Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

AMINOYODARSENCAL

Sustancias

CALCIO, LISINA, TRIPTÓFANO, YODO

Forma Famacéutica y Formulación

Jarabe

Presentación

1 Caja, 1 Frasco(s), 100 ml,

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 mL de JARABE contienen:
Formiato de calcio 1.300 g
(equivalente a 0.400 g de Ca)
Gluconato de calcio 3.168 g
(equivalente a 0.295 g de Ca)
Lactato de calcio 3.881 g
(equivalente a 0.713 g de Ca)
Clorhidrato de L-lisina 2.000 g
Ioduro de prolonio 2.000 mg
(equivalente a 1.186 mg de Iodo)
Triptófano 0.300 g
Vehículo cbp 100,000 mL

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Tratamiento de las deficiencias de los componentes de la fórmula. Suplemento aportador de aminoácidos esenciales, yodo y calcio.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: El calcio es el mineral más abundante en el organismo y es un electrólito esencial. Los requerimientos de calcio varían de individuo a individuo y dependen de la edad, sexo, nivel de actividad física, condición gestacional y lactancia. La cantidad de calcio que se absorbe de la dieta varía de acuerdo a estos factores pero normalmente es tan sólo del 30 al 40%. En los estados de deficiencia simple, las sales de calcio pueden administrarse por vía oral, habitualmente en dosis de 400 mg a 2 g al día, ajustada de acuerdo a los requerimientos individuales de cada paciente. Aproximadamente, de una quinta a una tercera parte del calcio administrado oralmente se absorbe en el intestino delgado. Una parte se deposita en el esqueleto en forma de fosfato o carbonato. La absorción de calcio aumenta cuando hay deficiencia o cuando el paciente está en una dieta baja en calcio, y se favorece cuando se administra con los alimentos (de 10 a 30%). La eliminación es renal (20%) y fecal (80%). En la lactancia se excretan 30-35 mg de calcio/100 ml de leche.

El ioduro de prolonio es un complejo que contiene iodo de fácil asimilación en la mucosa gástrica y la primera parte del intestino. El iodo se absorbe en el aparato digestivo en forma de ioduro (I) y se distribuye rápidamente por todo el líquido extracelular. La glándula tiroides capta aproximadamente un tercio del ioduro absorbido y el resto se excreta en la orina. El yodo es el elemento indispensable para la síntesis de hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales son los principales estimulantes y reguladores del metabolismo de las grasas, proteínas y calcio.

El iodo es concentrado por la glándula mamaria en la leche, lo cual depende de la ingesta diaria de la madre; la OMS recomienda el consumo de 200 mcg de iodo al día.
La lisina y el triptófano son aminoácidos esenciales (que no pueden sintetizarse en el organismo) indispensables para la síntesis orgánica de proteínas reguladoras de procesos corporales como el crecimiento y mantenimiento tisular. La lisina es un precursor importante para la síntesis de L-carnitina, la cual es utilizada por la mitocondria para realizar la betaoxidación de los ácidos grasos y obtener la energía necesaria para los procesos celulares. El triptófano es el principal sustrato para la síntesis de serotonina (5-hidroxitriptamina, 5-HT) en el sistema nervioso central e intestino delgado; es bien conocido el papel fundamental de la serotonina como neurotransmisor.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula; hipercalcemia; insuficiencia renal; alteraciones cardiacas graves; hipertiroidismo; hipercalciuria, embarazo o Lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: No se administre en el embarazo o Lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: El calcio contenido en la fórmula puede ocasionar irritación gástrica, náusea, vómito y estreñimiento.

El iodo puede desencadenar reacciones de hipersensibilidad como urticaria, angioedema, hemorragia cutánea o púrpura, fiebre, artralgias, linfadenopatía y eosinofilia.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se han reportado hasta la fecha.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El calcio puede reducir la absorción oral de tetraciclinas y fenitoína si se administra en forma concomitante, por lo que deberá mediar un intervalo de 3 horas entre su administración. También puede reducir la respuesta a los bloqueadores de los canales de calcio y en altas dosis incrementa el riesgo de arritmias cardiacas en pacientes digitalizados. No se deberá administrar con antiácidos que contengan magnesio. Evitar dosis altas de vitamina D durante la administración de calcio. Se debe utilizar con precaución en caso de deshidratación o desequilibrio electrolítico, diarrea o mala absorción intestinal. En los pacientes propensos a cálculos urinarios se recomienda aumentar la ingestión de líquidos.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Como el yodo y los yoduros pueden modificar la función de la glándula tiroides, la administración de dichos compuestos ocasionalmente podría interferir con las pruebas de funcionamiento tiroideo.

PRECAUCIONES GENERALES: Debe administrarse con los alimentos para evitar irritación gástrica.

Su uso a largo plazo deberá ser sólo bajo vigilancia médica.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

Niños de 1 a 3 años : Una cucharadita (2.5 mL) tres veces al día con los alimentos.

Niños de 4 a 12 años: Una cucharada (5 mL) tres veces al día con los alimentos.

Niños mayores de 12 años y adultos: Dos cucharadas (10 mL) dos veces al día con los alimentos.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La ingesta excesiva de sales de calcio puede ocasionar hipercalcemia, sobre todo en pacientes con insuficiencia renal o en pacientes que consumen vitamina D simultáneamente. Los síntomas de hipercalcemia incluyen anorexia, náusea, vómito, estreñimiento, dolor abdominal, debilidad muscular, alteraciones mentales.

La hipercalcemia leve es asintomática y usualmente cede al suspender la administración de calcio y otros medicamentos desencadenantes como la vitamina D. Si la hipercalcemia es severa se requiere tratamiento de urgencia.

Los síntomas de envenenamiento agudo por ingestión de yodo se debe principalmente a su efecto corrosivo en el tracto gastrointestinal: sabor metálico desagradable, vómito, dolor abdominal y diarrea. Deben administrarse cantidades abundantes de leche y carbón activado o solución de tiosulfato de sodio al 1% (para reducir el iodo a ioduros menos tóxicos).

PRESENTACIÓN: Caja con frasco con 100 mL.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese el frasco bien cerrado a temperatura ambiente a no más de 30°C. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Si persisten las molestias consulte a su médico. No se deje al alcance de los niños. Contiene 40% de azúcar.

Reporte las sospechas de reacción adversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx

ITALMEX, S.A.

Reg. Núm. 56494, SSA VI

®Marca Registrada