Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

ATEKA

Sustancias

MESALAZINA

Forma Famacéutica y Formulación

Comprimidos

Presentación

1 Caja, 16 Comprimidos, 1,200 Miligramos

1 Caja, 32 Comprimidos, 1,200 Miligramos

1 Caja, 60 Comprimidos, 1,200 Miligramos

1 Caja, 120 Comprimidos, 1,200 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada COMPRIMIDO de liberación prolongada contiene:
Mesalazina 1,200 mg
Excipiente c.b.p. 1 comprimido.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

ATEKA® está indicado en:

• Enfermedad Inflamatoria Crónica Intestinal.

• Para la remisión en colitis ulcerosa crónica inespecífica de leve a moderada.

• Para el mantenimiento de la remisión en la enfermedad de Crohn.

• En la enfermedad diverticular del colon.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Modo de acción: La Mesalazina es un aminosalicilato, El mecanismo de acción de la Mesalazina no se conoce plenamente, pero parece tener un efecto antiinflamatorio tópico en las células epiteliales del colon. La producción de metabolismo del ácido araquidónico en la mucosa, tanto a través de las vías de la ciclooxigenasa como de las vías de la lipooxigenasa, aumenta en pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria crónica y es posible que la Mesalazina disminuya la inflamación bloqueando la ciclooxigenasa e inhibiendo la producción de prostaglandina en el colon. La Mesalazina tiene el potencial de inhibir la activación del factor nuclear kappa B y, por consiguiente, la producción de citocinas proinflamatorias clave. Recientemente se ha propuesto que la afectación de los receptores nucleares PPAR-y (la forma y de los receptores activados por los proliferadores de peroxisomas) podría intervenir en la colitis ulcerosa. Los agonistas de los receptores PPAR-y han mostrado su eficacia en la colitis ulcerosa y hay más indicios de que el mecanismo de acción de la Mesalazina podría estar mediado por los receptores PPAR-y.

Farmacocinética: No se conoce plenamente el mecanismo de acción de la Mesalazina (5-ASA), pero parece ser tópico en las células epiteliales del colon y por lo tanto la eficacia clínica de Mesalazina no se correlaciona con el perfil farmacocinético. Una vía principal de aclaramiento de la Mesalazina es a través del metabolismo a ácido N-acetil-5-aminosalicilico (Ac-5-ASA), que es farmacológicamente inactivo.

Absorción: Los estudios de gammagrafía han demostrado que una única dosis de 1,2 g de Mesalazina pasaba rápidamente e intacta a través del tubo digestivo superior en voluntarios sanos en ayunas. Las imágenes gammagráficas mostraron un rastro por el colon del trazador radiomarcado, lo que indicaba que la Mesalazina se había extendido por toda esa zona del tubo digestivo. La desintegración y la liberación completa de ATEKA® tuvieron lugar después de aproximadamente 17.4 horas.

La absorción total de la Mesalazina de 2.4 ó 4.8 g administrado una vez al día durante 14 días a voluntarios sanos resultó ser de aproximadamente el 21-22% de la dosis administrada.

En un estudio de dosis únicas, se administraron 1.2 g, 2.4 g y 4.8 g de Mesalazina a sujetos sanos en ayunas. Las concentraciones plasmáticas de Mesalazina se detectaron después de 2 horas y alcanzaron la concentración máxima alrededor de 9-12 horas como media para las dosis estudiadas. Los parámetros farmacocinéticos son muy variables entre sujetos. La exposición sistemática de la Mesalazina en cuanto al área bajo la curva de concentración plasmática y tiempo (AUC) fue proporcional a la dosis entre 1.2 g y 4.8 g de Mesalazina. Las concentraciones plasmáticas máximas (Cmáx) de la Mesalazina aumentaron aproximadamente de forma proporcional a la dosis entre 1.2 g y 2.4 g y de forma subproporcional entre 2.4 g y 4.8 g de Mesalazina. El valor normalizado de la dosis de 4.8 g represento, como promedio, el 74% del valor de 2.4 g en función de las medias geométricas.

En un estudio farmacocinético de dosis únicas y de dosis múltiples de 2.4 g y 4.8 g de Mesalazina administrado con comidas normales a 56 voluntarios sanos, las concentraciones plasmáticas de Mesalazina se detectaron después de 4 horas y registraron máximas alrededor de 8 horas después de una dosis única. En estado estable (generalmente logrado dos días después de la dosis), la acumulación de 5-ASA fue de 1.1 a 1.4 veces para la dosis de 2.4 y 4.8 respectivamente, por encima de la esperada en base a la farmacocinética de dosis única.

