Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

COLESKEN

Sustancias

SIMVASTATINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

FORMA FARMACÉUTICA nuevo anafam.jpg
Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Simvastatina 10 y 20 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Tratamiento de la hipercolesterolemia primaria e hipertrigliceridemia tipos I, II, III y IV.

Coadyuvante en la prevención de las cardiopatías isquémicas: angina de pecho, angina de pecho inestable e infarto del miocardio.

Reducción del riesgo de accidentes cerebrovasculares y los ataques isquémicos transitorios.

En los pacientes con cardiopatía coronaria, simvastatina está indicada para reducir el riesgo de mortalidad por causa coronaria y de infarto del miocardio no mortal, accidente cerebrovascular y ataques isquémicos transitorios.

Simvastatina disminuye el riesgo de operación de revascularización miocárdica (angioplastias o injertos coronarios), progreso de la aterosclerosis coronaria, incluido el desarrollo de nuevas lesiones y de oclusiones totales.

En casos de hipercolesterolemia primaria, (incluyendo la familiar heterocigótico IIa de Fredrickson y la hiperlipidemia combinada o mixta tipo IIb de Fredrickson), la simvastatina está indicada cuando la respuesta a la dieta y a otras medidas no farmacológicas resultaron insuficientes.

La simvastatina reduce las cifras de colesterol total elevado, de la LDL, los triglicéridos y las apolipoproteínas B, así como para elevar las cifras de HDL, disminuyendo las fracciones LDL/HDL y colesterol total/HDL.

Tratamiento de la hipertrigliceridemia o hiperlipidemia tipo IV de Fredrickson, en la hiperlipidemia tipo III de Fredrickson o disbetalipoproteinemia primaria, así como en el tratamiento de pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigótica, complementando la dieta y otras medidas no farmacológicas.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA EN HUMANOS:

Absorción: Simvastatina es una lactona inactiva que se absorbe en el tracto gastrointestinal, transformándose rápidamente por hidrólisis en el metabolito activo ß-hidroxiácido correspondiente, el cual es un potente inhibidor de la reductasa de la 3-hidroxi-3-metilglutaril-coenzima A (HMG-CoA), enzima que cataliza el primer paso en la biosíntesis de colesterol, así como en otros metabolitos activos e inactivos. Sufre un amplio metabolismo de primer paso en el hígado, su principal sitio de acción.

Distribución: Tanto la simvastatina como su principal metabolito activo, se unen en 95% a las proteínas plasmáticas.

Se ha calculado que la disponibilidad del metabolito activo principal en la circulación sistémica es menor de 5% de la dosis oral administrada, debido principalmente a su amplio metabolismo en el hígado.

Al estudiar la proporcionalidad de diferentes concentraciones de simvastatina, comprendidas entre 5 y 120 mg administrados por vía oral, se observó que al aumentar la dosis no hubo desviaciones importantes de la relación lineal de las áreas bajo la curva. Tampoco se observaron diferencias en las concentraciones plasmáticas cuando la simvastatina se administró en ayunas o inmediatamente antes de una comida de prueba. La administración de dosis múltiples tampoco evidenció acumulación del medicamento.

La concentración plasmática máxima se obtuvo entre 1.3 a 2.4 horas después de la administración oral del medicamento. En pacientes con insuficiencia renal importante, con una depuración de creatinina inferior a 30 ml/min, las concentraciones plasmáticas del metabolito principal activo después de una sola dosis oral de simvastatina, fueron aproximadamente el doble que las observadas en los voluntarios sanos.

Eliminación: Al administrar 100 mg de simvastatina marcada con C14, se recuperó 13% de la radiactividad en la orina y 60% en las heces, esta última cantidad representa la suma del medicamento absorbido, y posteriormente, excretado con la bilis y el medicamento no absorbido. Menos de 0.5% de la dosis administrada se recuperó en la orina en forma de metabolito principal activo.

