Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

BETNOVATE

Sustancias

BETAMETASONA

Forma Famacéutica y Formulación

Crema

Presentación

1 Caja, 1 Tubo, 40 g,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 g contienen:
17-valerato de Betametasona equivalente a 0.100 g
de betametasona
Excipiente cbp 100.00 g.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: El Valerato de betametasona es un corticoesteroide tópico potente indicado para adultos, ancianos y niños mayores de 1 año de edad, para el alivio de las manifestaciones inflamatorias y pruríticas de las dermatosis que responden a esteroides. Éstas incluyen las siguientes:

• Dermatitis atópica (incluyendo dermatitis atópica infantil).

• Dermatitis numular (eccema discoide).

• Prurigo nodular.

• Psoriasis (excluyendo psoriasis en placas diseminadas).

• Liquen crónico simple (neurodermatitis) y liquen plano.

• Dermatitis seborreica.

• Dermatitis por contacto irritativa o alérgica.

• Lupus eritematoso discoide.

• Adjunto al tratamiento con esteroides sistémicos para eritrodermia generalizada.

• Reacciones por picaduras de insectos.

• Miliaria (salpullido por calor).

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Mecanismo de acción: Los corticoesteroides tópicos actúan como agentes antiinflamatorios mediante varios mecanismos que inhiben las reacciones alérgicas de fase tardía, incluyendo disminución en la densidad de mastocitos, disminución de la quimiotaxis y de la activación de eosinófilos, disminución de la producción de citocinas por parte de los linfocitos, monocitos, mastocitos y eosinófilos e inhibición del metabolismo del ácido araquidónico.

Efectos Farmacodinámicos: Los corticoesteroides tópicos tienen propiedades antiinflamatorias, antipruríticas y vasoconstrictoras.

Farmacocinética:

Absorción:
Los corticoesteroides tópicos pueden ser absorbidos sistémicamente por la piel sana intacta. La extensión de la absorción percutánea de los corticoesteroides tópicos está determinada por muchos factores, incluyendo el vehículo y la integridad de la barrera epidérmica. La oclusión, la inflamación y/u otros procesos de la enfermedad, pueden aumentar también la absorción percutánea.

Distribución: Es necesario el uso de criterios de valoración farmacodinámicos para evaluar la exposición sistémica de los corticoesteroides tópicos, debido al hecho de que los niveles circulantes están muy por debajo del nivel de detección.

Metabolismo: Una vez que se absorben a través de la piel, los corticoesteroides tópicos se metabolizan mediante vías farmacocinéticas similares a las de los corticoesteroides administrados sistémicamente. Se metabolizan principalmente en el hígado.

Eliminación: Los corticoesteroides tópicos se excretan por los riñones. Además, algunos corticoesteroides y sus metabolitos también se excretan en la bilis.

CONTRAINDICACIONES:

Las siguientes condiciones no deben ser tratadas con Valerato de betametasona:

• Infecciones cutáneas no tratadas.

• Rosácea.

• Acné vulgar.

• Prurito sin inflamación.

• Prurito perianal y genital.

• Dermatitis perioral.

Valerato de betametasona está contraindicado en dermatosis en niños menores de un año de edad, incluyendo dermatitis.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Existen datos limitados acerca del uso de Valerato de betametasona en mujeres embarazadas.
La administración tópica de corticoesteroides en animales preñados puede causar anomalías del desarrollo fetal.
No se ha establecido la relevancia de este hallazgo en relación con los humanos; sin embargo, sólo debe considerarse la administración de Valerato de betametasona durante el embarazo si el beneficio esperado para la madre sobrepasa el riesgo para el feto. Debe utilizarse la cantidad mínima durante el tiempo mínimo.

No se ha establecido la seguridad de los corticoesteroides tópicos durante la lactancia.

Se desconoce si la administración tópica de corticoesteroides podría resultar en una absorción sistémica suficiente como para producir cantidades detectables en la leche materna. La administración de Valerato de betametasona durante la lactancia sólo debe considerarse si el beneficio esperado para la madre sobrepasa el riesgo para el lactante.

