Esta página emplea tanto cookies propias como de terceros para recopilar información estadística de su navegación por internet y mostrarle publicidad y/o información relacionada con sus gustos. Al navegar por este sitio web usted comprende que accede al empleo de estas cookies.

PLM-Logos
Bandera México
Marca

ALZAM

Sustancias

ALPRAZOLAM

Forma Famacéutica y Formulación

Tabletas

Presentación

1 Caja, 10 Tabletas, 0.25 Miligramos

1 Caja, 30 Tabletas, 0.25 Miligramos

1 Caja, 30 Tabletas, 0.5 Miligramos

1 Caja, 30 Tabletas, 1 Miligramos

1 Caja, 30 Tabletas, 2 Miligramos

1 Caja, 60 Tabletas, 0.25 Miligramos

1 Caja, 60 Tabletas, 0.5 Miligramos

1 Caja, 60 Tabletas, 1 Miligramos

1 Caja, 60 Tabletas, 2 Miligramos

1 Caja, 90 Tabletas, 0.25 Miligramos

1 Caja, 90 Tabletas, 0.5 Miligramos

1 Caja, 90 Tabletas, 1 Miligramos

1 Caja, 90 Tabletas, 2 Miligramos

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:
Alprazolam 0.25 mg 0.5 mg 1 mg 2 mg
Excipiente, c.b.p. 1 tableta 1 tableta 1 tableta 1 tableta

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: "Ansiolítico".

ALZAM® está indicado al mismo tiempo en el tratamiento agudo de crisis de angustia (ataques de pánico con agorafobia o ataque de pánico). ALZAM® está indicado también en el tratamiento crónico de la ansiedad generalizada, ansiedad con síntomas de depresión y la prevención de las crisis de angustia (ataques de pánico). Los síntomas de los estados de ansiedad pueden incluir: ansiedad, tensión, temores, aprensión, cansancio, dificultad de concentración, irritabilidad, insomnio y/o hiperactividad autonómica, resultando en una gran variedad de síntomas somáticos. ALZAM® también está indicado en el tratamiento de los estados de ansiedad simple y/o asociada a otros padecimientos como: fase crónica de la abstinencia al alcohol y otros depresores, padecimientos orgánicos o funcionales, particularmente ciertos desórdenes gastrointestinales, cardiovasculares y padecimientos dermatológicos.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacodinamia: Alprazolam es una triazol benzodiazepina de acción breve que produce sus acciones inhibitorias en el sistema nervioso central, en especial a nivel del sistema límbico. Se supone que buena parte de los efectos de las benzodiazepinas o quizá todos, son el resultado de la inhibición mediada a través del aminoácido neurotransmisor, el ácido gammaaminobutírico (GABA). Esta acción es consecuencia de su unión a receptores específicos (benzodiazepínicos) que están en estrecha relación con los receptores del GABA y con los canales transmembranales del ion cloro. Su efecto ansiolítico es el más notable, aunque también tiene propiedades hipnogénicas, miorrelajantes y anticonvulsivas.

Farmacocinética: Se absorbe bien en el tubo digestivo y las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan en 1 a 2 horas; estas concentraciones son directamente proporcionales a las dosis administradas. Se une en forma importante (80%) a las proteínas plasmáticas y se distribuye de manera apropiada en el organismo. Cruza la barrera hematoencefálica y la barrera fetoplacentaria. Se biotransforma en el hígado y allí se forma el alfa hidroxi-alprazolam y una benzofenona; la actividad biológica del primero es casi la mitad del fármaco original y el segundo es inactivo. El alprazolam y sus metabolitos se excretan en la orina y la leche materna. Su vida media es de 12 a 15 horas.

CONTRAINDICACIONES: ALZAM® está contraindicado en pacientes con sensibilidad conocida a alprazolam, a las benzodiazepinas y/o a cualquier componente de la fórmula.

No debe ser administrado a pacientes con glaucoma de ángulo cerrado o miastenia grave.

ALZAM® no debe ser usado durante el embarazo y la lactancia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Alprazolam es clasificado como categoría D por la FDA.

El uso de este producto en el embarazo aumenta el riesgo de malformaciones congénitas. Como regla general, se recomienda a las madres no alimentar al seno mientras estén en tratamiento con alprazolam ya que como el resto de las benzodiazepinas, alprazolam se excreta en la leche humana.