Farmacodinamia: La simvastatina es inhibidora específica de la HMG-CoA reductasa, enzima que cataliza la conversión de HMG-CoA reductasa, enzima que cataliza la conversión de la HMG-CoA en mevalonato. En dosis terapéuticas, la simvastatina no bloquea completamente la enzima, por lo que se siguen produciendo cantidades biológicamente necesarias de mevalonato.

Dado que la conversión de HMG-CoA en mevalonato es un paso temprano en el proceso de biosíntesis del colesterol, el tratamiento con simvastatina no causa una acumulación de esteroles potencialmente tóxicos.

El HMG-CoA se vuelve a transformar rápidamente en acetil-CoA, el cual participa en muchos procesos anabólicos del organismo. Aunque el colesterol es el precursor de todas las hormonas esteroides, no se ha observado ningún efecto clínico de la simvastatina sobre la esteroidogénesis. La simvastatina no aumenta la génesis de litos biliares.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, enfermedad hepática activa o aumento persistente e inexplicable de las cifras de transaminasas séricas. Embarazo y lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Está contraindicado en el embarazo, debido a que los inhibidores de la reductasa de la HMG-CoA disminuyen la biosíntesis del colesterol y de otras sustancias, esenciales para el desarrollo fetal.

Si alguna paciente se embaraza, debe suspenderse de inmediato la administración del medicamento e informar a la paciente sobre el potencial peligro para el feto. Aunque la seguridad de simvastatina no ha sido bien establecida en mujeres embarazadas, existen algunos reportes de anomalías congénitas en recién nacidos de madres tratadas con este principio activo.

Debido a que no se sabe si la simvastatina o sus metabolitos son excretados con la leche materna, las madres que están recibiendo simvastatina deben suspender la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En general, simvastatina es bien tolerada. En estudios clínicos controlados, menos de 2% de los pacientes tuvieron que suspender el tratamiento por efectos adversos significativos. Los efectos secundarios que se observaron con una frecuencia de 1% o mayor fueron flatulencia, dolor abdominal y estreñimiento, y los observados entre 0.5 y 0.9% de los pacientes fueron cefaleas y astenia. La miopatía se observó en casos muy raros.

Los efectos secundarios reportados más frecuentemente en la fase de poslanzamiento han sido, náuseas, diarrea, dispepsia, prurito, erupción cutánea, alopecia, mareo, mialgia, calambres musculares, pancreatitis, parestesias, neuropatía periférica, anemia y vómitos.

Se han presentado casos raros de rabdomiólisis y de hepatitis con ictericia. También se han observado casos raros casos de aparente hipersensibilidad con edema angioneurótico, síndrome semejante al lupus, vasculitis, polimialgia reumática, artritis, artralgia, eosinofilia, trombocitopenia, aumento de la velocidad de sedimentación globular, fotosensibilidad, urticaria, fiebre, disnea y malestar general.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Las dosis máximas de simvastatina toleradas por ratas y conejos, no produjeron malformación fetal alguna, ni tuvieron efecto sobre la función reproductora, la fertilidad ni el desarrollo neonatal. No obstante, algunos inhibidores de la reductasa de la HGM-CoA reductasa han provocado en el feto malformaciones esqueléticas, al parecer, por disminución de la disponibilidad de ácido mevalónico (sintetizado a partir de la HGM-CoA).

No se ha apreciado citotoxicidad en pruebas de toxicidad genética como la mutagénesis microbiana y en células de mamífero, rompimiento del ADN de un solo filamento y aberraciones cromosómicas.

En ratones que recibieron dosis de 1 a 25 mg/kg/día no se encontró tumor alguno en ningún tejido.

En ratas hembras que recibieron 25 mg/kg/día de simvastatina (dosis 16 veces mayor que la máxima recomendada en el hombre) se pudo apreciar un aumento, estadísticamente significativo, en la frecuencia de adenomas tiroideos foliculares, no observándose nada similar en ratas machos ni en hembras que recibieron dosis menores de hasta 5 mg/kg/día.

En un estudio de carcinogenicidad realizado durante 73 semanas en ratones que recibieron hasta 400 mg/kg/día (250 veces la dosificación máxima recomendada para un humano de 50 kg de peso), pudo observarse un incremento en la frecuencia de adenomas y carcinomas hepatocelulares, adenomas pulmonares y adenomas de las glándulas lacrimales de Harder.

