¿Olvido su contraseña? Registrarse

Menu
Solución oftálmica

Cada ml contiene:
Clorhidrato de moxifloxacino equivalente a 5 mg de moxifloxacino
Vehículo, c.b.p. 1 ml.

La vía de administración de VIGAMOXI ® es oftálmica. Conjuntivitis bacteriana: Instilar una gota 3 veces al día en cada ojo afectado durante 4 días. Ophthalmia neonatorum: Instilar una gota 3 veces al día en el fondo del saco del ojo afectado ...

La vía de administración de VIGAMOXI ® es oftálmica. Conjuntivitis bacteriana: Instilar una gota 3 veces al día en cada ojo afectado durante 4 días. Ophthalmia neonatorum: Instilar una gota 3 veces al día en el fondo del saco del ojo afectado durante 4 días. Si se utiliza más de una solución oftálmica deberá dejarse pasar 5 minutos entre cada aplicación para evitar el proceso de lavado de la segunda sustancia instilada.

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: VIGAMOXI® está indicado en profilaxis quirúrgica, queratitis bacteriana, úlceras corneales, blefaritis bacteriana, ophtalmia neonatorum (infección ocular del recién nacido), y en el tratamiento de la conjuntivitis bacteriana ocasionada por cepas sensibles de los siguientes microorganismos:

Aerobios grampositivos

Aerobios gramnegativos

Otros micro-organismos

Corynebacterium species*

Acinetobacter lwoffii*

Chlamydia trachomatis

Micrococcus luteus*

Haemophilus influenzae

Staphylococcus aureus

Haemophilus parainfluenzae*

Staphylococcus epidermidis

Staphylococcus haemolyticus

Staphylococcus hominis

Staphylococcus warneri*

Streptococcus pneumoniae

Streptococcus viridans

* La eficacia de VIGAMOXI® contra estos microorganismos fue estudiada en al menos 10 infecciones.

VIGAMOXI® tiene una excelente biodisponibilidad y una penetración mejorada lo cual se traduce en una disminución del desarrollo de la resistencia bacteriana; mantiene concentraciones eficaces en el humor acuoso de los pacientes que son sometidos a cirugía de catarata.

VIGAMOXI® no contiene conservadores (está libre de cloruro de benzalconio) y está formulado con un pH 6.8 para brindar una mayor comodidad y mejor solubilidad.

VIGAMOXI® es un agente antibacteriano de la clase de las fluoroquinolonas, extremadamente potente de amplio espectro y acción bactericida, tanto en la fase de crecimiento como en la estacionaria de las bacterias. Posee actividad in vitro frente a una amplia gama de microorganismos grampositivos y gramnegativos, anaerobios, bacilos ácido-alcohol resistentes y bacterias atípicas como Mycoplasma, Chlamydia y Legionella; es eficaz frente a bacterias resistentes a ß-lactámicos y macrólidos, y en estudios en animales infectados, ha demostrado tener una alta actividad antimicrobiana in vivo.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Estructura química:

vigamox graf.EPS

La adición de un grupo metoxi en la posición C8, y la colocación de una cadena lateral bicíclica en la posición C7, aumentan la eficacia de VIGAMOXI® contra organismos grampositivos, incluyendo los gérmenes resistentes a las quinolonas de 2a. y 3a. generación.

El moxifloxacino exhibe acción bactericida dependiente de la concentración, y las concentraciones mínimas bactericidas son generalmente similares a las concentraciones mínimas inhibitorias.

La acción bactericida de VIGAMOXI® resulta de su interferencia con las topoisomerasas bacterianas II y IV. Las topoisomerasas son enzimas esenciales que controlan la topología del ADN bacteriano y ayudan a la replicación, reparación y transcripción del mismo. Debido a su alta solubilidad, VIGAMOXI® puede alcanzar muy altas concentraciones en la película lagrimal. Estas concentraciones se han sostenido en los niveles que son bactericidas a la mayoría de los patógenos por largos periodos facilitando la rápida penetración al tejido.

Los mecanismos de resistencia que inactivan penicilinas, cefalosporinas, aminoglucósidos, macrólidos y tetraciclinas, no interfieren en la actividad antibacteriana de moxifloxacino. No hay resistencia cruzada entre moxifloxacino y estos agentes.

