inalterada. El resto de la dosis se elimina como metabolitos por la bilis en las heces.

Características de los pacientes: No se han registrado diferencias relevantes tras la administración oral, en la absorción, el metabolismo y la excreción debidas a la edad del paciente; sin embargo, en algunos sujetos de edad avanzada una infusión intravenosa de 15 minutos de duración produjo concentraciones plasmáticas superiores en 50% a las esperadas en comparación con los datos de sujetos jóvenes sanos.

En los enfermos con función renal limitada no se puede inferir una acumulación de sustancia activa inalterada a partir de la cinética de dosis única cuando se aplica el esquema posológico normal.

Dado un aclaramiento de creatinina menor de 10 ml/min, los niveles plasmáticos de los hidroximetabolitos en el estado estacionario son unas cuatro veces mayores que en los sujetos sanos; sin embargo, los metabolitos se excretan finalmente por la bilis. La cinética y el metabolismo del diclofenaco en pacientes con hepatitis crónica o cirrosis sin descompensación discurren igual que en pacientes con hígado sano.

Farmacodinamia:

Mecanismo de acción: DICLORAN contiene diclofenaco, sódico una sustancia no esteroide con propiedades antirreumáticas antiinflamatorias analgésicas y antipiréticas. Se considera importante para su mecanismo de acción la inhibición de la biosíntesis de prostaglandinas, según se ha demostrado de forma experimental.

Las prostaglandinas desempeñan un papel importante en la aparición de la inflamación, el dolor y la fiebre.

In vitro, el diclofenaco sódico no suprime la biosíntesis de proteoglicanos en el cartílago a concentraciones equivalentes a las alcanzadas en humanos

Efectos farmacodinámicos: Las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de DICLORAN dan lugar en las afecciones reumáticas a una respuesta clínica caracterizada por una clara mejoría de los signos y síntomas como dolor en reposo, dolor al hacer movimientos, rigidez matinal, tumefacción articular, así como por una mejora de la capacidad funcional.

Se ha comprobado que DICLORAN tiene un marcado efecto analgésico que se instaura al cabo de 15 a 30 minutos en los estados dolorosos de mediana gravedad de índole no reumática.

Asimismo, DICLORAN ha demostrado ejercer efectos benéficos sobre los ataques de migraña. En los estados inflamatorios postraumáticos y posoperatorios DICLORAN alivia rápidamente tanto el dolor espontáneo como el causado por movimientos, y reduce la tumefacción inflamatoria y el edema traumático. Cuando se emplea junto con opiáceos para el tratamiento del dolor posoperatorio DICLORAN reduce significativamente las necesidades de opiáceos.

Las ampolletas de DICLORAN son particularmente apropiadas para el tratamiento inicial de enfermedades reumáticas degenerativas e inflamatorias.

CONTRAINDICACIONES: Úlcera péptica, gástrica o duodenal. Hipersensibilidad conocida a la sustancia activa al metabisulfito sódico y a otros excipientes.

DICLORAN está contraindicado también en las personas que han padecido un ataque de asma, urticaria o rinitis aguda tras la administración de ácido acetilsalicílico u otros medicamentos que inhiben la prostaglandina-sintetasa. Hipertensión arterial severa insuficiencia cardiaca, renal y hepática, citopenias.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Son insuficientes los datos disponibles hasta el presente acerca del empleo de las ampolletas de DICLORAN durante el embarazo y la lactancia. Por esta razón no se recomienda utilizarlas durante el embarazo y la lactancia (en lo que concierne al uso de las formas orales y rectales durante el embarazo y la lactancia véase la información correspondiente a las formas de administración oral y rectal).

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Inclusive los efectos observados con otras formas de administración de DICLORAN.

Se utilizan las siguientes frecuencias estimadas: Frecuentes > 10%, ocasionales > 1-10%, raros > 0 001-1% en casos aislados < 0 001%.

Tracto gastrointestinal:

Ocasionales: Dolor epigástrico, otros trastornos gastrointestinales como náuseas, vómito, diarrea, calambres abdominales, dispepsia, flatulencia y anorexia.

Raras veces: Hemorragias gastrointestinales (hematemesis, melena, diarrea sanguinolenta) úlcera gástrica o intestinal con o sin hemorragia o perforación.

