Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

AZANTAC F

Sustancias

RANITIDINA

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja, 1 Blíster, 60 Tabletas, 150 Miligramos

1 Caja, 1 Blíster, 10 Tabletas, 300 Miligramos

1 Caja, 1 Blíster, 30 Tabletas, 300 Miligramos

1 Caja, 1 Blíster, 20 Tabletas, 150 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene: Clorhidrato de Ranitidina equivalente a 300 mg
de Ranitidina
Excipiente cbp 1 tableta

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

a) Úlceras duodenal y gástrica benignas, incluye las asociadas al uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINES).

b) Prevención de úlceras duodenales asociadas a los AINES (incluye aspirina), especialmente en pacientes con antecedentes de enfermedad péptica ulcerosa.

c) Úlcera duodenal asociada con infección por Helicobacter pylori.

d) Úlceras postoperatorias.

e) Esofagitis por reflujo.

f) Como tratamiento sintomático en la enfermedad por reflujo gastro-esofágico.

g) Síndrome de Zollinger-Ellison.

h) Dispepsia episódica crónica, con dolo retroesternal, o epigástrico, relacionado con los alimentos o molestias al dormir, pero no asociadas con alguna de las condiciones antes mencionadas.

i) Profilaxis de úlceras de estrés en pacientes graves.

j) Profilaxis de hemorragia recurrente por úlcera péptica.

k) Profilaxis del síndrome de Mendelson.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética:

Absorción:
Después de la administración oral de 300 mg de ranitidina, las concentraciones plasmáticas máximas (1109.2 ng/mL) se presentaron a las 2.5 horas posteriores. La presencia de dos distintos picos o una meseta en la fase de absorción tiene lugar a causa de la reabsorción del fármaco excretado en los intestinos. La biodisponibilidad absoluta de la ranitidina 50-60%, y las concentraciones plasmáticas aumentan de manera proporcional con el incremento de la dosis desde 150 mg hasta 300 mg.

Distribución: La ranitidina no muestra un amplio grado de fijación a proteínas plasmáticas (15%), pero sí exhibe un gran volumen de distribución que varía de 96 a 142 L.

Metabolismo: La ranitidina no se metaboliza extensamente. Después de la administración tanto oral como intravenosa, la fracción de la dosis recuperada en forma de metabolitos es similar, e incluye un 6% de la dosis en la orina como óxido-N, un 2% como óxido-S, un 2% como desmetilranitidina y de 1 a 2% como el análogo del ácido furoico.

Eliminación: Las concentraciones plasmáticas declinan de manera biexponencial, con una vida media terminal de 2-3 horas. La ruta principal de eliminación es la renal. Después de la administración IV de 150 mg de 3H-ranitidina, se recuperó el 98% de la dosis, incluyendo 5% en las heces y 93% en la orina, de lo cual un 70% era fármaco principal inalterado. Después de la administración oral de 150 mg de 3H-ranitidina, se recuperó el 96% de la dosis, 26% en las heces y 70% en la orina, de lo cual un 35% era del fármaco principal inalterado. Menos de 3% de la dosis se excretó en la bilis. La depuración renal es de aproximadamente 500 mL/min, excediendo la filtración glomerular, lo cual indica una secreción tubular renal neta.

Poblaciones de pacientes especiales:

Pacientes mayores de 50 años de edad:
En pacientes mayores de 50 años de edad, hay una prolongación (3-4 h) una reducción en la depuración, lo cual es consistente con la declinación de la función renal relacionada con la edad. Sin embargo, la acumulación y el nivel de exposición sistémica son 50% superiores. Esta diferencia excede el efecto ocasionado por la declinación en la función renal, e indica un aumento de la biodisponibilidad en pacientes mayores.

Farmacodinamia:

Mecanismo de acción:
AZANTAC® F es un antagonista específico y de rápida acción de los receptores H2 de la histamina. Inhibe la secreción basal y estimulada de ácido gástrico, reduciendo tanto el volumen y el contenido de ácido y pepsina.

Efectos farmacodinámicos: La ranitidina tiene una relativamente larga duración de acción, de tal forma que una sola dosis de 150 mg por vía oral es capaz de suprimir la secreción de ácido gástrico por 12 horas. La evidencia clínica muestra que la ranitidina combinada con amoxicilina y metronidazol erradica el Helicobacter pylori en aproximadamente el 90% de los pacientes. Esta combinación ha mostrado que reduce significativamente la recurrencia de la úlcera duodenal.

