¿Olvido su contraseña? Registrarse

Menu
Solución inyectable

Cada ampolleta contiene:
Citicolina sódica equivalente a 500 mg de citicolina
Vehículo, c.b.p. 2 ml.

La dosificación debe ser adaptada a los requerimientos individuales del paciente. La dosis de citicolina puede ser administrada por vía I.M., I.V. lenta (3 a 5 min) o bien mediante infusión intravenosa por goteo lenta, de acuerdo con la prescripción ...

La dosificación debe ser adaptada a los requerimientos individuales del paciente. La dosis de citicolina puede ser administrada por vía I.M., I.V. lenta (3 a 5 min) o bien mediante infusión intravenosa por goteo lenta, de acuerdo con la prescripción médica. Cuando se administra en infusión I.V. por goteo, el ritmo de perfusión debe ser de 40 a 60 gotas/min. Adultos: La dosis recomendada en general es de 500 mg a 2,000 mg al día, dependiendo del cuadro a tratar. Deterioro mental senil por enfermedad cerebrovascular: Administrar de 500 a 1,000 mg cada 24 horas. Enfermedad de Alzheimer: Administrar 1,000 mg cada 24 horas. La duración del tratamiento debe adaptarse de acuerdo con la evolución clínica. Ancianos: No requieren ningún ajuste de dosificación específico para este grupo de edad.

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

ONQUEVIT® está indicado en:

Tratamiento de trastornos neurológicos de los accidentes cerebrovasculares en fase aguda y subaguda.

Tratamiento de los trastornos neurológicos y cognitivos asociados con traumatismos craneales y/o edema cerebral, en la insuficiencia vascular cerebral en los que es necesario el restablecimiento del metabolismo fosfolipídico neuronal.

Deterioro cognoscitivo senil ocasionado por enfermedad vascular cerebral crónica o secundaria a padecimientos degenerativos (enfermedad de Alzheimer) y en general, en aquellos casos en los que la isquemia y la hipoxia conllevan a una deficiencia fosfolipídica estructural a nivel de la membrana de las células nerviosas.

Como terapia concomitante en la enfermedad de Parkinson.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética: Después de su administración por V.O., I.M. o I.V., la citicolina se absorbe casi en su totalidad y se distribuye ampliamente en todo el organismo.

El medicamento se metaboliza en la pared del intestino y en el hígado a colina y citidina.

La citicolina administrada se distribuye ampliamente en las estructuras cerebrales, con una rápida incorporación de la fracción colina en los fosfolípidos estructurales y de la fracción citidina en los nucleótidos citidínicos y los ácidos nucleicos.

La citicolina alcanza el cerebro y se incorpora activamente en las membranas celulares, citoplasmática y mitocondrial, formando parte de la fracción de los fosfolípidos estructurales.

En voluntarios sanos que recibieron el fármaco en infusión intravenosa (3 g en 500 ml de solución salina fisiológica), durante 30 min, los niveles del fármaco fueron indetectables al cabo de este lapso, en tanto que los niveles de citidina y colina alcanzaron el pico y permanecieron elevados significativamente durante 6 horas.

Sólo una pequeña cantidad de la dosis aparece en orina y heces (menos de 3%). Aproximadamente 12% de la dosis se elimina a través del CO2 espirado.

En la eliminación urinaria del fármaco se distinguen dos fases: una primera fase, de unas 36 horas, durante la cual la velocidad de excreción disminuye rápidamente, y una segunda fase en la que la velocidad de excreción disminuye mucho más lento.

Lo mismo sucede con el CO2 espirado, cuya velocidad de eliminación disminuye rápidamente durante las primeras 15 horas, aproximadamente, para disminuir más lentamente con posterioridad.

Farmacodinamia:

Mecanismos de acción: La citicolina también se conoce como citidina 5-difosfocolina (CDP-Colina). Es un nucleótido encontrado de forma natural en el organismo en donde es un intermediario esencial en la biosíntesis de los fosfolípidos principales de las membranas celulares.

La citicolina promueve la biosíntesis de los fosfolípidos estructurales de las membranas neuronales, favoreciendo el metabolismo cerebral y actuando a nivel de varios neurotransmisores (noradrenalina y dopamina).

