ZYPLO

Tabletas

(LEVODROPROPIZINA )

Antitusivos solos (R5D1)

Armstrong.png
ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
ALMACENAMIENTO
ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS ADVERSOS
EMBARAZO Y LACTANCIA
FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
INDICACIONES
INTERACCIONES
LEYENDAS DE PROTECCIÓN
PRECAUCIONES
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
PRESENTACIÓN
SOBREDOSIFICACIÓN

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La dosis diaria individualiza para adultos y niños mayores de 2 años es la siguiente:

JARABE:

Adultos y niños mayores de 12 años: 10 ml de levodropropizina en jarabe cada 8 horas.

Niños mayores de 2 años de edad: La dosis pediátrica es 1 mg/kg hasta cada 8 horas; dosis total diaria: 3 mg/kg. Para mayor comodidad, se pueden utilizar las siguientes dosis aproximadas.

10-20 kg: 3 ml de jarabe cada 8 horas.

20-30 kg: 5 ml de jarabe cada 8 horas.

30-40 kg: 7 ml de jarabe cada 8 horas.

El medicamento se administra por vía oral, debe tomarse alejado de los alimentos, ya que los efectos de su administración junto con éstos aún no han sido determinados.

No se recomienda tomar levodropropizina por un periodo mayor de 7 días.

Uso en los ancianos: La dosis de levodropropizina deberá determinarse cuidadosamente en los ancianos.

SOLUCIÓN GOTAS:

Adultos y niños mayores de 12 años: 20 gotas (equivalente a 60 mg) de solución de levodropropizina cada 8 horas.

Niños mayores de 2 años de edad: La dosis pediátrica es 1 mg/kg hasta cada 8 horas; dosis total diaria: 3 mg/kg.

Cada ml equivale a 20 gotas; cada gota contiene 3 mg.

A continuación se presentan algunos ejemplos:

Un niño de 15 kg de peso recibiría 5 gotas cada 8 horas.

Un niño de 18 kg de peso recibiría 6 gotas cada 8 horas.

Las gotas deben diluirse de preferencia en medio vaso con agua.

El medicamento se administra por vía oral; debe tomarse alejado de los alimentos, ya que los efectos de su administración junto con éstos aún no ha sido determinado.

No se recomienda tomar levodropropizina por un periodo mayor de 7 días.

Uso en los ancianos: La dosis de levodropropizina deberá determinarse cuidadosamente en los ancianos.

TABLETAS:

Adultos y niños mayores de 12 años: 60 mg de levodropropizina cada 8 horas.

Uso en los ancianos: Deberá descartarse alteraciones hepáticas severas antes de iniciar el tratamiento. En pacientes sin este tipo de alteraciones, la dosis a emplear será la misma que para pacientes adultos y niños mayores de 12 años.

El medicamento se administra por vía oral. Debe de tomarse alejado de los alimentos, ya que los efectos de su administración junto con éstos aún no han sido determinados.

No se recomienda tomar levodropropizina por un periodo mayor de 7 días.




RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C.




ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Hasta ahora no se ha podido establecer ningún patrón de anormalidad en los exámenes de laboratorio con un significado clínico que pudiera atribuirse a la levodropropizina.




CONTRAINDICACIONES: La levodropropizina no debe utilizarse en aquellos casos en los que se tiene conocimiento o se sospecha hipersensibilidad al ingrediente activo, o bien en pacientes con hipersecreción bronquial, en los casos de función mucociliar reducida (síndrome de Kartagener, discinesia ciliar), en insuficiencia hepática severa, durante el embarazo, o en mujeres en periodo de lactancia, así como en niños menores de 2 años.




REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En algunas ocasiones pueden presentarse los efectos secundarios que se describen a continuación.

Trastornos gastrointestinales: Náuseas, vómito, pirosis, malestar abdominal, diarrea y dispepsia.

Sistema nervioso central: Agotamiento, desvanecimiento, somnolencia, confusión mental, entumecimiento, mareos y cefalea. Se reportó ansiedad e insomnio por descontinuación del tratamiento con levodropropizina en un estudio. En otro estudio controlado con placebo en 10 sujetos sanos se reportó somnolencia 1 hora después de la administración de una dosis oral de 120 mg de levodropropizina. En el mismo estudio, hubo reportes ocasionales de cefalea, reacción lenta y excitación. Dos sujetos que ingirieron 60 mg de levodropropizina reportaron temblores.

Sistema cardiovascular: Palpitaciones y dolor precordial de origen inespecífico se reportaron de manera ocasional.

Piel y anexos: las erupciones cutáneas son muy raras.

Órganos de los sentidos (efectos oftalmológicos): La levodropropizna ha sido asociada ocasionalmente a alteraciones visuales.