Hasta la fecha, no se ha observado resistencia mediada por plásmidos; se ha demostrado una frecuencia de resistencia muy baja (10-7 a 10-10). Los estudios in vitro han demostrado que la resistencia a moxifloxacino se desarrolla lentamente, mediante mutaciones de pasos múltiples.

Las exposiciones en serie de microorganismos a concentraciones sub-CIM de moxifloxacino, sólo mostraron un pequeño aumento de los valores CIM.

Se ha observado resistencia cruzada entre quinolonas; sin embargo, algunos microorganismos grampositivos y anaerobios resistentes a otras quinolonas, son sensibles a moxifloxacino.

VIGAMOXI® ha sido estudiado en pacientes desde recién nacidos hasta pacientes en edad geriátrica.

Después de la administración tópica de VIGAMOXI®, el moxifloxacino es absorbido por la circulación sistémica, y la vida media plasmática de moxifloxacino estimada es de 13 horas.

Las concentraciones plasmáticas de VIGAMOXI® fueron medidas en 21 sujetos que recibieron 3 veces al día durante cuatro días, una gota de VIGAMOXI® en ambos ojos.

El estado estable Cmáx. y el área bajo la curva AUC fueron de 2.7 ng/ml y 41.9 ng.h/ml respectivamente. La exposición a estos valores fueron 1,600 y 1,200 veces más bajas que la Cmáx. y AUC reportadas después de la administración oral de 400 mg de moxifloxacino.

En tres estudios doble ciego multicéntricos controlados, en los cuales a los pacientes se les administró una dosis tres veces al día durante 4 días de VIGAMOXI®, se obtuvo una respuesta terapéutica (curación clínica) de 80 a 94% de los pacientes tratados de conjuntivitis bacteriana. La tasa de erradicación microbiológica alcanzada en estos estudios fue de 85 a 97% para los patógenos relacionados.

En uno de los estudios realizados en pacientes en edad pediátrica (desde el nacimiento a la edad de un mes), VIGAMOXI® tuvo una respuesta terapéutica (curación clínica) de 80%. La tasa de erradicación microbiológica alcanzada fue de 92%.

La farmacocinética de moxifloxacino oral no cambia significativamente en presencia de insuficiencia renal (incluyendo depuración de creatinina menor a 30 ml/min/1.73 m2). No se requiere ajuste de la dosis en pacientes con falla renal.

Las concentraciones plasmáticas en pacientes con insuficiencia hepática (Child-Pugh A y B) no revelan diferencias clínicamente relevantes en comparación con sujetos sanos; no hay experiencia con pacientes en Child-Pugh C. Debido a la baja absorción sistémica por el uso de VIGAMOXI®, tampoco se requiere ajuste de la dosis en pacientes con insuficiencia hepática.

CONTRAINDICACIONES: VIGAMOXI® está contraindicado en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad al moxifloxacino, a otras quinolonas o a cualquiera de los componentes de la fórmula.

PRECAUCIONES GENERALES: VIGAMOXI® no debe ser inyectado subconjuntivalmente, ni debe de ser introducido directamente dentro de la cámara anterior del ojo.

Al igual que otros antiinfecciosos, el uso prolongado de VIGAMOXI® puede producir sobre crecimiento de microorganismos no sensibles, incluyendo hongos. Si ocurre una sobreinfección, se requiere suspender su uso e iniciar un tratamiento alternativo.

Cuando la opinión clínica así lo indique, se debe examinar al paciente con la ayuda de magnificación (aumento), como por ejemplo, con biomicroscopía de lámpara de hendidura y, en los casos apropiados, con tinción con fluoresceína. Se les debe indicar a los pacientes que no usen lentes de contacto si presentan signos y síntomas de conjuntivitis bacteriana.

Hay que evitar contaminar la punta del aplicador con material proveniente de los ojos, dedos u otras fuentes. Las quinolonas administradas sistémicamente, se han asociado con reacciones de hipersensibilidad, incluso después de una dosis única. Se debe suspender su uso inmediatamente al primer signo de una erupción cutánea o reacción alérgica.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Categoría C: Como no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, VIGAMOXI® sólo debe usarse durante el embarazo si los beneficios potenciales justifican los riesgos potenciales para el feto.

No se ha medido el moxifloxacino en la leche humana, aunque se puede suponer que se excreta en ésta, por lo que se debe tener precaución cuando se administre.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: No se han reportado reacciones adversas oftálmicas graves, relacionadas con VIGAMOXI®.

Las reacciones adversas, por lo general son leves y han ocurrido con una incidencia similar al placebo.