Si se utiliza durante la lactancia, Valerato de betametasona no debe aplicarse en las mamas para evitar que el lactante lo ingiera accidentalmente.

No existen datos en humanos que evalúen el efecto de los corticoesteroides tópicos sobre la fertilidad.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Abajo se enlistan las reacciones adversas al fármaco (ADRs) mediante clase de sistema orgánico MedDRA y frecuencia. Las frecuencias se definen como: muy común (≥1/10), común (≥1/100 y <1/10), poco común (≥1/1,000 y <1/100), raras (≥1/10,000 y <1/1,000) y muy raras (<1/10,000), incluyendo reportes aislados.

Datos Postcomercialización:

Infecciones e Infestaciones

Muy raros

Infección oportunista.

Trastornos del Sistema Inmune

Muy raros

Hipersensibilidad local.

Trastornos endocrinos

Muy raros

Supresión del eje hipotálamo-hipófisis-adrenal (HHA).

Características cushinoides (ej., cara de luna, obesidad central), retraso en la ganancia ponderal/retraso del crecimiento en niños, osteoporosis, glaucoma, hiperglucemia/glucosuria, catarata, hipertensión, aumento de peso/obesidad, disminución de los niveles de cortisol endógeno, alopecia, tricorrexis.

Trastornos de Piel y Tejido Subcutáneo

Comunes

Prurito, ardor local de piel/dolor de piel.

Muy raros

Dermatitis alérgica por contacto/dermatitis, eritema, erupción, urticaria, psoriasis pustular, adelgazamiento de piel*/atrofia de piel*, arrugas en la piel*, resequedad de piel*, estrías*, telangiectasias*, cambios pigmentarios*, hipertricosis, exacerbación de los síntomas de base.

*Características de la piel secundarias a los efectos locales y/o sistémicos de la supresión del eje hipotálamo-hipófisis- adrenal (HPA).

Trastornos Generales y Condiciones del Sitio de Administración

Muy raros

Irritación/dolor en el sitio de aplicación.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Carcinogénesis: No se han realizado estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial carcinogénico de valerato de betametasona.

Genotoxicidad: No se han realizado estudios específicos para evaluar el potencial genotóxico de valerato de betametasona.

Fertilidad: No se ha evaluado en animales el efecto sobre la fertilidad de valerato de betametasona.

Embarazo: La administración subcutánea de valerato de betametasona en ratones o ratas con dosis de ≥ 0.1 mg/kg/día o en conejos con dosis de ≥ 12 microgramos/kg/día durante el embarazo, causaron anomalías fetales incluyendo paladar hendido.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Los fármacos co-administrados que pueden inhibir el CYP3A4 (ej., ritonavir, itraconazol), han demostrado que inhiben el metabolismo de los corticoesteroides, causando un aumento de la exposición sistémica. La extensión a la que esta interacción es clínicamente relevante, depende de la dosis y de la vía de administración de los corticoesteroides, y de la potencia del inhibidor del CYP3A4.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Como todos los fármacos de este tipo, a altas dosis y por tiempo prolongado, puede producir disminución de los niveles plasmáticos de hormonas corticoadrenales, efecto transitorio y reversible al suspender el tratamiento.

PRECAUCIONES GENERALES: Valerato de betametasona debe utilizarse con precaución en pacientes con historia de hipersensibilidad local a los corticoesteroides o a cualquiera de los excipientes de la preparación. Las reacciones de hipersensibilidad local (véase Reacciones secundarias y adversas) pueden imitar los síntomas de la condición que está en tratamiento.

En algunos individuos, pueden ocurrir manifestaciones de hipercortisolismo (síndrome de Cushing) y supresión reversible del eje hipotálamo-hipófisis-adrenal (HHA), que causen insuficiencia de glucocorticoesteroides, como resultado de la absorción sistémica aumentada de esteroides tópicos. Si se observa alguno de los mencionados anteriormente, disminuya el fármaco gradualmente reduciendo la frecuencia de la aplicación, o sustituyéndolo por un corticoesteroide menos potente. La suspensión abrupta del tratamiento puede causar insuficiencia de glucocorticoesteroides (véase Reacciones secundarias y adversas).