La administración de una única dosis de 4.8 g de Mesalazina con una comida rica en grasas dio lugar a un mayor retraso de la absorción y los niveles en plasma de Mesalazina se detectaron aproximadamente 4 horas después de la administración. Sin embargo, una comida rica en grasas aumentó la exposición sistemática de la Mesalazina (Cmáx media en un 91%; AUC media, 16%) en comparación con los resultados en ayunas. Mesalazina se administró con alimentos en los ensayos de fase III.

En un estudio farmacocinético de dosis únicas de Mesalazina, se administró 4.8 g en ayunas a 71 voluntarios sanos, hombres y mujeres [28 jóvenes (18-35 años); 28 ancianos (65-75 años); 15 ancianos (> 75 años)]. El aumento de la edad produjo una mayor exposición sistemática (hasta 2 veces mayor, en base al AUC0-t. AUC0-~ y Cmáx) a la Mesalazina y su metabolito el ácido N-acetii-5-aminosalicilico, pero no afectó al porcentaje de Mesalazina absorbido. El aumento de la edad produjo una eliminación aparente más lenta de la Mesalazina, aunque hubo una alta variabilidad entre sujetos. Las exposiciones sistemáticas en sujetos individuales estaban inversamente correlacionadas con la función renal como se evaluó por el aclaramiento de la creatinina estimado.

Distribución: Tras la administración de ATEKA®, se cree que el perfil de distribución de la Mesalazina es el mismo que el de otros productos que contienen Mesalazina. La Mesalazina tiene un volumen de distribución relativamente pequeño, de aproximadamente 18 L, lo que confirma la penetración extravascular mínima del medicamento sistemáticamente disponible. La Mesalazina se une en un 43% a las proteínas plasmáticas y el N-acetil-5-aminosalicílico se une en un 78-83%, cuando las concentraciones plasmáticas in vitro son de hasta 2,5 μg/ml y de hasta 10 μg/ml respectivamente.

Biotransformación: El único metabolismo importante de la Mesalazina es el ácido N-acetil-5-aminosalicílico que es farmacológicamente inactivo. Su formación se produce por la actividad de la N-acetiltransferasa-1 (NAT-1) en el hígado y en el citosol de las células de la mucosa intestinal.

Eliminación: La eliminación de la Mesalazina absorbida se produce principalmente a través de la vía renal después del metabolismo a ácido N-actil-5-aminosalicílico (acetilación). Sin embargo, la excreción del fármaco original en la orina es limitada también. De aproximadamente el 21-22% de la dosis absorbida, menos del 8% de la dosis se excretó sin alterar en la orina en estado estacionario después de 24 horas, en comparación con más del 13% del ácido N-acetil-5-aminosalicílico. Las semividas terminales aparentes de la Mesalazina y de su metabolito principal después de la administración de 2,4 g y 4,8 g de la Mesalazina fueron, como promedio, 7-9 horas y 8-12 horas, respectivamente.

Poblaciones especiales de pacientes: No hay datos de pacientes con insuficiencia hepática que toman Mesalazina. La exposición sistemática a la Mesalazina aumentó hasta el doble en sujetos ancianos (> 65 años, con un aclaramiento de la creatinina medio de 68-76 ml/min) en comparación con los sujetos adultos (18-35 años, aclaramiento de la creatinina medio de 124 ml/min) después de una sola dosis de 4,8 g de Mesalazina. Las exposiciones sistemáticas en los sujetos individuales estaban inversamente correlacionadas con la función renal según se valoró mediante el aclaramiento de la creatinina estimado. Debe considerarse el posible impacto en el uso seguro de Mesalazina en la población anciana en la práctica clínica. Además, en pacientes con insuficiencia renal, el descenso resultante en la tasa de eliminación y el aumento en la concentración sistémica de Mesalazina puede suponer un mayor riesgo de reacciones adversas nefrotóxicas.

En diferentes estudios clínicos con Mesalazina el AUC de Mesalazina en plasma en mujeres pareció ser 2 veces mayor que en los hombres.

Basándose en datos farmacocinéticos limitados, la farmacocinética de 5-ASA y Ac-5-ASA parece comparable entre los sujetos de origen caucásico e hispano. Los datos farmacocinéticos no se han investigado en ancianos.

