DEPAKENE

Cápsulas

(VALPROICO, ÁCIDO (VALPROATO) )

Antiepilépticos (N3A)

abbott.png
ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
ALMACENAMIENTO
ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS ADVERSOS
EMBARAZO Y LACTANCIA
FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
INDICACIONES
INTERACCIONES
LEYENDAS DE PROTECCIÓN
PRECAUCIONES
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
PRESENTACIÓN
SOBREDOSIFICACIÓN

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: El ácido valproico se administra por vía oral. La dosis inicial recomendada tanto en niños como en adultos es de 15 mg/kg/día hasta controlar las convulsiones o si aparecen efectos secundarios que impidan mayores aumentos. La dosis máxima recomendada es de 60 mg/kg/día dividida en varias tomas. Si el total de la dosis es mayor de 250 mg, también debe administrarse fraccionada.

Dosis inicial

15 mg/kg/día.

Dosis de ajuste

5 a 10 mg/kg/día.

Dosis máxima

60 mg/kg/día.

Guía para manejo de dosis:

Peso
(kg)

Dosis
total
diaria

Número de cápsulas de 250 mg
Número de vasito dosificador (5 ml)

1ª dosis

2ª dosis

3ª dosis

10-24.9

250

0

0

1

25-39.9

500

1

0

1

40-59.9

750

1

1

1

60-74.9

1,000

1

1

2

75-89.9

1,250

2

1

2

Para evitar la irritación gastrointestinal puede administrarse el medicamento con los alimentos o aumentando lentamente la dosis desde un nivel inicial bajo. Si la dosis por toma excede los 250 mg, se sugiere administrar la dosis complementaria después de la cena y después del desayuno. Las cápsulas deben ser deglutidas sin masticar para evitar la irritación local de la boca y la garganta.




RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

DEPAKENE Cápsulas: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C, en lugar seco.

DEPAKENE Jarabe: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C, en lugar seco.




ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Ha habido informes de alteraciones de las pruebas de función tiroidea asociados a ácido valproico; se desconoce su significación clínica. Como se elimina parcialmente por orina como metabolito cetónico, puede producir falsa interpretación de la prueba de cetonas.




CONTRAINDICACIONES: El ácido valproico no deberá administrarse a pacientes con enfermedad o disfunción hepática. Está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad conocida al medicamento. De igual forma, está contraindicado en pacientes con trastorno en el ciclo de la urea.

Deberá tenerse precaución cuando se administre el ácido valproico a pacientes con antecedentes de enfermedad hepática, pacientes con epilepsia grave acompañada de retraso mental y los que tienen enfermedad cerebral orgánica.

Se han presentado alteraciones de la función hepática, incluyendo insuficiencia con resultados fatales en algunos pacientes que recibían ácido valproico. Esto ha ocurrido durante los seis primeros meses de tratamiento. La hepatotoxicidad severa o fatal puede verse precedida de síntomas inespecíficos como la pérdida del control de la epilepsia, malestar general, debilidad, letargia, edema facial, anorexia y vómito. Se deben practicar pruebas funcionales hepáticas antes de iniciar el tratamiento y a intervalos frecuentes posteriormente, en especial durante los primeros seis meses.

Sin embargo, no se deberá confiar totalmente en las pruebas funcionales (bioquímica sérica), ya que éstas tal vez no sean anormales en todos los casos; por ello, deberán considerarse los resultados de un examen médico cuidadoso, efectuado periódicamente.

La experiencia ha indicado que los niños menores de dos años están en mayor riesgo de desarrollar hepatotoxicidad fatal; su uso a esta edad debe hacerse con precaución extrema y como único medicamento. El beneficio del control de las crisis debe calcularse en contra del riesgo. En pacientes de mayor edad la incidencia de hepatotoxicidad disminuye.

El medicamento debe descontinuarse de inmediato en presencia de insuficiencia hepática. En algunos casos la disfunción hepática ha progresado a pesar de la discontinuación del medicamento.

La frecuencia de efectos adversos (particularmente elevación de las enzimas hepáticas) puede ser dependiente de las dosis. El beneficio de mejorar el control de las crisis, que se acompaña del uso de dosis mayores, debe ser sopesado en contra de la posible mayor incidencia de efectos adversos.




REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: El ácido valproico generalmente se combina con otros anticonvulsivantes, así que en muchos casos no es fácil determinar si las reacciones son de ácido valproico o de la combinación.

Gastrointestinales: Los efectos secundarios más comúnmente observados al comienzo del tratamiento son: náuseas, vómito e indigestión. Estos efectos generalmente son pasajeros y rara vez requieren la suspensión del tratamiento. Además, se han observado diarrea, dolores abdominales tipo cólico y constipación.

También se ha informado la presencia de anorexia, pérdida de peso o aumento del apetito y peso.

Efectos en el sistema nervioso central: Se han observado efectos de sedación en pacientes que reciben ácido valproico solo, pero se encuentran por lo común en pacientes que reciben tratamiento combinado. La sedación desaparece al disminuir los otros medicamentos anticonvulsivos. Son frecuentes la ataxia y cefalea, nistagmo, diplopía, "manchas en los ojos", disartria, mareo e incoordinación. Se han comunicado raros casos de coma en pacientes que también recibían fenobarbital.

Dermatológicas: Aumento pasajero de la caída de pelo. Rara vez se ha observado erupción cutánea y petequias.

Psiquiátricas: Se ha informado acerca de trastornos emocionales, depresión, psicosis, agresión, hiperactividad y deterioro de la conducta.

Musculoesqueléticas: Se ha observado debilidad.

Hepáticas: Las elevaciones discretas de las transaminasas (TGO y TGP), y deshidrogenasa láctica, son frecuentes y al parecer relacionadas con la dosis. Ocasionalmente, los cambios en las pruebas de laboratorio pueden incluir aumento de bilirrubina sérica y cambios anormales en otras pruebas de funcionamiento hepático. Estos resultados pueden reflejar hepatotoxicidad potencialmente severa.

Pancreáticas: Se han presentado casos de pancreatitis aguda en niños y adultos, algunos casos de pancreatitis y hemorragia mortal. Los casos han sido poco frecuentes, pero pueden ocurrir al inicio del tratamiento o después de varios años de uso del ácido valproico o sus derivados. Hasta la fecha, se han informado 431 casos de pancreatitis asociada con el uso de ácido valproico (23 casos), valproato de sodio (207 casos) y valproato semisódico (201 casos).

Hematológicas: Se ha reportado trombocitopenia. El ácido valproico inhibe la segunda fase de la agregación plaquetaria; esto produce trastornos del tiempo de sangrado, petequias, formación de hematomas y hemorragias. Se ha encontrado también linfocitosis, macrocitosis e hipofibrinogenemia. También leucopenia y eosinofilia; anemia y supresión de médula ósea.

Endocrinas: Se han reportado irregularidades en el ciclo menstrual, amenorrea secundaria, y muy rara vez la presencia de galactorrea; trastornos tiroideos anormales y pancreatitis aguda (incluyendo algunos casos de muerte).

Metabólicas: Uremia, hiperglucemia, algunas veces asociada a muerte en pacientes con hiperglucemia no cetósica preexistente.

Hipersensibilidad multiorgánica reactiva: Se ha reportado en raros casos poco después de haber iniciado el tratamiento con valproato en la población adulta y pediátrica.




RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: El ácido valproico puede producir teratogenicidad. La incidencia de defectos en la médula espinal (por ejemplo, espina bífida) en el feto, puede verse aumentada en las madres que reciben el ácido valproico durante el primer trimestre del embarazo. Se ha asociado retraso en el desarrollo en el producto de mujeres embarazadas que reciben ácido valproico durante el embarazo.

Cualquier medicamento antiepiléptico deberá administrarse a mujeres que pudiesen estar embarazadas solamente si se demuestra que el medicamento es esencial para el manejo de la epilepsia. Toda mujer en edad reproductiva que requiera ácido valproico, deberá ser prevenida sobre el riesgo de usarlo durante el embarazo.

Lactancia: El valproato se excreta en la leche materna (1 a 10% de la concentración sérica); no se sabe qué efecto podría tener esto en el niño amamantado. Se debe tener precaución cuando se administre ácido valproico a madres en lactancia.




FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: Absorción rápida, después de la administración oral de una dosis única el nivel máximo plasmático del ácido valproico se alcanza entre una y cuatro horas después. La vida media tiene rango de 6 a 16 horas.