Los factores de riesgo para el aumento de los efectos sistémicos son:

• Potencia y fórmula del esteroide tópico.

• Duración de la exposición.

• Aplicación en un área de superficie extensa.

• Uso en áreas de piel ocluidas (ej., áreas intertriginosas o bajo apósitos oclusivos (en lactantes el pañal puede actuar como un apósito oclusivo).

• Aumento de la hidratación del estrato córneo.

• Uso en áreas de piel delgada como la cara.

• Uso en piel abierta o en otras condiciones en las que la barrera de la piel puede estar alterada.

• En comparación con los adultos, los niños y los lactantes pueden absorber cantidades proporcionalmente mayores de corticoesteroides tópicos, y por lo tanto, pueden ser más susceptibles a los efectos adversos sistémicos. Esto se debe a que los niños tienen una barrera de piel inmadura y un cociente más alto de área de superficie/peso corporal en comparación con los adultos.

Niños: En lactantes y niños menores de 12 años de edad, debe evitarse hasta donde sea posible el tratamiento continuo a largo plazo con corticoesteroides tópicos, ya que es más probable que ocurra supresión adrenal.
Riesgo de infección con oclusión: La infección bacteriana se promueve bajo condiciones calientes, húmedas, dentro de los pliegues de la piel o causadas por apósitos oclusivos. Al utilizar apósitos oclusivos, la piel debe limpiarse antes de aplicar un apósito limpio.

Uso en psoriasis: Los corticoesteroides tópicos deben utilizarse con precaución en psoriasis, ya que se han reportado en algunos casos las recidivas de rebote, el desarrollo de tolerancia, el riesgo de psoriasis pustular generalizada, y el desarrollo de toxicidad local o sistémica causados por la alteración en la función de barrera de la piel. Si se utiliza en psoriasis, es importante supervisar cuidadosamente al paciente.

Aplicación en la cara: La aplicación prolongada en la cara no es recomendable, ya que esta área es más susceptible de sufrir cambios atróficos.

Aplicación en párpados: Si se aplica en los párpados, debe tenerse precaución para asegurar que la preparación no entra al ojo, ya que la exposición repetida puede causar catarata y glaucoma.

Infección concomitante: Debe utilizarse tratamiento antimicrobiano apropiado siempre que se traten lesiones inflamatorias que se han infectado. Cualquier diseminación de la infección requiere la suspensión del tratamiento tópico con corticosteroides, y la administración del tratamiento antimicrobiano apropiado.

Úlceras crónicas de pierna: Algunas veces se utilizan corticoesteroides tópicos para tratar la dermatitis que rodea a las úlceras crónicas. Sin embargo, este uso puede asociarse con una mayor ocurrencia de reacciones locales de hipersensibilidad, y con mayor riesgo de infección local.
Efectos en la capacidad de conducir u operar maquinaria: No se han realizado estudios para investigar el efecto de BETNOVATE sobre el desempeño al manejar ni sobre la capacidad para operar maquinaria. No se anticipa un efecto negativo sobre dichas actividades en base al perfil de reacciones adversas de Valerato de betametasona tópico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía de administración: Cutánea.

Adultos, Ancianos y Niños mayores de 1 año: Las cremas son especialmente apropiadas para las superficies húmedas o exudativas.

Aplique una capa delgada y frote suavemente utilizando sólo una cantidad suficiente para cubrir toda el área afectada una o dos veces al día hasta por 4 semanas, hasta presentar mejoría, luego reduzca la frecuencia de la aplicación o cambie el tratamiento a una preparación menos potente. Permita un tiempo de absorción adecuado después de cada aplicación, antes de aplicar un emoliente.
En las lesiones más resistentes, como en las placas engrosadas de la psoriasis de codos y rodillas, es posible potenciar el efecto de Valerato de betametasona, si es necesario, ocluyendo el área de tratamiento con una capa de politeno. La oclusión nocturna usualmente sólo es adecuada para lograr una respuesta satisfactoria en dichas lesiones; después, la mejoría suele mantenerse mediante la aplicación regular sin oclusión.