Efectos respiratorios: Levodropropizina a dosis de 60 mg tres veces al día durante 4 días no afecta las propiedades reológicas del moco bronquial a la actividad del epitelio ciliar de las vías aéreas en pacientes con bronquitis. La disnea es un efecto adverso raro de la levodropropizina. A dosis de 60 mg tres veces al día durante un día se ha observado, en pacientes con bronquitis, que puede disminuir la frecuencia respiratoria, sin afección de otros parámetros. Para el caso exclusivo del jarabe, se pueden presentar reacciones de hipersensibilidad en pacientes con predisposición, ya que el producto contiene alquil 1-4 hidroxibenzoato (parabenos).




RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Debido a que en estudios en animales el ingrediente activo atraviesa la barrera placentaria y ha sido detectado en la leche materna, la levodropropizina no debe usarse durante el embarazo o la lactancia.




FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Propiedades farmacocinéticas: Se han realizado estudios farmacocinéticos en ratas, perros y en humanos. Se ha demostrado que la absorción, distribución, metabolismo y excreción son muy similares en las tres especies estudiadas, con una biodisponibilidad mayor de 75% cuando se administra por vía oral. La recuperación del fármaco marcado radiactivamente posterior a la administración oral del producto fue de 93%.

La unión a las proteínas plasmáticas en el humano es insignificante (11-14%), y es comparable a los valores observados en perro y ratas. En humanos, la levodropropizina se absorbe rápidamente y es distribuida a todo el organismo después de su administración oral con un volumen de distribución medio de 3.4 L/kg.

La vida media es aproximadamente de 1 a 2 horas.

La excreción es principalmente a través de la orina. La levodropropizina se excreta tanto en forma intacta como a expensas de sus metabolitos principales: la levodropropizina conjugada y la p-hidroxi levodropropizina libre o conjugada.

Del total de la dosis administrada, 35% del fármaco y sus metabolitos son excretados por la orina en un lapso de 48 horas. Su vida media de eliminación es de 2 horas.

Estudios en los que la levodropropizina fue administrada en repetidas ocasiones indicaron que el tratamiento tres veces al día durante ocho días no altera las características de absorción y excreción del producto. Es por esta razón que los efectos acumulativos y la autoinducción metabólica pueden ser descartados.

No se observaron variaciones significativas en las propiedades farmacocinéticas de la levodropropizina tanto en niños como en adultos, o en pacientes con insuficiencia renal moderada o severa.

La farmacocinética y la biodisponibilidad de la forma farmacéutica en solución son las mismas que para la presentación en jarabe.

Propiedades farmacodinámicas: Los efectos supresores de la tos de esta droga son principalmente a nivel periférico, a través de una acción sobre el árbol traqueobronquial.

La levodropropizina es un compuesto no opiáceo derivado de la fenilpiperazina con efectos antitusivos. La levodropropizina es el isómero levorrotatorio de dropropizina racémica que, comparada con esta, muestra una reducción del efecto sedante y un mejor perfil de tolerabilidad.

Se ha sugerido que la levodropropizina exhibe su efecto antitusivo por medio de un mecanismo periférico; de igual forma, se ha reportado que es muy poco su efecto sedante central. La levodropropizina reduce su efecto tusígeno por medio de la interferencia con la incorporación del estímulo de las terminaciones periféricas de los nervios sensoriales y por la modulación de los neuropéptidos involucrados en el reflejo tusígeno.

De esta forma se ha sugerido que la levodropropizina inhibe la estimulación directa de las terminaciones nerviosas sensoriales por el estímulo irritante y la liberación o activación de los neuropéptidos que actúan en estas terminaciones nerviosas.

Se conoce que el efecto tusígeno es el efecto más dramático de la estimulación de las fibras vagales aferentes que estimulan el tracto respiratorio.

Aunque, aparentemente se apoye la idea que no existe ninguna categoría de aferentes que sea responsable exclusivamente, existe evidencia que ciertos tipos de aferentes están involucradas críticamente en la inducción del efecto tusígeno derivado de ciertas partes de las vías respiratorias en particular.

Por ejemplo, se ha demostrado que la capsaicina, un estimulante específico de las fibras C, induce el efecto tusígeno en pacientes humanos, ejerciendo su efecto ya sea directamente por la estimulación de las fibras C o indirectamente a través de la liberación de los neuropéptidos. La capsaicina estimula las fibras C bronquiales y pulmonares, pero se ha sugerido que la activación del reflejo tusígeno resulta de la estimulación de la fibras C bronquiales.

Se ha demostrado que la levodropropizina también reduce la respuesta de la fibras C a los estimulantes químicos sin importar el origen de dichas fibras.

