Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

CUSTODIOL

Sustancias

CLORURO DE POTASIO, CLORURO DE SODIO

Forma Famacéutica y Formulación

Solución

Presentación

1 Frasco(s) , 1000 ml

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 1,000 ml contienen en gramos:

Cloruro de sodio

0.8766

Cloruro de potasio

0.6710

Ácido alfacetoglutárico monopotásico

0.1842

Cloruro de magnesio hexahidratado

0.8132

L-Histidina clorhidrato monohidratado

3.7733

L-Histidina

27.9289

L-Triptófano

0.4085

Manitol

5.4651

Cloruro de calcio dihidratado

0.0022

Vehículo, c.b.p. 1,000 ml.

Cada 1,000 ml contiene en mmol:

Cloruro de sodio

15

Cloruro de potasio

9

Ácido alfacetoglutárico monopotásico

1

Cloruro de magnesio hexahidratado

4

L-Histidina clorhidrato monohidratado

18

L-Histidina

180

L-Triptófano

2

Manitol

30

Cloruro de calcio dihidratado

0.015

Vehículo, c.b.p. 1,000 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Cardioplejía, protección de órganos y enfriamiento de las superficies del corazón y los riñones in situ, así como para transporte de trasplante desde el donante hasta el receptor. Protección de trasplantes venosos (reemplazos de vasos coronarios, principalmente mediante injertos de vena safena interna).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Los mecanismos de acción de CUSTODIOL® en el corazón, son aplicables a cualquier otro órgano susceptible de ser protegido con dicha solución:

1. Suspensión de procesos de activación en todas las membranas celulares capaces de ser excitadas.

2. Aumento de la energía producida durante la anaerobiosis, a través de una tamponificación del espacio o compartimento extracelular.

3. Consecuente retraso en la aparición de la acidosis intracelular crítica.

4. Retraso en la aparición del edema celular, consecuencia con la capacidad de la membrana la regulación osmótica.

La minimización de los requerimientos energéticos así conseguida, va a ser efectiva en todo el rango de temperatura (desde casi a los 40 a los 0°C), siendo más pronunciada a bajas temperaturas.

CONTRAINDICACIONES: No se conocen hasta la fecha en el marco del ámbito de aplicaciones.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: A partir de los estudios de experimentación animal y clínicos, y de la literatura científica, hasta la fecha no se conocen efectos secundarios de esta solución compuesta exclusivamente por sustancias fisiológicas.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: A la fecha no se cuenta con estudios controlados acerca de la carcinogénesis ni de la teratogénesis con CUSTODIOL®. No se ha demostrado actividad mutagénica y no existen evidencias de efectos sobre la fertilidad.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No se conocen interacciones con medicamentos como aminoglucósidos, diuréticos, nitropreparados, antihipertensivos, beta bloqueadores y antagonistas del calcio que, especialmente en el contexto de las intervenciones quirúrgicas, se utilizan frecuentemente incluso en la fase preoperatoria.

PRECAUCIONES GENERALES: No utilizar si la solución presenta daño en su integridad, si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión, sedimentos o si el cierre ha sido violado.

Si no se utiliza todo el producto deséchese el sobrante.

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30ºC.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Corazón: Para el corazón del adulto puede proponerse la siguiente recomendación: la solución enfriada a una temperatura entre 5 a 8°C se perfunde en las arterias coronarias mediante presión hidrostática (al principio el frasco de infusión debe de elevarse a unos 140 cm sobre el nivel del corazón = 100 mm Hg) o con una bomba a volumen constante. Después de la asistólica (en el curso de los primeros minutos de iniciar la perfusión) se descenderá el frasco de infusión a unos 50 a 70 cm. Sobre el nivel del corazón , correspondiente a 40-50 mm Hg. En caso de estenosis coronaria severa, es preciso mantener una presión de perfusión mayor (unos 50 mm Hg) durante este periodo de tiempo algo mayor. El tiempo de perfusión total debe ser de 6 a 8 minutos con el fin de garantizar un equilibrio homogéneo.

También para corazones de tamaño pequeño, para conseguir un equilibrio adecuado, la velocidad de perfusión debe de ser 1 ml/min/g (peso estimado del corazón) con una presión de perfusión de 40 a 50 mm Hg y una duración de 6 a 8 segundos.