Una vida media de rango más bajo se presenta en pacientes que toman otros antiepilépticos, o depende de la edad: la vida media del ácido valproico en niños < 10 días de edad tiene un rango de 10 a 67 horas. En niños < 2 meses de edad es de 7 a 13 horas.

Los alimentos retardan ligeramente la absorción del ácido valproico pero no la absorción total.

En fase de depuración del ácido valproico existe diferencia entre los niños (> 50% ml/min/kg) > 10 años. En pacientes seniles, la depuración se reduce hasta 39% y la fracción libre de ácido valproico se incrementa en 44%.

Distribución: Se distribuye rápidamente en concentraciones terapéuticas; 90% se une a las proteínas plasmáticas.

El aumento de la dosis puede producir disminución de esta unión a las proteínas plasmáticas, lo que produce cambios en la depuración y eliminación del valproato.

La eliminación del valproato y sus metabolitos es a través de la orina y muy poca por heces y vías respiratorias. El medicamento es metabolizado primero en hígado y excretado como un conjugado glucurónido.

La enfermedad hepática (véase Contraindicaciones) deteriora la capacidad de eliminar el ácido valproico. La depuración de ácido valproico puede estar reducida hasta 50%. La enfermedad renal reduce la capacidad de unión a proteínas por el ácido valproico.




FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada CÁPSULA contiene:

Ácido valproico 250 mg

Excipiente, c.b.p. 1 cápsula.

Cada 100 ml de JARABE contienen:

Valproato de sodio equivalente a 5.000 g
de ácido valproico

Vehículo, c.b.p. 100 ml.




INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Anticonvulsivante. El ácido valproico está indicado como medicamento único o combinado en el tratamiento de la epilepsia. El ácido valproico puede ser indicado en el caso de crisis parciales, simples/complejas y/o generalizadas, como son las crisis de ausencia, tónicas, clónicas y mioclónicas.

El ácido valproico también se puede administrar concomitantemente en pacientes con crisis convulsivas de múltiples tipos, entre las que se incluyen crisis psicomotoras y sintomáticas.




INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: El ácido valproico tiene interacciones farmacológicas con diversos medicamentos, principalmente con otros antiepilépticos. Debido a que posee un amplio rango de indicaciones, el uso concomitante con otros fármacos es frecuente, lo que genera la posibilidad de interacciones importantes, como las siguientes:

Fármacos y sustancias con interacción con ácido valproico:

Alcohol: El ácido valproico puede potenciar la actividad depresora del alcohol y los barbitúricos sobre el SNC.

Ácido acetilsalicílico, warfarina, carbamazepina y dicumarol: Se recomienda precaución cuando se administre ácido valproico a pacientes que ingieren otros medicamentos que afectan la coagulación como los anticoagulantes y el ácido acetilsalicílico.

Barbitúricos: Se ha informado un aumento en los niveles séricos de fenobarbital que condicionan depresión grave del SNC. Se recomienda no utilizar el ácido valproico conjuntamente con el fenobarbital, por haberse encontrado un potencial mayor de hepatotoxicidad con esta asociación.

Clonazepam: El uso concomitante de ácido valproico y clonazepam puede producir un estado de ausencia.

Diazepam: El ácido valproico desplaza el diazepam de los sitios de unión a la albúmina plasmática.

Difenilhidantoínas: Puede ocurrir aumento o disminución en los niveles séricos de difenilhidantoína en pacientes que toman ácido valproico.

Se recomienda precaución cuando se administre concomitantemente con medicamentos que afecten la coagulación con warfarina.

Felbamato: Se ha demostrado en estudios que incrementa los niveles de concentración del ácido valproico.

Haloperidol: No se reportan interacciones que modifiquen los niveles plasmáticos del ácido valproico.

Lamotrigina: En co-administración con ácido valproico, la vida media de lamotrigina se incrementa de 26 a 70 horas.

Topiramato: La administración concomitante de ácido valproico y topiramato ha sido asociado con hiperamonemia con y sin encefalopatía.




LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Producto perteneciente al grupo IV.

Literatura exclusiva para médicos.
No se deje al alcance de los niños.
Su venta requiere receta médica.