Los eventos adversos reportados con mayor frecuencia son: malestar transitorio (ardor/hormigueo) con una incidencia reportada de 2.9%. Otros eventos reportados incluyen cefalea, queratitis, dolor ocular, prurito ocular, hiperemia ocular, faringitis, hemorragia subconjuntival de 0.5 a 1.0%.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: A pesar de que no se han realizado estudios sobre interacciones medicamentosas con VIGAMOXI®, este tipo de estudios sí se realizaron con el producto oral y exposiciones sistémicas mucho mayores que las que se logran por la vía ocular tópica.

A diferencia de algunas otras fluoroquinolonas, no se han observado interacciones medicamentosas clínicamente significativas entre el moxifloxacino administrado sistémicamente y el itraconazol, teofilina, warfarina, digoxina, anticonceptivos orales, probenecid, ranitidina, o gliburida.

Los estudios in vitro indican que el moxifloxacino no inhibe a CYP3A4, CYP2D6, CYP2C9, CYP2C19 o CYP1A2, lo que indica la poca probabilidad de que el moxifloxacino altere la farmacocinética de los fármacos metabolizados por estas isoenzimas del citocromo P-450.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No existen datos de alteraciones en pruebas de laboratorio con el uso de moxifloxacino.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese el frasco bien tapado, a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: En caso de sobredosificación deberán tomarse medidas de control, como observación estrecha del paciente y monitorización de signos vitales y medidas de soporte de acuerdo con el cuadro clínico que presente el paciente, manteniendo ventilación, debido a que no se cuenta en la actualidad con información específica.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: El moxifloxacino no fue mutagénico en cuatro cepas bacterianas que se usaron en el ensayo de Ames de mutación inversa en Salmonella.

Al igual que con otras quinolonas, la respuesta positiva que se observó con el moxifloxacino en la cepa TA 102 usando el mismo ensayo, puede deberse a la inhibición de la ADN-girasa. El moxifloxacino no fue mutagénico en el ensayo de mutación genética en células de mamífero con CHO/HGPRT. Se obtuvo un resultado equívoco en el mismo ensayo cuando se usaron células v79, pero no indujo síntesis no programada de ADN en cultivos de hepatocitos de ratas. No hubo evidencia de genotoxicidad in vivo en una prueba de micronúcleos o en una prueba letal dominante en ratones.

El moxifloxacino no tuvo efecto sobre la fertilidad en ratas machos y hembras, ni fue teratogénico en ratas preñadas cuando se administraron dosis orales tan altas como de 500 mg/kg/día (aproximadamente 21,700 veces la dosis oftálmica total más alta que se recomienda para uso diario en humanos); sin embargo, se observó disminución del peso corporal fetal y el desarrollo esquelético fetal ligeramente retardado.

No se observó evidencia de teratogenicidad cuando a monos cynomolgus hembras que estaban preñadas se les administraron dosis orales tan altas como 100 mg/kg (aproximadamente 4,300 veces la dosis oftálmica total más alta que se recomienda para uso diaria en humanos). Se observó una mayor incidencia de fetos de menor tamaño con la dosis de 100 mg/kg/día.

No se han realizado estudios a largo plazo en animales para determinar el potencial de carcinogenicidad del moxifloxacino.

Sin embargo, en un estudio acelerado con iniciadores y promotores, el moxifloxacino no fue carcinogénico después de 38 semanas de dosificación oral con 500 mg/kg/día.

Uso pediátrico: Se ha demostrado que VIGAMOXI® es seguro y eficaz en pacientes pediátricos incluyendo a los neonatos.

No existe evidencia de que la administración oftálmica de VIGAMOXI® tenga algún efecto sobre las articulaciones que soportan peso, aun cuando se ha demostrado que la administración oral de algunas quinolonas produce artropatía en animales inmaduros.

Uso geriátrico: No se han observado diferencias generales en la seguridad y eficacia entre los pacientes ancianos y otros pacientes adultos.

PRESENTACIÓN: Caja de cartón con un frasco de polietileno de baja densidad natural y un tapón dosificador con cierre de polipropileno (sistema dispensador Drop-tainer®), con 5 ml de solución oftálmica estéril a 0.5%.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. El empleo de este medicamento durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico.

Hecho en EUA por:

Alcon Laboratories Inc.

Hecho en México por:

ALCON LABORATORIOS, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 425M2004, SSA IV