Igual que la primera perfusión, todas las reperfusiones que el operador considere necesarias deben de emprenderse siempre con solución fría (a una temperatura de 5 a 8°C) teniendo en cuenta los valores recomendados.

Riñón: En la perfusión del riñón no debe rebasarse una presión de perfusión de 120 mm Hg.

Trasplante venoso: El trasplante venoso obtenido (predominantemente un segmento de la vena safena interna) se enfría y se almacena en solución de CUSTODIOL® fría (unos 50 a 100 ml.) A una temperatura de 5 a 8°C. Inmediatamente después de su extracción de la solución el segmento venoso debe implantarse.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: En caso de que se produzca una introducción, técnicamente posible, de la solución CUSTODIOL® en la circulación sistémica, las desviaciones resultantes de las concentraciones de sodio y calcio son extraordinariamente reducidas. Tras la determinación de los niveles de sodio y calcio en circulación extracorpórea, en caso necesario debe procederse a la sustitución de estos dos electrólitos.

Precauciones especiales:

CUSTODIOL®, no está concebido para su administración intravenosa o intraarterial, sino solamente para la perfusión selectiva del corazón o de los riñones, así como para el enfriamiento de las superficies o la conservación de órganos donados (durante el trayecto comprendido desde que se extrae al donante hasta que se implanta en el receptor), y de trasplantes venosos. Por consiguiente, no debe utilizarse para infusiones sistémicas. Abstenerse de utilizar el producto después de la expiración de la fecha de caducidad. Mantener los medicamentos fuera del alcance de los niños.

Advertencias para su uso:

1. Medios auxiliares técnicos: Equipo para infusión con pieza en Y para frascos o bidones. Cánula para infusión de 2’5 a 3 ml. Pinza para tubos flexibles. Soporte para la infusión con columna de regulación hasta 200 cm y cinta métrica. Instalación para enfriamiento (5 a 8°C) en el ámbito de la cirugía cardiaca. Tubo para infusión con diámetro interno de 6 mm. Recipiente para transporte con bolsa estéril para transporte del órgano desde el donante hasta el receptor.

2. Tolerancia del corazón a la isquemia: La tolerancia a la isquemia depende de la realización impecable de la perfusión cardiopléjica inicial, de la evolución de la temperatura en el miocardio durante la isquemia y de la subsiguiente temperatura de la circulación extracorpórea, así como del estado previo del corazón.

En una hipotermia sistémica moderada de 27 a 29°C es posible sin enfriamiento adicional del corazón, mantener un tiempo de pinzamiento de la aorta de 180 minutos, sin que ello rebase el necesario periodo de recuperación de 20 minutos. En caso de que durante la asistolia artificial se observara una actividad de las aurículas, sería necesario proceder a una reperfusión con CUSTODIOL®, en la medida en que la fase de asistolia (isquemia) tuviera que mantenerse durante un periodo superior a unos pocos minutos. Igual que la primera perfusión, cualquiera reperfusión debe emprenderse ineludiblemente con solución fría (a una temperatura de 5 a 8°C). Los periodos de tolerancia a la isquemia, que son de prever según los datos experimentales y clínicos, son válidos solamente para temperaturas del miocardio definidas y homogéneas, y para una equilibración impecable del espacio extracelular del miocardio con CUSTODIOL®.

3. Inducción de la cardioplejía:

Tras el acoplamiento de la máquina corazón-pulmón, en el punto más elevado de la aorta ascendente se coloca una sutura atraumática en bolsa de tabaco o en U (PDS 40), provista de un extrangulador, que sirve para el aseguramiento de la cánula de perfusión para la solución CUSTODIOL® y a través de la cual, después de su reabertura, puede realizarse una desaireación. CUSTODIOL® debe extraerse del frigorífico poco tiempo antes de su uso para evitar un calentamiento del líquido sometido a la temperatura ambiente. La saturación de la solución con oxígeno puro o con una mezcla de oxígeno y ácido carbónico es innecesaria incluso negativa. La solución, con unos 0’6 Vol.%, contiene oxígeno suficiente para cubrir las necesidades del corazón paralizado durante la perfusión que a 10 °C asciende a unos 0’2 ml/minuto/100 g. En la conexión del sistema de perfusión a los frascos debe asegurarse una desaireación cuidadosa del sistema tubular: las burbujas formadas en el sistema deben llenarse por completo con la solución, con objeto de prevenir la generación de microburbujas, condicionada por la elevada pendiente de caída. Inmediatamente antes del pinzamiento de la aorta se efectúa una incisión punzante en el medio de la sutura en bolsa de tabaco o en U para la introducción de la cánula fijada al tubo de perfusión. En la conexión con el pinzamiento aórtico se perfunde en las coronarias , a través de la raíz de la aorta, la solución cardiopléjica enfriada a una temperatura de 5 a 8°C mediante presión hidrostática (al principio la altura del frasco de infusión debe situarse a unos 140 cm sobre el nivel del corazón = 100 mm Hg) o con una bomba a volumen constante. En intervenciones en donde tenga que efectuarse forzosamente una abertura transversal en la aorta ascendente, la perfusión puede realizarse también selectivamente a través de las llamadas cánulas coronarias .