Farmacodinamia: Los comprimidos de Mesalazina contienen un núcleo de 1.2 g de Mesalazina (ácido 5-aminosalicílico), formulado en un sistema de matrices múltiples. Este sistema está recubierto de copolímeros de ácido metacrílico-metacrilato de metilo (1:1) y copolímero de ácida metacrílico-metacrilato de metilo (1:2), diseñados para retardar la liberación de la Mesalazina hasta la exposición a un pH de aproximadamente 7.

Eficacia clínica y seguridad: Mesalazina se ha investigado en dos estudios controlados con placebo, de fase III, de diseño parecido (SPD476-301 y SPD476-302): realizados en 623 pacientes aleatorizados con colitis ulcerosa activa de leve a moderada. La administración de 2.4 g/día y 4.8 g/día de Mesalazina con alimentos dio como resultado una superioridad estadística en comparación con el placebo en cuanto al número de pacientes que lograron la remisión de la colitis ulcerosa después del tratamiento de 8 semanas. Usando el índice de actividad de la enfermedad relativo a la colitis ulcerosa (UC-DAI), la remisión se definió como una puntuación UC-DAI de < 1 con una puntuación de 0 para la hemorragia rectal y la frecuencia de defecación, y al menos una reducción de 1 punto en la puntuación de sigmoidoscopia en comparación con el valor basal. El estudio 302 incluyó un comparador, 2.4 g/día de Mesalazina de liberación modificada (0.8 g administrados en 3 dosis divididas), como grupo de referencia interno. Se obtuvieron los siguientes resultados con respecto a la variable principal de remisión:

Estudio 301 (n = 262#)

Placebo

2.4 g/día de Mesalazina en dos dosis divididas

4.8 g/día de Mesalazina una vez al día

Porcentaje de pacientes en remisión

12.9

34.1*

29.2*

Estudio 302 (n = 341#)

Placebo

2.4 g/día de Mesalazina una vez al día

4.8 g/día de Mesalazina una vez al día

2.4 g/día de Mesalazina de liberación modificada en tres dosis divididas

Porcentaje de pacientes en remisión

22.1

40.5*

41.2*

32.6 NS

# Basado en la población de intención de tratamiento.

* Estadísticamente distinto al placebo (p < 0,025); NS No significativo (p > 0,05).

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad al principio activo.

Antecedentes de hipersensibilidad a los salicilatos (incluida la Mesalazina) o a cualquiera de los excipientes de ATEKA®.

Disfunción renal grave (tasa de filtración glomerular < 30 ml/min/1,73 m2) y/o insuficiencia hepática grave.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: La experiencia limitada con la Mesalazina en mujeres embarazadas no indica un aumento de riesgo de malformaciones congénitas provocadas por el fármaco. La Mesalazina pasa a través de la barrera placentaria pero las concentraciones para el feto son mucho menores que las que se utilizan para el uso terapéutico en adultos. Estudios en animales no indican efectos dañinos de la Mesalazina durante el embarazo, el desarrollo embrional y fetal, el parto o el desarrollo posnatal. La Mesalazina se debe utilizar durante el embarazo sólo cuando está claramente indicado. Se debe tener cuidado cuando se utilizan dosis altas de Mesalazina.

Lactancia: La Mesalazina se excreta en la leche materna en bajas concentraciones. La forma acetilada de la Mesalazina se excreta en la leche materna en mayores concentraciones. Se debe tener precaución si se usa Mesalazina durante el periodo de lactancia y debe usarse sólo si los beneficios superan los riesgos. Esporádicamente, se ha notificado diarrea aguda en lactantes.

Fertilidad: Los datos sobre la Mesalazina no muestran un efecto prolongado sobre la fertilidad masculina.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Las tres reacciones adversas a medicamentos notificadas con mayor frecuencia en el análisis de los datos de seguridad agrupados de los estudios clínicos de pacientes con colitis ulcerosa fueron cefalea, dolor abdominal y náuseas. No se notificó ninguna RAM individual con una frecuencia superior al 10%.