La levodropropizina no interactúa con los receptores beta-adrenérgicos, muscarínicos y opiáceos, pero muestra alguna afinidad por los de histamina (H1) y por los receptores alfa-adrenérgicos.




FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada 100 ml de JARABE contienen:

Levodropropizina 600 mg

Vehículo, c.b.p. 100 ml.

Cada 1 ml de SOLUCIÓN (GOTAS) contiene:

Levodropropizina 60 mg

Vehículo, c.b.p. 1 ml.

Cada TABLETA contiene:

Levodropropizina 60 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.




INDICACIONES TERAPÉUTICAS: ZYPLO® está indicado para el tratamiento sintomático de la tos seca, irritativa, tos del fumador.




INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: A pesar de que en estudios clínicos no se han podido observar interacciones con las benzodiazepinas, se recomienda tomar precauciones con los pacientes particularmente sensibles que estén tomando sedantes.




LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

No se recomienda su uso durante el embarazo ni en mujeres en periodo de lactancia. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. El medicamento debe administrarse entre comidas. Contiene 35 por ciento de azúcar.

ARMSTRONG LABORATORIOS DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Regs. Núms. 564M97, 576M97 y 074M2012, SSA IV




PRECAUCIONES GENERALES:

Uso en insuficiencia renal: La levodropropizina deberá utilizarse únicamente después de hacer una valoración minuciosa del riesgo-beneficio en pacientes con insuficiencia renal.

Uso en insuficiencia hepática: La levodropropizina deberá utilizarse únicamente después de hacer una valoración minuciosa del riesgo-beneficio en pacientes con insuficiencia hepática.

Uso en el paciente diabético: El jarabe contiene 3.5 g de sacarosa por 10 ml.

Uso en niños: No se ha establecido hasta ahora la eficacia y seguridad de levodropropizina en niños menores de 2 años.

La presentación en gotas contiene 30.8% de alcohol por volumen.

Efectos sobre la capacidad para manejar vehículos de motor o utilizar maquinaria: La capacidad en actividades como manejo de maquinaria pesada o vehículos automotores puede verse afectada al utilizar el medicamento como se prescribe.




PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Mutagenicidad y carcinogénesis: La levodropropizina ha sido motivo de múltiples estudios sobre mutagenicidad. Dichos estudios no han indicado potencial mutagénico alguno. No se han llevado a cabo estudios sobre potencial carcinogénico.

Teratogenicidad, reproducción y fertilidad: Estudios teratogénicos y estudios relacionados con reproducción y fertilidad, así como estudios peri y postnatales no han reflejado efectos tóxicos específicos. Sin embargo, cabe señalar que en estudios realizados en animales se ha podido observar un ligero retardo tanto en el incremento del peso corporal como en el crecimiento a la dosis de 24 mg/kg, y debido a que la levodropropizina atraviesa la barrera placentaria en ratas, el uso de este producto deberá evitarse en mujeres que deseen embarazarse, o bien en aquéllas que estén embarazadas, ya que la seguridad en estos casos todavía no ha sido documentada.

En estudios hechos en ratas, se detectó esta droga en la leche materna hasta ocho horas después de su administración. Es por esta razón que la utilización de este medicamento está contraindicada en mujeres en periodo de lactancia.

Se llevaron a cabo estudios sobre toxicidad aguda en ratas (p.o., i.p.), ratones (p.o., i.p.) y cobayos (p.o.). Como signos de intoxicación se observaron sedación, vasodilatación periférica, temblor y convulsiones.

Asimismo, se realizaron estudios sobre toxicidad crónica (26 semanas) en ratas y perros a las dosis de 24, 60 y 150 mg/kg/día de levodropropizina. En perros se pudo observar un aumento en la pigmentación de la membrana nictitante y de otros órganos a dosis de 24 mg/kg/día, mientras que en el hígado se obtuvo este mismo efecto a dosis de 150 mg/kg/día. Síntomas hepatotóxicos fueron reportados en ambas especies animales a dosis de 60 mg/kg/día, así como una disminución en el peso uterino en ratas, utilizando la dosis más alta.




PRESENTACIONES:

Jarabe: Caja con un frasco con 120 ml y medida dosificadora.

Solución gotas: Frasco gotero con 15 ml.

Tabletas: Cajas con 10 y 20 tabletas.




MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No se han observado efectos adversos de importancia después de la administración de levodropropizina a dosis hasta de 240 mg en dosis única, o hasta 120 mg tres veces al día por un periodo de 8 días.

No se han reportado casos de sobredosificación con levodropropizina.

Se presupone que en caso de sobredosis puede ocurrir taquicardia leve, pasajera.

En caso de sobredosis deberán tomarse las medidas habituales (lavado gástrico, administración de carbón activado, administración parenteral de líquidos, etc.).