Con base en los diferentes estudios realizados, ha podido determinarse que una dosis de 25 mg/kg/día, 16 veces mayor que la recomendada en humanos, está exenta de efectos carcinogénicos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El gemfibrozilo y otros fibratos, así como el ácido nicotínico en altas dosis, incrementan el riesgo de miopatía.

Debido a que la simvastatina es un sustrato para la isoforma 3A4 del citocromo P-450, los inhibidores potentes de la citada isoforma, pueden aumentar el riesgo de miopatía, al incrementar los niveles plasmáticos del principal metabolito activo de simvastatina. Estos medicamentos inhibidores son, la ciclosporina, ketoconazol e itraconazol, eritromicina y claritromicina, los inhibidores de la proteasa del VIH y la nefazodona.

El jugo de toronja también inhibe a la mencionada isoforma del citocromo P-450 y si bien el consumo de un vaso diario de 250 ml incrementa apenas en 13% la actividad plasmática del metabolito principal, cantidades superiores al litro diario, pueden aumentar mucho la actividad plasmática e incrementa los efectos secundarios, por lo que deberá evitarse su consumo.

En algunos estudios clínicos controlados se ha evidenciado que dosis de 20 a 40 mg de simvastatina han potenciado ligeramente el efecto de los anticoagulantes cumarínicos, de ahí que en pacientes que los estén tomando, deba determinarse el tiempo de protrombina antes de iniciar la administración de simvastatina, y periódicamente durante los primeros meses de tratamiento, para detectar oportunamente cualquier alargamiento del tiempo de protrombina.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: En raras ocasiones, se han observado algunos aumentos importantes y persistentes de las transaminasas séricas, así como de la fosfatasa alcalina y de la g-glutamil-transpeptidasa, anormalidades que habitualmente no han tenido repercusión clínica. También se han podido observar aumentos en la creatin-fosfocinasa (CPK) por destrucción de fibras musculares esqueléticas.

PRECAUCIONES GENERALES:

Miopatías: La simvastatina puede provocar en ocasiones miopatía con dolor y/o debilidad muscular asociados a un incremento importante de la creatinfosfocinasa (CPK), superior a diez veces el límite superior normal. Rara vez se ha observado la aparición de rabdiomiólisis con o sin insuficiencia renal aguda secundaria a mioglobinuria.

La incidencia y gravedad de la miopatía se incrementan cuando simvastatina se asocia con otros medicamentos que también pueden ocasionar una miopatía, como es el caso del gemfibrozilo y otros fibratos, así como altas dosis de ácido nicotínico.

Debido a que simvastatina se metaboliza por la isoforma 3A4 del citocromo P-450, los fármacos que inhiben fuertemente esta vía metabólica, pueden incrementar de forma importante los niveles plasmáticos del metabolito activo principalmente, incrementando también el riesgo de miopatía. Entre estos medicamentos se encuentran la ciclosporina, itraconazol y ketoconazol; antibióticos macrólidos como la eritromicina y claritromicina, inhibidores de la proteasa del VIH y algún antidepresivo como la nefazodona.

Para reducir el riesgo de miopatía, los pacientes deben ser informados de la posibilidad de este fenómeno y alertar al médico en caso de presentar dolor, debilidad muscular o hiperestesia inexplicables. Si estos pacientes presentan niveles de CPK por arriba de 10 veces el límite superior normal, el diagnóstico de miopatía es muy probable, debiéndose suspender de inmediato la simvastatina, medida que en muchos casos ha sido suficiente para resolver el cuadro clínico.

En los pacientes que presentaron rabdomiólisis, pudo comprobarse que tenían antecedentes de insuficiencia renal secundaria a diabetes de larga duración, por lo que en estos pacientes es necesario ajustar la dosis.

Por otra parte, es recomendable suspender el tratamiento en los días anteriores a cualquier intervención quirúrgica mayor.