Otros acontecimientos notificados con ATEKA® fueron menos frecuentes y sus incidencias se presentan a continuación:

Reacciones adversas a medicamentos (RAM) asociadas a Mesalazina

Clasificación por órganos y sistemas

Incidencias

Reacciones adversas a medicamentos

Trastornos de la sangre y del sistema linfático

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Trombocitopenia

Frecuencia no conocida

Agranulocitosis*, Anemia aplástica*, Leucopenia*, Neutropenia*, Pancitopenia*

Trastornos del sistema nervioso

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Cefalea

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Mareos, Somnolencia, Temblores

Frecuencia no conocida

Neuropatía*

Trastornos del oído y del laberinto

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Dolor de oído

Trastornos cardiacos

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Taquicardia

Frecuencia no conocida

Miocarditis, Pericarditis

Trastornos vasculares

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Hipertensión

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Hipertensión

Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Dolor faringolaríngeo

Frecuencia no conocida

Neumonitis por hipersensibilidad (incluidas neumonitis intersticial, alveolitis alérgica, neumonitis eosinofílica) Broncoespasmo*

Trastornos gastrointestinales

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Distensión abdominal, Dolor abdominal, Diarrea, Dispepsia, Vómitos, Flatulencias, Náuseas

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Colitis, Pancreatitis, Pólipo rectal

Trastornos hepatobiliares

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Prueba anormal de función hepática (p. ej.: ALT, AST, bilirrubina)

Frecuencia no conocida

Hepatitis, Colelitiasis*

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Prurito, Exantema

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Acné, Alopecia, Urticaria

Frecuencia no conocida

Angioedema*

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Artralgia asociada con mialgia, Dolor de espalda

Frecuencia no conocida

Síndrome similar al lupus eritematoso sistémico*

Trastornos renales y urinarios

Frecuencia no conocida

Nefritis intersticial, Síndrome nefrótico*

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración

Frecuentes (> 1/100 a < 1/10)

Astenia, Pirexia

Poco frecuentes (> 1/1.000 a < 1/100)

Edema facial, Fatiga.

* Denota las reacciones adversas a medicamentos notificadas con las formulaciones de Mesalazina en general.

Se puede sospechar de nefrotoxicidad inducida por la Mesalazina en pacientes que desarrollan disfunción renal durante el tratamiento.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se han reportado alteraciones en el aparato reproductor ni sobre la fertilidad de los animales estudiados.

Tampoco existen reportes sobre efectos carcinogénicos, mutagénicos y/o teratogénicos.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No se han realizado estudios de interacciones entre ATEKA® y otros fármacos.

Sin embargo, se han notificado casos de interacciones entre otros productos que contienen Mesalazina y otros fármacos.

Se recomienda precaución con el uso concomitante de Mesalazina y agentes nefrotóxicos conocidos, incluidos los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y la azatioprina, ya que podrían aumentar el riesgo de reacciones adversas renales.

La Mesalazina inhibe la tiopurina metiltransferasa. En pacientes que reciben azatioprina o 6 mercaptopurina, se recomienda precaución con el uso concurrente de Mesalazina, ya que puede aumentar la posibilidad de que se produzcan discrasias sanguíneas.

La administración con anticoagulantes derivados de la cumarina, como la warfarina, podría resultar en una menor actividad anticoagulante. El tiempo de protrombina se debe controlar meticulosamente si esta combinación es esencial.

Se recomienda administrar ATEKA® con alimentos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Es poco frecuente (> 1/1,000 a < 1/100) encontrar trombocitopenia y se desconoce la frecuencia, pero se menciona ya que se ha notificado con formulaciones de Mesalazina en general, agranulocitosis, anemia aplásica, leucopenia, neutropenia y pancitopenia. Es frecuente (> 1/100 a < 1/10) prueba anormal de función hepática (p. ej. ALT, AST, bilirrubina).

PRECAUCIONES GENERALES: Las notificaciones de disfunción renal, incluida la nefropatía de cambios mínimos y la nefritis intersticial aguda/crónica, se han asociado con preparados que contienen Mesalazina y con profármacos de Mesalazina. Debe utilizarse con precaución en pacientes con disfunción renal confirmada de leve a moderada. Se recomienda que todos los pacientes se sometan a una evaluación de la función renal antes de iniciar el tratamiento y al menos dos veces al año durante el mismo.

Los pacientes con enfermedades pulmonares crónicas, especialmente con asma, corren el riesgo de sufrir reacciones de hipersensibilidad y deben controlarse exhaustivamente.

En raras ocasiones después de tratamiento con Mesalazina, se han notificado discrasias sanguíneas graves. Si el paciente sufre hemorragias, hematomas, púrpura, anemia, fiebre o dolor faringolaríngeo de forma inexplicable, deben realizarse investigaciones hematológicas. Si se sospecha que hay discrasia sanguínea, debe finalizarse el tratamiento.