Una presión de perfusión inicial elevada es imprescindible para:

a) Garantizar el cierre impecable de las válvulas aórticas.

b) Conseguir rápida eliminación de la sangre del sistema coronario.

c) Enfriar el corazón rápidamente.

En el curso de los primeros minutos después del inicio de la perfusión aparece la asistolia. Para no poner en peligro el corazón paralizado por la aplicación de una presión de perfusión demasiado elevada y para prevenir el edema del miocardio, después del de la asistolia el frasco de infusión debe descenderse hasta unos 50 a 70 cm. Por encima del nivel del corazón (correspondiente a 40-50 mm Hg). En caso de estenosis coronarias importantes es necesario mantener una presión de perfusión más elevada (unos 50 mm Hg) durante un periodo algo más prolongado. El tiempo de perfusión total debe ser 6 a 8 minutos con el fin de garantizar una equilibración homogénea.

Con el inicio de la entrada de la solución, se abre la aurícula derecha a través del lugar de la canulación, se aspira lo perfundido a través de la cánula de la cava superior y se desecha.

Si accediera una cantidad excesiva de la solución cardiopléjica CUSTODIOL® a la máquina corazón-pulmón, el eventual descenso de la presión arterial podría contrarrestarse con la aplicación de calcio en el llenado de la máquina. Las experiencias clínicas con CUSTODIOL® en intervenciones quirúrgicas cardiacas en recién nacidos y lactantes han revelado que en este caso concurren los mismos beneficios protectores, sin que aparezcan consecuencias negativas funcionales y metabólicas en estos pequeños corazones en la fase de reperfusión postisquémica. Para los corazones de tamaño pequeño así como los corazones de adultos puede proponerse la siguiente recomendación: para la equilibración del corazón, la velocidad de la perfusión debe ser de 1 ml/minuto/g (peso estimado del corazón) con una presión de perfusión de 40 a 50 mm Hg y una duración de la perfusión de 6 a 8 minutos.

4. Terminación de la cardioplejía: La detención de la cardioplejía se efectúa por la reapertura de la aorta. Es aconsejable perfundir inicialmente el miocardio, muy paralizado por la cardioplejía, con una presión arterial menor (presión arterial media de 40 mm Hg, durante 2 minutos). En consonancia con la actividad creciente del miocardio, a continuación puede normalizarse la presión de la perfusión. Frecuentemente, la actividad se reinicia con un ritmo espontáneo, pero en otros casos puede bastar la aplicación de la desfibrilación única.

La reanimación del corazón debe efectuarse en un estado ácido-base equilibrado, en presencia de concentraciones normales de sodio, potasio y calcio en sangre (especialmente una concentración normal de la proporción ionizada de calcio) y una temperatura del corazón entre 32 y 36°C: las temperaturas inferiores facilitan una mayor probabilidad de fibrilación del corazón, mientras que temperaturas más elevadas dificultan la recuperación al fomentar una demanda de energía por el miocardio innecesariamente elevada.

5. Tolerancia del riñón a la isquemia: El riñón puede conservarse en la solución CUSTODIOL® refrigerada a una temperatura entre 2-4°C, con tiempos de isquemia fría de hasta 48 horas. El tiempo de isquemia caliente, es decir, la duración media necesaria para la puesta a punto de las anastomosis vasculares puede ser, en condiciones normales, de 30 minutos. Durante este periodo puede conseguirse una recuperación completa del órgano, así como una función inmediata óptima en el curso de 24 horas. Por consiguiente, tanto desde el punto de vista teórico como práctico se dispone en las operaciones in situ de un tiempo suficiente, dado que de los trabajos experimentales se sabe que la sobrecarga isquémica normotérmica del riñón protegido con CUSTODIOL® puede incrementarse en el doble o triple.