El Helicobacter pylori infecta al 95% de los pacientes con úlcera duodenal y al 80% de los pacientes con úlcera gástrica.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad conocida a los componentes de la fórmula, insuficiencia renal o hepática grave, estados precomatosos.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: La ranitidina cruza la barrera placentaria y se excreta por la leche materna. Como cualquier otro medicamento debe de utilizarse en el embarazo y la lactancia solamente si se considera esencial.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Para la clasificación de los eventos adversos asociados a la ranitidina se utilizan las siguientes expresiones convencionales: muy comunes (> 1/10), comunes (> 1/100 y < 1/10), no comunes (> 1/1 000 y < 1/100), raros (> 1/10 000 y <1/1 000) y muy raros (<1/10 000).

La frecuencia de incidencia de los eventos adversos se ha estimado a partir de comunicaciones espontáneas postcomercialización.

Trastornos hemáticos y del sistema linfático: Muy raros: leucopenia y trombocitopenia; éstas son usualmente reversibles. Agranulocitos o pancitopenia, algunas veces con hipoplasia o aplasia de la médula ósea.

Trastornos del sistema inmune:

Raros: Reacciones de hipersensibilidad (urticaria, edema angioneurótico, fiebre, broncoespasmo, hipotensión y dolor torácico).

Muy raros: choque anafiláctico.

Estos eventos han sido reportados después de la administración de una dosis única.

Trastornos psiquiátricos:

Muy raros: confusión mental reversible, depresión y alucinaciones.

Estas reacciones han sido reportadas predominantemente en pacientes graves y seniles.

Trastornos del sistema nervioso:

Muy raros: cefalea (algunas veces severa), mareos y movimientos involuntarios reversibles.

Trastornos oculares:

Muy raros: visión borrosa reversible.

Hay reportes de visión borrosa, sugestivos de cambios en la acomodación.

Trastornos cardiacos:

Muy raros: como otros antagonistas de los receptores H2, puede presentarse bradicardia, bloqueo AV y asistolia sólo con la formulación inyectable.

Trastornos vasculares:

Muy raros: vasculitis.

Trastornos gastrointestinales:

Muy raros: pancreatitis aguda, diarrea.

Trastornos hepatobiliares:

Raros: cambios reversibles y transitorios de las pruebas de función hepática.

Muy raros: hepatitis (hepatocelular, hepatocanalicular o mixta) con o sin ictericia, éstas son usualmente reversibles.

Trastornos de la piel y tejidos subcutáneos:

Raros: Exantema.

Muy raros: Eritema multiforme, alopecia.

Trastornos músculo-esqueléticos y del tejido conectivo:

Muy raros: síntomas músculo-esqueléticos, tales como artralgias y mialgias.

Trastornos renales y urinarios:

Muy raros: nefritis intersticial aguda.

Trastornos en el sistema reproductivo y glándulas mamarias:

Muy raros: impotencia reversible, síntomas mamarios y condiciones mamarias (como ginecomastia y galactorrea).


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: AZANTAC® F ha demostrado no tener efectos cancerígenos, mutagénicos, teratogénicos ni sobre la capacidad reproductiva tanto en animales de laboratorio como en seres humanos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: La ranitidina tiene el potencial de afectar la absorción, el metabolismo o la excreción renal de otros fármacos. El perfil farmacocinético alterado podría requerir un ajuste posológico del fármaco o la suspensión del tratamiento.

Las interacciones se producen por diversos mecanismos, incluyendo:

1) Inhibición del sistema funcional mixto de la oxigenasa ligado al citocromo P450: La ranitidina administrada a dosis terapéuticas ordinarias no potencia las acciones de los fármacos que son inactivados por este sistema enzimático, como el diazepam, la lidocaína, la fenitoína, el propanolol y la teofilina.

Se han presentado reportes de alteraciones en el tiempo de protrombina con la administración de anticoagulantes cumarínicos (p. ej., warfarina). Debido al reducido índice terapéutico, se recomienda instituir una vigilancia estrecha del incremento o decremento en el tiempo de protrombina durante el tratamiento concomitante con ranitidina.

2) Competencia por la secreción tubular renal: Como la ranitidina es eliminada parcialmente por el sistema catiónico, podría afectar la depuración de otros fármacos eliminados por esta ruta. La administración de dosis altas de ranitidina (p. ej., como aquellas utilizadas en el tratamiento del síndrome de Zollinger-Ellison) podría reducir el grado de excreción de la procainamida y la N-acetilprocainamida, dando como resultado un aumento en las concentraciones plasmáticas de estos fármacos.