Se han notificado reacciones de hipersensibilidad cardiaca (miocarditis y pericarditis) inducidas por la Mesalazina en raras ocasiones con ATEKA® y con otros preparados que contienen Mesalazina. Debe tenerse cuidado al recetar este medicamento a pacientes con afecciones que les predispongan a sufrir miocarditis o pericarditis. Si se sospecha que se puede producir una reacción de hipersensibilidad, no se deben volver a administrar productos que contengan Mesalazina.

La Mesalazina se ha asociado con síndrome de intolerancia agudo que puede ser difícil de distinguir de un empeoramiento en la enfermedad intestinal inflamatoria. Aunque no se ha determinado la frecuencia exacta de aparición, se han dado en un 3% de los pacientes de ensayos clínicos controlados de Mesalazina o sulfasalazina. Los síntomas incluyen calambres, dolor abdominal agudo y diarrea hemorrágica, y a veces, fiebre, cefalea y exantema. Si se sospecha de síndrome de intolerancia agudo, es necesaria la interrupción inmediata y los productos que contengan Mesalazina no se deben volver a administrar.

Se han notificado casos de aumentos en los niveles de enzimas hepáticas en pacientes que tomaban preparados con Mesalazina. Se recomienda precaución si se administra ATEKA® a pacientes con insuficiencia hepática.

Debe prestarse atención al tratar a pacientes alérgicos a la sulfasalazina debido al posible riesgo de reacciones de sensibilidad cruzada entre la sulfasalazina y la Mesalazina.

Una obstrucción orgánica o funcional en la parte superior del tubo digestivo podría retrasar el comienzo de los efectos del producto.

No se han realizado estudios sobre la capacidad de conducir y usar máquinas. Se considera que ATEKA® tiene una influencia mínima sobre estas habilidades.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: ATEKA® ha sido desarrollado para administrarse una vez al día por vía oral. Los comprimidos no se deben machacar ni masticar y deben ingerirse con alimentos.

Adultos, ancianos incluidos (> 65 años): Para inducir la remisión: deben tomarse de 2,4 a 4,8 g (de dos a cuatro comprimidos) una vez al día. La dosis más alta de 4,8 g por día está recomendada para pacientes que no responden a dosis más bajas de Mesalazina. Al administrar la dosis más alta (4,8 g por día) se debe evaluar el efecto del tratamiento a las 8 semanas.

Para mantener la remisión: deben de tomarse 2,4 g (dos comprimidos) una vez al día.

Niños y adolescentes: ATEKA® no está recomendado para niños menores de 18 años ya que no se dispone de datos sobre su eficacia y seguridad.

No se han realizado estudios específicos para investigar los efectos de Mesalazina en pacientes con disfunción renal o insuficiencia hepática.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: ATEKA® es un aminosalicilato y los signos de toxicidad al salicilato incluyen acúfenos, vértigo, cefalea, confusión, somnolencia, edema pulmonar, deshidratación como resultado de sudoración, diarrea y vómitos, hipoglucemia, hiperventilación, desequilibrio hidro-electrolítico, desequilibrio ácido-base e hipertermia.

El tratamiento convencional para la toxicidad al salicilato podría ser beneficioso en caso de sobredosis aguda. La hipoglucemia y el desequilibrio en los líquidos y electrólitos deben corregirse mediante la administración de un tratamiento adecuado. Debe mantenerse una función renal adecuada.

PRESENTACIONES: Caja con 16, 32, 60 ó 120 comprimidos de 1,200 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a no más de 25°C. Consérvese la caja bien cerrada.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance los niños. No se administre a menores de 18 años. Literatura exclusiva para médicos. Su uso durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico.

Reporte las sospechas de reacción adversa a los correos: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx y

farmacovigilancia@alfasigma.com

Hecho en Italia por:

Cosmo, S.P.A.

Via C. Colombo, 1, 20020, Lainate (MI), Italia

Para:

Alfasigma S.P.A.

Via Enrico Fermi, 1-65020 Alanno (PE), Italia

Importado y Distribuido por:

LABORATORIOS ALFASIGMA MÉXICO, S.A. de C.V.

Nor T Parque empresarial, Bodega 5-C-4

Col. Recursos Hidráulicos, C.P. 54913

Tultitlán, México, México

Reg. Núm. 380M2014 SSA IV

Fecha de Autorización: 21 de junio 2018

®Marca registrada