ABBOTT LABORATORIES DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Cápsulas:

Reg. Núm. 0542M79, SSA IV

GEAR-06350122070060/RM2007

Jarabe:

Reg. Núm. 0543M79, SSA IV




PRECAUCIONES GENERALES:

Hepatotoxicidad: La insuficiencia hepática total ha ocurrido en algunos pacientes en tratamiento con ácido valproico.

Pancreatitis: Casos de pancreatitis se han reportado en niños y adultos que están en tratamiento con ácido valproico.

Trastornos del ciclo de la urea (TCU): La encefalopatía hiperamonémica, algunas veces fatal, se ha reportado seguido al inicio del tratamiento o en pacientes con TCU.

Debido a informes de trombocitopenia, inhibición de la segunda fase de agregación plaquetaria y parámetros anormales de coagulación (baja de fibrinógenos), se recomienda hacer cuentas de plaquetas y pruebas de coagulación antes de iniciar el tratamiento y a intervalos periódicos; estas pruebas también se deben hacer en pacientes que reciben algún tipo de valproato antes de planear alguna cirugía. La presencia de hemorragias, hematomas o trastornos de hemostasia/coagulación es una indicación para reducir la dosis de valproato o descontinuar el tratamiento.

La ideación suicida puede ser una manifestación de trastornos psiquiátricos preexistentes, el tratamiento inicial con valproato se debe acompañar de una supervisión cercana del riesgo del paciente.

Como el ácido valproico puede producir depresión del SNC, especialmente combinado con otros depresores del SNC (por ejemplo, alcohol), los pacientes deben ser aconsejados de no comprometerse a actividades peligrosas, como conducir automóviles u operar maquinaria peligrosa, hasta que se sepa que ellos no estarán adormilados con el medicamento.

La seguridad y eficacia del ácido valproico para el tratamiento de la manía aguda y profilaxis de las migrañas no han sido estudiadas en individuos de 18 y 16 años, respectivamente.

No hay suficiente información disponible para discernir la eficacia y seguridad de los valproatos en la profilaxis de migraña, en pacientes mayores de 65 años.

Reacciones de hipersensibilidad multi-orgánica se han reportado después del inicio del ácido valproico.




PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Los estudios en animales han demostrado que el ácido valproico produce teratogenicidad. Dosis mayores de 65 mg/kg/día administradas a ratas y ratones hembras preñadas producen anormalidades óseas, dosis mayores de 150 mg/kg/día administradas en conejas preñadas producen reabsorción fetal y anormalidades de tejidos blandos. Se ha observado en las ratas, con esa misma dosis. La suspensión de la medicación en mujeres debe ser valorada si se hace antes del embarazo o durante el mismo, ya que no podemos asegurar que inclusive convulsiones menores produzcan problemas en el desarrollo del embrión o feto.

Carcinogénesis: La administración de ácido valproico en ratas y ratones a dosis de 80 y 170 mg/kg/día durante dos años produjo un efecto carcinogénico neoplásico en ambas especies.

Mutagénesis: No hay evidencia de acción mutagénica.

Fertilidad: Los estudios de toxicidad crónica realizados en ratas y perros, jóvenes y adultos, con dosis mayores de 200 mg/kg/día y 90 mg/kg/día respectivamente, produjeron reducción de la espermatogénesis y atrofia testicular. Se desconoce la acción que el ácido valproico pueda tener en el sobre el desarrollo testicular, producción espermática y fertilidad en el humano.




PRESENTACIONES:

DEPAKENE (ácido valproico) se presenta en frascos con 30 y 60 cápsulas con 250 mg de ácido valproico.

DEPAKENE Jarabe, frasco con 100 ml. Cada vaso dosificador graduado (5 ml) contiene 250 mg de ácido valproico (equivalente a 288 mg de valproato de sodio).




MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La sobredosis con ácido valproico puede producir coma profundo, ya que el ácido valproico se absorbe rápidamente, se realizará lavado gástrico dependiendo del tiempo que haya transcurrido desde la ingesta para que sea de utilidad. Se ha reportado que la administración de naloxona revierte los efectos depresivos que el ácido valproico tiene sobre el SNC. Además, se ha reportado el uso de L-carnitina para revertir los efectos tóxicos del ácido valproico a nivel hepático. Debe usarse con precaución, ya que también revierte el efecto anticonvulsivante.