3) Alteración del pH gástrico: La biodisponibilidad de ciertos fármacos podría verse afectada. Esto podría ocasionar un incremento en la absorción (p. ej., trialozam, midazolam, glipizida) o un decremento en la absorción (p. ej., ketoconazol, atazanavir, delaviridina, gefitnib).

No hay indicios de alguna interacción entre la ranitidina oral y la amoxicilina y el metronidazol.

Dosis altas de sucralfato (2 g) coadministrado con ranitidina, pueden reducir la absorción de ésta. Este efecto no ocurre si se administra sucralfato después de un intervalo de 2 h.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: El uso de antagonistas de los receptores H2 a dosis mayores que las recomendadas, se ha asociado a elevaciones de las enzimas hepáticas cuando el tratamiento ha excedido los 5 días. Hay reportes de cambios en algunos pacientes, en la biometría hemática (leucopenia y trombocitopenia); usualmente son reversibles.

PRECAUCIONES GENERALES: La posibilidad de malignidad debe de ser excluida antes del inicio del tratamiento en los pacientes con úlcera gástrica, pacientes de edad madura o avanzada y con síntomas dispépticos nuevos o que hayan cambiado recientemente, ya que el tratamiento con ranitidina puede enmascarar los síntomas de carcino gástrico.

La ranitidina se elimina por vía renal, porque los niveles plasmáticos de este medicamento se incrementan en los pacientes con insuficiencia renal.

La dosis debe ajustarse en insuficiencia renal como se detalla en la sección de Dosis y vía de administración.

Existen reportes raros que sugieren que la ranitidina puede precipitar episodios de porfiria, por lo que este medicamento debe evitarse en pacientes con antecedentes de porfiria aguda.

Se recomienda supervisión frecuente de los pacientes que están en tratamiento concomitante con AINES, especialmente en los ancianos y en aquellos pacientes con antecedentes de úlcera péptica.

Ciertos tipos de pacientes, como los de edad avanzada, los que padecen alguna enfermedad pulmonar crónica, diabetes o inmunodeficiencia, podrían estar en mayor riesgo de desarrollar neumonía adquirida en la comunidad. Un extenso estudio epidemiológico demostró que los pacientes que utilizan actualmente antagonistas del receptor H2 se encuentran en mayor riesgo de desarrollar neumonía adquirida en la comunidad, en comparación con los que habían suspendido el tratamiento, habiendo lugar a un aumento del riesgo relativo ajustado observado de 1.63 (IC del 95%, 1.07-2.48).

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Adultos:

Úlceras duodenal y gástrica benignas:

Tratamiento en casos agudos:
La dosis habitual para estas indicaciones, es de 150 mg de ranitidina dos veces al día o 300 mg por la noche. En la mayoría de los casos de úlcera duodenal o de úlcera gástrica benigna el proceso de curación ocurre dentro de cuatro semanas; sin embargo, en aquellos pacientes que no se encuentran curados después de transcurrir este periodo, de ordinario se logra la curación con otras cuatro semanas adicionales.

En el tratamiento de la úlcera duodenal, 300 mg dos veces al día por 4 semanas, resulta en porcentajes más elevados de curación que en aquellos pacientes tratados con 150 mg dos veces al día o 300 mg por la noche, en el mismo periodo. No se ha establecido que el incremento en la dosis se asocie con una mayor incidencia de efectos adversos.

Tratamiento a largo plazo: Para el tratamiento a largo plazo de las úlceras duodenal y gástrica benignas, la dosis usual es de 150 mg por la noche.

El tabaquismo está asociado a una mayor tasa de recurrencia de las úlceras duodenales, por lo que se debe de aconsejar al paciente que deje de fumar. Los pacientes que no cumplan lo anterior se puede administrar una dosis de 300 mg por la noche como terapia de mantenimiento, esta dosis proporciona un beneficio terapéutico adicional superior al régimen de 150 mg.

Úlcera péptica asociada con AINES:

Tratamiento de la fase aguda: El tratamiento de las úlceras secundarias y/o asociadas a los AINES, suele requerir de 150 mg dos veces al día o 300 mg por la noche, durante 8 a 12 semanas.

Profilaxis: Para la prevención de úlceras duodenales asociadas al uso de AINES, se recomienda ranitidina a la dosis de 150 mg dos veces al día, concomitantemente con los AINES.