6. Inducción de la perfusión renal: Después de efectuar una laparotomía, se prepara el riñón por ligadura de los vasos de la cápsula. El catéter de perfusión renal selectiva se fija por medio de un torniquete de cinta, colocado en torno a la arteria renal. La perfusión se efectúa mediante una presión hidrostática (columna reguladora del soporte para infusión ajustada a un máximo de 100 cm). En el curso del primer minuto de la perfusión se incide la vena renal y se pinza la vena cava. El efluente se aspira a partir de la cavidad abdominal. Después de unos 10 minutos de perfusión, en los trasplantes se extirpa el riñón y en la escisión de tumores se deja in situ y se prosigue la operación.

7. Tolerancia del hígado a la isquemia: Los trabajos escritos hasta la fecha informan sobre hígados trasplantados tras un periodo de isquemia de, como mínimo, 21 horas y que han funcionado sin problemas. No obstante, es bien sabido que los tiempos de conservación superiores a 12 horas todavía están asociados a una incidencia significativamente más alta de disfunciones primarias. Aún así, CUSTODIOL® parece que trae consigo menos complicaciones ulteriores por anastomosis biliar en hígados conservados durante más de 12 horas.

8. Introducción de la perfusión hepática: Normalmente, es el centro de explantación el que decide si va a realizar una disección in situ del hígado, previamente a la perfusión y puesta a disposición y la disección in situ. Puesto que no se dispone de datos estandarizados sobre CUSTODIOL®, se recomienda una perfusión de aprox. 300 ml por kg de peso corporal, lo que equivale a aprox. 20 litros de solución CUSTODIOL® refrigerada (a 5-8°C) para un donante de 70 kg. Si el centro de explantación decide utilizar la llamada técnica del “aorto-porta-flush”, no se precisa una infusión a presión ni siquiera para la línea aórtica. No obstante, los tubos empleados para la perfusión deberían de ser del mayor calibre posible y la cánula de perfusión debería tener un orificio de, como mínimo, Charrière 15 (5 mm). En estas condiciones, la perfusión del CUSTODIOL® durará aprox. 10 minutos. Si el centro decidiera utilizar la denominada técnica del “aorto-single-flush”, la cantidad total de solución conservadora necesaria se perfundiría únicamente por vía aórtica. Tampoco en este caso es necesaria una perfusión presurizada. Se recomienda utilizar un sistema de perfusión en Y, además de tubos para perfusión de mayor calibre posible y una cánula de perfusión con un orificio de, como mínimo, Charrière 15 (5 mm). Los centros recomiendan que el hígado esté adecuadamente descomprimido antes de iniciar la perfusión.

9. Transporte de un órgano donante: El transporte de un órgano extraído, desde el donante hasta el receptor, se efectúa en una bolsa estéril especialmente prevista para ello, en donde el órgano independientemente su tamaño (corazón/hígado/riñón/pulmón) se introduce en solución CUSTODIOL® fría. El órgano debe quedar completamente cubierto por la solución. Esta bolsa debe cerrarse herméticamente (por ejemplo, con cinta adhesiva o similar) e introducirse a su vez en un segundo recipiente, que se haya llenado de CUSTODIOL®, con el fin de evitar una interrupción del aislamiento y el enfriamiento por la introducción de aire. A continuación, este órgano, asegurando por partida doble, se coloca en un recipiente de plástico estéril, asegurando su cierre con la tapa. Seguidamente, el recipiente de plástico se introduce en un contenedor para transporte, en que se ha depositado una cantidad suficiente de hielo para el periodo de tiempo que dure el mismo. Deben de adjuntarse informaciones sobre el donante, copias de las determinaciones del laboratorio y muestras de sangre del donante. El transporte del órgano del donante en la solución CUSTODIOL® debe realizarse con la mayor rapidez posible.

PRESENTACIÓN: Frascos de 1,000 ml.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Conservar en lugar fresco (8-15°C).

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos.

Fabricado en Alemania por:

Dr. Franz Köhler Chemie GMBH

Importado y Distribuido por:

LABORATORIOS PISA, S.A. de C.V.

Calle 7 Núm. 1308 Zona Industrial, C.P. 44940

Guadalajara, Jalisco, México

Reg. Núm. 956R97, SSA