El uso de alprazolam durante ambos periodos no es recomendado; sin embargo, si su uso es requerido el tratante debe asegurar que el beneficio potencial supere el riesgo potencial.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Los efectos secundarios, si ocurren, son generalmente observados al inicio de la terapia y usualmente desaparecen con la supresión del tratamiento o con el ajuste de la dosis. El efecto secundario más común con alprazolam fue somnolencia.

Efectos menos comunes fueron: aturdimiento, visión borrosa, incoordinación, síntomas gastrointestinales, manifestaciones autonómicas, cefalea, depresión, insomnio, temor, variaciones de peso corporal y alteraciones en la memoria/amnesia.

Como con otras benzodiazepinas, pueden ocurrir reacciones paradójicas como estimulación, agitación, dificultad en la concentración, confusión, alucinaciones u otros efectos en el comportamiento.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No han sido revelados efectos tóxicos importantes hasta la fecha.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Las benzodiazepinas, incluyendo alprazolam producen efectos depresivos adicionales en el Sistema Nervioso Central (SNC) cuando se coadministran con sustancias como barbitúricos, alcohol, psicotrópicos, anticonvulsivantes, antihistamínicos y otros fármacos, los cuales por sí mismos producen depresión del SNC. Se ha reportado que las concentraciones plasmáticas de imipramina y desipramina aumentan en un promedio de 31 y 20%, respectivamente, cuando se administran concomitantemente con dosis superiores a 4 mg/día de ALZAM®. El significado clínico de estos cambios es desconocido. También se ha reportado la interacción farmacocinética de las benzodiazepinas con otros fármacos, tal es el caso de la depuración del alprazolam y otras benzodiazepinas que puede ser retardada por la coadministración de cimetidina o antibióticos macrólidos. La significación clínica de esto no es clara.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No se han reportado hasta la fecha.

PRECAUCIONES GENERALES: Se debe advertir a los pacientes de no operar vehículos motorizados o realizar actividades peligrosas mientras toman alprazolam. La seguridad y eficacia de ALZAM® en pacientes menores de 18 años no se ha establecido aún.

ALZAM® no debe ser administrado junto con alcohol y/o en estados etílicos.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Vía de administración: Oral.

Estados de ansiedad:

Adultos:
Dosis usual de inicio: 0.25 a 0.50 mg administrada 3 veces al día. Dosis usual de tratamiento: 0.5 a 4.0 mg diarios, administrar en dosis divididas.

Pacientes geriátricos o debilitados: Dosis usual de inicio: 0.25 mg. Dosis usual de tratamiento: 0.5 a 0.75 mg diarios en dosis divididas, las cuales se pueden incrementar si es necesario y se toleran. Si ocurren efectos secundarios, la dosis debe reducirse.

Alteraciones relacionadas con las crisis de angustia: Iniciar con 0.5-1.0 mg proporcionado al momento de acostarse. La dosis deberá ser ajustada de acuerdo a la respuesta del paciente. Los ajustes de la dosis deberán ser en incrementos no mayores de 1 mg cada tres o cuatro días. Dosis adicionales pueden ser proporcionadas hasta que se alcance un esquema de dosificación de tres o cuatro veces al día. La dosis promedio en los estudios clínicos fue 5.7 ± 2.27 mg, con algunos casos de pacientes que requirieron hasta un máximo de 10 mg diarios.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: En caso de sobredosificación se puede presentar: fatiga, ataxia, amnesia, depresión respiratoria. En tales casos se recomiendan medidas generales de apoyo: ventilación adecuada, lavado gástrico, etc. También se puede aplicar el antagonista de las benzodiazepinas, flumazenil.

PRESENTACIONES: Caja con 10, 30, 60 y 90 tabletas de 0.25 mg.

Caja con 30, 60 y 90 tabletas de 0.5, 1 o 2 mg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura no mayor de 30° C en un lugar seco. Protéjase de la luz.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. El uso prolongado aun a dosis terapéuticas puede causar dependencia. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia. No se administre junto con alcohol o en estado etílico.

Hecho en México por:

PSICOFARMA, S.A. de C.V.

Calz. de Tlalpan No. 4369

Col. Toriello Guerra, Deleg. Tlalpan

C.P. 14050, México, D.F.

Reg. Núm. 344M2000, SSA II