Úlcera duodenal asociada con infección por Helicobacter pylori: AZANTAC® F 300 mg por la noche o 150 mg dos veces al día con 750 mg de amoxicilina oral tres veces al día y metronidazol 500 mg cada 8 h durante dos semanas. El tratamiento subsecuente con AZANTAC® F debe de continuarse por las siguientes dos semanas. Esta dosificación reduce significativamente la recurrencia de la úlcera duodenal.

Úlceras postoperatorias: La dosis habitual es de 150 mg dos veces al día. La mayoría de los casos cicatrizan a las 4 semanas, pero en aquellos que no, usualmente lo hacen después de otras 4 semanas de tratamiento.

Reflujo gastro esofágico:

Tratamiento agudo de la esofagitis por reflujo:
Se recomienda una dosis de 150 mg dos veces al día o 300 mg de AZANTAC® F por la noche, por un periodo de 8 semanas, o si se necesita hasta por 12 semanas. En pacientes con esofagitis de moderada a severa, la dosis de ranitidina puede elevarse a 150 mg cuatro veces al día, hasta por 12 semanas.

Tratamiento a largo plazo de los pacientes con esofagitis por reflujo: Los adultos deben recibir la dosis de 150 mg dos veces al día.

Alivio de síntomas en el reflujo gastroesofágico: El régimen recomendado es de 150 mg dos veces al día por dos semanas. Este régimen puede continuarse hasta por dos semanas en aquellos pacientes en quienes la respuesta inicial es inadecuada.

Síndrome de Zollinger-Ellison: La dosis inicial en estos casos es de 150 mg tres veces al día, pero puede incrementarse si es necesario. Dosis de hasta 6 g al día han sido bien toleradas.

Dispepsia episódica crónica: La dosis regular para esta indicación es de 150 mg dos veces al día hasta por 6 semanas. Los pacientes que no respondan a esta dosis o muestren recidivas a corto plazo, deben ser investigados para descartar otras patologías.

Profilaxis del síndrome de Mendelson: 150 mg 2 horas antes de la inducción de la anestesia y, preferentemente, 150 mg la noche anterior. En aquellas pacientes obstétricas en trabajo de parto, se deben administrar 150 mg cada 6 horas, pero si se requiere anestesia general, se recomienda administrar adicionalmente un antiácido sin partículas (p. ej. Citrato de Sodio).

Profilaxis de hemorragias por úlceras de estrés en pacientes graves o profilaxis de hemorragias recurrentes en pacientes con sangrados por úlceras pépticas: En la profilaxis de hemorragia por úlcera de estrés en pacientes gravemente enfermos o profilaxis de hemorragia recurrente en pacientes con sangrado por úlcera péptica, la administración parenteral puede continuarse hasta que la alimentación oral comience. Los pacientes considerados todavía con este riesgo, pueden ser tratados después con Azantac® F Tabletas 150 mg dos veces al día.

Niños: La dosis oral recomendada para el tratamiento de la úlcera péptica en niños es de 2 a 4 mg/kg dos veces al día con un máximo de 300 mg de ranitidina por día.

Pacientes mayores de 50 años de edad: Véase Farmacocinética, Poblaciones de pacientes especiales.

Insuficiencia renal: Puede presentarse acumulación de ranitidina, resultando en concentraciones plasmáticas elevadas, en pacientes con insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 50 ml/min). Se recomienda administrar a éstos una dosis diaria de ranitidina de 150 mg/día por vía oral y la formulación inyectable a dosis de 25 mg.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La ranitidina es muy específica en su acción y no se deben esperar problemas después de la sobredosis. Se debe proporcionar el tratamiento sintomático y de sostén cuando se requiera.

PRESENTACIONES: Caja con 10 o 30 tabletas de 300 mg en blíster.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 30ºC.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. El uso durante el embarazo y lactancia queda bajo responsabilidad del médico.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

ucfarmacovigilancia@sanfer.com.mx

Hecho en México por:

Grimann, S.A. de C.V.

Circuito Nemesio Diez Riega No. 11,

Parque Industrial el Cerrillo II,

C.P, 52000, Lerma, México, México.

Distribuido por:

LABORATORIOS SANFER, S.A. de C.V.

Hormona No. 2-A,

Col. San Andrés Atoto, C.P. 53500,

Naucalpan de Juárez, México, México.

Reg. Núm. 129M2017, SSA IV