En casos aislados: Estomatitis aftosa, glositis, lesiones esofágicas, estenosis intestinales por formación de "diafragmas", trastornos intestinales bajos como colitis hemorrágica inespecífica y exacerbación de la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn estreñimiento y pancreatitis.

Sistema nervioso central:

En ocasiones: Cefalea mareo o vértigo.

Raramente: Somnolencia.

En casos aislados: Trastornos de la sensibilidad inclusive parestesias, trastornos de la memoria, desorientación, insomnio, irritabilidad, convulsiones, depresión, ansiedad, pesadillas, temblor, reacciones psicóticas, meningitis aséptica.

Sentidos especiales:

En casos aislados: Trastornos de la visión (visión borrosa, diplopía), pérdida de la audición, tinnitus, alteraciones del gusto.

Piel:

En ocasiones: Eritemas o erupciones cutáneas.

Raras veces: Urticaria.

En casos aislados: Erupciones bulosas, eccemas, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell (epidermólisis tóxica aguda), eritrodermia (dermatitis exfoliativa), caída del cabello, reacción de fotosensibilidad; púrpura, inclusive púrpura alérgica.

Riñones:

Raramente: Edema.

En casos aislados: Insuficiencia renal aguda, alteraciones urinarias como hematuria, proteinuria, nefritis intersticial, síndrome nefrótico y necrosis papilar.

Hígado:

En ocasiones: Aumento de los valores séricos de aminotransferasas.

Raramente: Hepatitis con o sin ictericia.

En casos aislados: Hepatitis fulminante.

Hipersensibilidad:

Raramente: Reacciones de hipersensibilidad como asma, reacciones sistémicas anafilácticas/anafilactoides, inclusive hipotensión.

En casos aislados: Vasculitis, neumonitis.

Sistema cardiovascular:

En casos aislados: Palpitación, dolor torácico, hipertensión e insuficiencia cardiaca congestiva.

Otros sistemas orgánicos:

Ocasionalmente: Reacciones en el punto de la inyección intramuscular, como dolor local y endurecimiento.

En casos aislados: Abscesos locales y necrosis en el punto de la inyección intramuscular.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: El diclofenaco no influyó en la fertilidad de los animales progenitores (ratas) ni en el desarrollo prenatal, perinatal y posnatal de la descendencia. No se detectaron efectos teratogénicos en ratones, ratas ni conejos. No pudieron demostrarse efectos mutagénicos en varios experimentos in vitro e in vivo ni se detectó potencial carcinogénico en estudios prolongados con ratas y ratones.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Inclusive las interacciones observadas con otras formas de administración de DICLORAN.

La toma simultánea de diclofenaco y preparados a base de litio o digoxina puede elevar el nivel plasmático de los mismos. Es posible que diversos antiinflamatorios no esteroides inhiban el efecto de los diuréticos. Puede ser que el tratamiento concomitante con diuréticos que ahorran potasio esté relacionado con una hiperpotasemia, lo cual obliga a vigilar los niveles séricos del potasio.

La administración al mismo tiempo de diversos antiinflamatorios sistémicos no esteroides puede favorecer la aparición de efectos colaterales.

Aunque los estudios clínicos parecen indicar que DICLORAN no influye sobre el efecto de los anticoagulantes hay algunos informes de que el peligro de hemorragia es mayor durante el empleo combinado de diclofenaco y anticoagulantes, por consiguiente, se recomienda vigilar estrechamente a tales pacientes.

Los estudios clínicos han mostrado que DICLORAN puede administrarse junto con antidiabéticos orales sin que influya sobre su efecto clínico. No obstante, hay informes aislados de que se producen efectos tanto hipoglucémicos como hiperglucémicos en presencia de DICLORAN que exigen modificar la dosificación del hipoglucemiante.

Se debe tener precaución cuando se empleen los antiinflamatorios no esteroides menos de 24 horas antes o después de un tratamiento con metotrexato, ya que pueden elevar la concentración sanguínea del metotrexato y aumentar la toxicidad del mismo.

Los efectos de los AINEs sobre las prostaglandinas pueden aumentar la nefrotoxicidad de la ciclosporina.

Existen informes aislados de convulsiones debidas posiblemente al empleo concomitante de quinolonas y antiinflamatorios no esteroides.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Se han observado casos aislados de trombocitopenia, leucopenia, anemia hemolítica, anemia aplásica y agranulocitosis.