La biosíntesis de los fosfolípidos tiene una importancia primordial en la regulación dinámica de la integridad celular y la citicolina constituye un factor determinante para la formación de fosfatidicolina, fosfolípido esencial para el mantenimiento estructural de la membrana celular y subcelular, al tiempo que contribuye a restablecer el metabolismo fosfolipídico y a mejorar el aprovechamiento del ATP, al tiempo que inhibe la acumulación de ácidos grasos libres a nivel cerebral y mantiene la integridad estructural neuronal.

Citicolina, mediante esta acción, mejora la función de los mecanismos de membrana, como el funcionamiento de las bombas de intercambio iónico y los receptores insertados en ella, cuya modulación es imprescindible para una correcta neurotransmisión.

Citicolina, por su acción estabilizadora de la membrana, posee propiedades que favorecen la reabsorción del edema cerebral. Estudios experimentales han demostrado que citicolina inhibe la activación de determinadas fosfolipasas (A1, A2, C y D), reduciendo la formación de radicales libres, evitando la destrucción de sistemas membranosos y preservando los sistemas de defensa antioxidante, como el glutation.

Citicolina preserva la reserva energética neuronal, inhibe la apoptosis y estimula la síntesis de acetilcolina.

Se ha demostrado experimentalmente también que citicolina ejerce un efecto neuroprotector profiláctico en modelos de isquemia cerebral focal.

Ensayos clínicos han demostrado que citicolina mejora significativamente la evolución funcional de pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo, coincidiendo con un menor crecimiento de la lesión isquémica cerebral en las pruebas de neuroimagen.

En pacientes con traumatismo craneoencefálico, citicolina acelera la recuperación de estos pacientes y reduce la duración y la intensidad del síndrome posconmocional.

Citicolina mejora el nivel de atención y de conciencia, así como actúa favorablemente sobre la amnesia y los trastornos cognitivos y neurológicos asociados con isquemia cerebral.

También su actividad en el sistema colinérgico es de alta utilidad terapéutica en aquellas condiciones clínicas en donde las alteraciones del metabolismo de la acetilcolina son consideradas una de las principales causas de la enfermedad, por ejemplo, el Alzheimer.

CONTRAINDICACIONES: ONQUEVIT® está contraindicado en la hipersensibilidad conocida a la citicolina o a cualquiera de sus excipientes; también está contraindicado en pacientes con hipertonía del sistema nervioso parasimpático.

PRECAUCIONES GENERALES: Cuando se utiliza la vía I.V., la administración debe ser lenta (3 a 5 min, dependiendo de la dosis).

Cuando se administra en infusión intravenosa por goteo, el ritmo de infusión debe ser de 40 a 60 gotas/min.

En caso de hemorragia intracraneal persistente se recomienda no sobrepasar la dosis de 1,000 mg de ONQUEVIT® al día, en administración I.V. muy lenta (30 gotas/min).

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: A través de estudios experimentales se ha demostrado que la citicolina carece de efectos durante el embarazo y la lactancia. Como no se ha establecido su seguridad en estos casos, no se recomienda su uso durante el embarazo ni en la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

ONQUEVIT® ha presentado las siguientes reacciones secundarias con frecuencia de muy raras (< 1/10,000):

Alteraciones psiquiátricas: Alucinaciones.

Alteraciones del sistema nervioso central: Cefalea, vértigo.

Alteraciones vasculares: Hipertensión arterial, hipotensión arterial.

Alteraciones respiratorias, torácicas y del mediastino: Disnea.

Alteraciones gastrointestinales: Náuseas, vómito, diarrea ocasional.

Alteraciones de la piel y del tejido subcutáneo: Rubor, urticaria, exantemas, púrpura.

Alteraciones generales y alteraciones en el sitio de administración: Escalofríos, edema.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: La citicolina puede potencializar el efecto de los medicamentos que contienen L-dopa.

La citicolina no debe administrarse junto con otros medicamentos que contengan centrofenoxina o meclofenoxato.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: No han sido reportadas a la fecha.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: No han sido reportados casos de sobredosificación. Dada la escasa toxicidad de este producto, no se prevé la aparición de intoxicaciones ni incluso en aquellos casos que accidentalmente se hayan sobrepasado las dosis terapéuticas. En caso de una sobredosificación accidental, instaurar tratamiento sintomático.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: La citicolina carece de potencial carcinogénico, teratogénico, mutagénico ni sobre la fertilidad conocido a la fecha.

PRESENTACIÓN: Caja con 10 ampolletas de 2 ml con 500 mg de citicolina.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.

SANDOZ, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 80847, SSA IV

093300423A1009 /01Mar11/IPPA_DRA-Sandoz

®Marca registrada