En los pacientes que toman simultáneamente ciclosporina, fibratos o ácido nicotínico, la dosis de simvastatina no debe rebasar los 10 mg al día, ya que dosis mayores incrementan el riesgo de miopatía.

Hepatopatía: Algunos pacientes que participaron en estudios clínicos controlados con simvastatina, presentaron incrementos importantes y sostenidos de las transaminasas séricas, que generalmente regresaron a sus valores normales después de suspender el tratamiento, sin que se acompañara este aumento de transaminasas de ictericia ni de otros síntomas o signos. Las pruebas de funcionamiento hepático antes del tratamiento con simvastatina eran anormales y/o los pacientes eran consumidores de grandes cantidades de alcohol.

Es recomendable hacer pruebas de funcionamiento hepático a todos los pacientes antes de iniciar el tratamiento y cada seis meses, durante el primer año y cada año después de un ajuste de la dosis. Si los pacientes llegan a tomar dosis de 80 mg diarios, hay que hacer los estudios al tercer mes después de iniciar dicha dosis. Si se observa aumento en las cifras de transaminasas séricas, hay que repetir los estudios al poco tiempo y más frecuentemente que lo indicado. Si siguen aumentando las transaminasas y alcanzan el triple del límite superior normal o se mantienen altas de forma persistente, debe suspenderse la administración de simvastatina.

Simvastatina debe usarse con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedad hepática y/o que consumen importantes cantidades de alcohol.

En pacientes de edad avanzada, no se ha observado un aumento de la frecuencia de las reacciones adversas.

Debido a que no se ha determinado su eficacia ni seguridad en niños, no se recomienda su uso en menores de 18 años.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Como premisa general, antes de iniciar el tratamiento con simvastatina, el paciente debe seguir una dieta estándar para reducir el colesterol, misma que deberá continuarse durante todo el tratamiento.

Los pacientes con cardiopatía coronaria deben iniciar el tratamiento con 20 mg diarios de simvastatina en una sola dosis por la noche, y en caso necesario, ajustar la dosis a intervalos de cuatro semanas, hasta alcanzar el máximo de 80 mg, suministrados por la noche en una sola toma.Concentraciones de LDL menores a 75 mg/dl (1.94 mmol/L) o de colesterol total inferiores a 140 mg/dl (3.6 mmol/L), recomiendan bajar la dosis de simvastatina.

En pacientes con hiperlipidemia, la dosis inicial recomendada es de 10 mg diarios, en una sola dosis por la noche.

En la hipercolesterolemia familiar homocigótica, la dosis recomendada es de 40 mg, administrados por la noche, o bien 80 mg diarios divididos en tres dosis de 20, 20 y 40 mg, debiendo utilizarse la simvastatina en estos pacientes como complemento de otros tratamientos reductores de lípidos.

La simvastatina puede asociarse con medicamentos secuestradores de ácidos biliares. Los pacientes que son tratados concomitantemente con ciclosporina, fibratos o ácido nicotínico, deberán recibir como dosis máxima de simvastatina, 10 mg diarios.

Aunque la simvastatina no se elimina por vía renal de forma importante y no es necesario ajustar su dosificación en pacientes con insuficiencia renal moderada; en los que presentan una insuficiencia renal severa con depuración de creatinina menor a 30 ml/minuto, dosis mayores a 10 mg diarios.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Se han comunicado algunos casos de sobredosificación que cursaron sin síntomas particulares y que se recuperaron sin secuelas. La dosis máxima ingerida ha sido de 450 mg. No existe un tratamiento específico, y se deben aplicar medidas generales. A la fecha, no se sabe si la simvastatina y sus metabolitos, son dializables.

PRESENTACIONES: Cajas con 10, 14, 30 y 40 tabletas de 10 mg y cajas con 10, 14, 20 y 30 tabletas de 20 mg para venta al público. También disponibles como Genérico Intercambiable logo GI.jpg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo ni en la lactancia. Léase instructivo anexo. Literatura exclusiva para el médico.

LABORATORIOS KENDRICK, S. A.

Reg. Núm. 470M2002, SSA IV