Al igual que con otros antiinflamatorios no esteroides, se aconseja efectuar hemogramas durante el tratamiento prolongado con DICLORAN.

PRECAUCIONES GENERALES:

Advertencias: En cualquier momento del tratamiento puede producirse hemorragia gastrointestinal o úlcera/perforación con o sin síntomas prodrómicos o historial previo. Generalmente, las consecuencias son más graves en los pacientes de edad avanzada. DICLORAN se retirará en los casos excepcionales en los que se produzcan hemorragias gastrointestinales o úlceras.

En raras ocasiones se producen reacciones alérgicas, inclusive anafilácticas/anafilactoides sin exposición previa al fármaco. La presencia de metabisulfito sódico en las ampolletas puede ocasionar también en casos aislados reacciones de hipersensibilidad.

Como otros antiinflamatorios no esteroides, DICLORAN puede enmascarar los signos y síntomas de infección debido a sus propiedades farmacodinámicas.

Precauciones: Es imprescindible una estrecha vigilancia médica en pacientes con síntomas indicativos de trastornos gastrointestinales o con historial que sugiere la presencia de úlcera gástrica o intestinal en pacientes con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, así como en pacientes con disminución de la función hepática.

Como ocurre con otros antiinflamatorios no esteroides, pueden aumentar los valores de una o más enzimas hepáticas. Por precaución se monitoreará la función hepática durante el tratamiento prolongado con DICLORAN (por ejemplo, grageas o supositorios).

Si las pruebas de la función hepática siguen dando resultados anormales o empeoran si aparecen signos o síntomas clínicos típicos del inicio de una enfermedad hepática o si se manifiestan otros fenómenos (por ejemplo, eosinofilia, eritema, etcétera), deberá interrumpirse la medicación con DICLORAN. Puede ser que la hepatitis sobrevenga sin síntomas prodrómicos.

Se tendrá precaución al administrar DICLORAN en pacientes con porfiria hepática, ya que DICLORAN puede desencadenar un ataque.

Debido a la importancia que revisten las prostaglandinas en el mantenimiento de la irrigación renal, se tendrá particular precaución en los sujetos con deterioro de la función cardiaca o renal en las personas de edad avanzada que son tratadas con diuréticos, así como en los pacientes con una depleción sustancial del volumen extracelular por cualquier causa, por ejemplo en la fase preoperatoria y posoperatoria de intervenciones quirúrgicas mayores. Por ello se recomienda monitorear la función renal como medida de precaución cuando se administra DICLORAN en tales casos.

A la interrupción del tratamiento suele seguir la recuperación hasta el estado anterior a la terapéutica.

Al igual que con otros antiinflamatorios no esteroides, se recomienda la realización de un monitoreo hematológico en el tratamiento prolongado con DICLORAN.

Como otros antiinflamatorios no esteroides, DICLORAN puede inhibir temporalmente la agregación plaquetaria. Los pacientes con trastornos de la hemostasis deberían ser monitoreados cuidadosamente.

Se recomienda especial precaución en el empleo parenteral de DICLORAN en pacientes con asma bronquial, ya que los síntomas pueden ser exacerbados.

Por razones médicas de índole básica se exige cautela en los enfermos de edad avanzada. Se recomienda en particular emplear la menor dosis eficaz en los pacientes ancianos débiles o en los que tengan poco peso corporal.

Efectos sobre la capacidad de conducir o manejar máquinas: Los pacientes que experimenten mareos u otros trastornos nerviosos centrales, inclusive trastornos de la visión, no deberán conducir vehículos ni manejar maquinaria de precisión.

Incompatibilidades farmacéuticas: Como norma general, DICLORAN Solución inyectable no deberá mezclarse con otras soluciones inyectables. Las soluciones para infusión de cloruro de sodio a 0.9% o glucosada a 5% sin bicarbonato sódico como aditivo tienen el riesgo de supersaturación, provocando posiblemente la formación de cristales o precipitados.

No se deben emplear otras soluciones para infusión que las recomendadas.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Intramuscular e intravenosa por infusión.

Modo de empleo:

Adultos: Las ampolletas de DICLORAN se aplicarán durante dos días, nada más en caso necesario se proseguirá con grageas o supositorios de DICLORAN.