Si la condición empeora o no mejora en 2-4 semanas, se debe reevaluar el tratamiento y el diagnóstico.

Dermatitis atópica (eccema): El tratamiento con Valerato de betametasona debe reducirse gradualmente una vez que se logre el control, y debe continuarse con un emoliente como tratamiento de mantenimiento.
Puede presentarse rebote de dermatosis preexistentes al suspender Valerato de betametasona abruptamente.
Dermatosis recalcitrantes: Pacientes que recidivan con frecuencia.

Una vez que se ha tratado eficazmente un episodio agudo con un ciclo continuo de corticoesteroides tópicos, puede considerarse la dosificación intermitente (una vez al día, dos veces a la semana, sin oclusión). Esto ha demostrado ser útil para reducir la frecuencia de las recidivas.
La aplicación debe continuarse sobre todos los sitios afectados o sobre los sitios que se sabe que tienen potencial de recidiva. Este régimen debe combinarse con el uso periódico diario de emolientes. Deben reevaluarse de manera regular tanto la condición como los beneficios y riesgos del tratamiento continuo.

Niños: BETNOVATE está contraindicado en niños menores de un año de edad.

Los niños son más propensos a desarrollar efectos secundarios locales y sistémicos de corticosteroides tópicos y, en general, requieren ciclos más cortos y agentes menos potentes que los adultos.

Debe tenerse cuidado al utilizar Valerato de betametasona, asegurándose que la cantidad aplicada sea la mínima que proporciona un beneficio terapéutico.

Ancianos: Los estudios clínicos no han identificado diferencias en las respuestas entre ancianos y pacientes más jóvenes. La mayor frecuencia de función hepática o renal disminuida en ancianos puede retrasar la eliminación si ocurre absorción sistémica. Por lo tanto, debe utilizarse la cantidad mínima con la duración más corta que logre el beneficio clínico deseado.

Insuficiencia Renal/Hepática: En el caso de absorción sistémica (cuando la aplicación se realiza sobre un área de superficie extensa durante un periodo prolongado), el metabolismo y la eliminación pueden retardarse, aumentando así el riesgo de toxicidad sistémica. Por lo tanto, debe utilizarse la cantidad mínima con la duración más corta que logre el beneficio clínico deseado.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Sobredosis:

Síntomas y Signos:
Valerato de betametasona aplicado tópicamente puede absorberse en cantidades suficientes para producir efectos sistémicos. Es muy poco probable que ocurra sobredosis aguda; sin embargo, en el caso de sobredosis o mal uso crónico, pueden presentarse características de hipercortisolismo (véase Reacciones secundarias y adversas).

Tratamiento: En el caso de una sobredosis, Valerato de betametasona debe disminuirse gradualmente reduciendo la frecuencia de aplicación, o sustituyéndolo por un corticoesteroide menos potente, debido al riesgo de insuficiencia de glucocorticoesteroides.

El manejo posterior debe ser según esté indicado clínicamente o según el tratamiento recomendado por el centro nacional de toxicología, donde esté disponible.

PRESENTACIÓN: Caja con tubo con 40 g.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese el tubo bien cerrado. Consérvese a no más de 30°C.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Evítese el contacto con los ojos. Su uso durante el embarazo y lactancia queda bajo responsabilidad del médico. No se administre en niños menores a 1 año.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

farmacovigilancia.mx@gsk.com

GLAXOSMITHKLINE MÉXICO, S.A. de C.V.

Calz. México Xochimilco No. 4900

Col. San Lorenzo Huipulco

C.P. 14370, Deleg. Tlalpan, D.F. México

Reg. Núm. 62329, SSA IV

GDS 08 / IPI 03 / 13 de Septiembre de 2013

®Marca Registrada