Aplicación intramuscular: Para evitar un daño al nervio o tejido en el sitio de la aplicación se deben seguir cuidadosamente las siguientes instrucciones para la aplicación de la inyección intramuscular.

La dosificación es generalmente de una ampolleta diaria de 75 mg por vía intraglútea profunda en el cuadrante superior externo.

Excepcionalmente, en los casos graves pueden administrarse dos inyecciones diarias de 75 mg con un intervalo de varias horas (cambiando de lado).

Existe igualmente la posibilidad de combinar una ampolleta de 75 mg con otras formas de administración de DICLORAN (grageas y supositorios) hasta una dosis máxima de 150 mg al día.

En los ataques de migraña la experiencia clínica se limita al empleo inicial de una ampolleta de 75 mg administrada lo antes posible seguida de supositorios hasta de 100 mg en el mismo día si fuera necesario. La dosis total no deberá superar los 175 mg el primer día.

Niños: DICLORAN Solución inyectable no se recomienda en niños menores de 12 años.

Aplicación intravenosa: La administración intravenosa se efectúa mediante una infusión lenta después de la preparación de la dilución de acuerdo con las instrucciones siguientes:

Dependiendo de la duración de la infusión que se realice, DICLORAN Solución inyectable debe ser diluido en 100 a 500 ml de solución salina isotónica (solución de cloruro de sodio a 0.9%) o solución glucosada a 5% en ambos casos previamente amortiguada con una solución inyectable de bicarbonato de sodio recién abierta con un volumen de 0.5 ml si la concentración de bicarbonato de sodio es de 8.4% con un volumen de 1 ml si la concentración de bicarbonato de sodio es de 4.2% o con el volumen equivalente de acuerdo con una concentración diferente de bicarbonato de sodio.

Una vez hecha la dilución indicada se pueden recomendar dos alternativas de dosificación según sea la indicación:

a) Para el tratamiento del dolor posoperatorio moderado a severo se deben infundir 75 mg en forma continua en un periodo de 30 minutos a 2 horas. Si es necesario, el tratamiento puede repetirse después de pocas horas, pero la dosis no debe exceder de 150 mg en 24 horas. El volumen de la solución para diluir se determina de acuerdo con el tiempo en que se pretenda pasar la infusión (100 a 500 ml).

b) Para la prevención del dolor posoperatorio se deben pasar por infusión 25 mg (1 ml de la ampolleta de DICLORAN) a 50 mg (2 ml de la ampolleta de DICLORAN) después de la cirugía en un periodo de 15 minutos a 1 hora seguidos de una infusión continua de aproximadamente 5 mg por hora, hasta una dosis máxima de 150 mg en 24 horas, es decir, aproximadamente 11 gotas por minuto de una solución preparada con 75 mg de DICLORAN en 500 ml de solución salina isotónica a 0.9% o solución glucosada a 5% previamente amortiguada, como se indicó.

Las infusiones intravenosas deberán realizarse inmediatamente después de preparar las soluciones para la infusión. No deberán conservarse las soluciones preparadas para infusión.

Sólo deben usarse soluciones claras; si se observan cristales o precipitación de la solución no debe administrarse la infusión. DICLORAN Solución inyectable no debe administrarse por infusión intravenosa en bolo. No se recomienda la administración de DICLORAN Solución inyectable en niños.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: El tratamiento de la intoxicación aguda con antiinflamatorios no esteroides consiste principalmente en medidas de apoyo y sintomáticas. No se conoce un cuadro clínico típico tras la sobredosificación con el diclofenaco.

Las medidas terapéuticas a tomar en caso de sobredosis son las siguientes: Se aplicarán medidas de apoyo y sintomáticas contra las complicaciones como hipotensión, insuficiencia renal, convulsiones, irritación gastrointestinal y depresión respiratoria. Los tratamientos específicos como diuresis forzada, diálisis o hemoperfusión son probablemente poco útiles para eliminar los antiinflamatorios no esteroides a causa de su elevada tasa de fijación proteica y su metabolismo extenso.

PRESENTACIONES: Caja con 2 ampolletas de 3 ml.

Caja con 4 ampolletas de 3 ml.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese en lugar fresco y protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use durante el embarazo, lactancia ni en niños menores de 12 años. Literatura exclusiva para médicos.

RANDALL LABORATORIOS, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 301M2008, SSA IV