¿Olvido su contraseña? Registrarse

Menu
Solución inyectable

Cada ml de SOLUCIÓN INYECTABLE contiene:
Complejo de hierro dextrán hidrogenado equivalente a 100 mg de hierro elemental
Vehículo, c.b.p. 1 ml.

Vía de administración: I.M. Antes de administrar Hi-Dex ® lea el instructivo anexo. Dosis: La dosis diaria de Hi-Dex ® no debe exceder a: Dosis diaria máxima: 100 mg por vía I.M. Se debe suspender la administración por V.O. 24 horas ...

Vía de administración: I.M. Antes de administrar Hi-Dex ® lea el instructivo anexo. Dosis: La dosis diaria de Hi-Dex ® no debe exceder a: Dosis diaria máxima: 100 mg por vía I.M. Se debe suspender la administración por V.O. 24 horas antes de iniciar el tratamiento con Hi-Dex ® por vía I.M. Previo a la primera administración del hierro dextrán deberá hacer una prueba de sensibilidad administrando 25 mg por vía I.M. Si al cabo de una hora no hubo manifestaciones de intolerancia, administre la dosis restante. Hi-Dex ® debe administrarse bajo la supervisión médica y se aconseja tener disponibles los elementos necesarios para el tratamiento de una eventual alergia severa o reacción anafiláctica. Si no se administra todo el producto, deseche el sobrante.

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: El hierro dextrán de Hi-Dex® está indicado en el tratamiento y corrección de las anemias por déficit de hierro en pacientes en quienes la V.O. es insatisfactoria o imposible, tanto por una falta de aporte en la alimentación, como por alteración en la absorción gastrointestinal, consumo aumentado y/o eliminación patológica del organismo. Entre las causas frecuentes de eliminación patológica se encuentran las de origen ginecológico como la menometrorragia; el sangrado del tubo digestivo consecutivo a la ingesta de medicamentos (con más frecuencia los AINES), epistaxis y lesiones que cursan con sangrado y no requieren transfusión.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacodinamia: El hierro es un constituyente de la hemoglobina, por lo que la administración de Hi-Dex® corrige las anomalías eritropoyeticas ferroprivas. El hierro aportado por Hi-Dex® además de mejorar la concentración de hemoglobina participa también en la síntesis de mioglobina, con lo que mejora la función muscular. La respuesta reticulocítica esperada aparece rápidamente a partir del 4o. día post administración de Hi-Dex® alcanzando el máximo al 10o. día. El hierro no estimula la eritropoyesis ni corrige los trastornos hemoglobínicos que no son causados por la deficiencia de hierro. Su administración puede revertir los cambios tisulares asociados al déficit férrico como ulceración de la lengua, queilosis, disfagia, y distrofia de piel y uñas.

Farmacocinética:

Absorción. Tras la inyección I.M., el hierro dextrán es absorbido desde el sitio de la inyección a través del sistema linfático.

La absorción se realiza en dos fases:

Fase inicial: Por reacción inflamatoria local tras la inyección I.M. de Hi-Dex®, la absorción del hierro se hace por vía linfática. Entre el 2o. y tercer día alcanza 60% de la dosis administrada. En la segunda fase de 2 a 3 semanas después, se absorbe 90% por acción de los macrófagos que a su vez lo distribuye por la vía linfática. El hierro remanente se absorbe gradualmente durante un periodo de varios meses. La absorción del hierro dextrán del tejido S.C. es muy lenta y la piel se puede teñir de obscuro por un lapso mayor a 2 años.

Distribución: Después de la administración parenteral, Hi-Dex® se distribuye a todo el organismo a través del sistema circulatorio. Las células reticuloendoteliales separan el hierro del complejo dextrán para que éste forme parte de la reserva corporal. El hierro férrico es gradualmente liberado al plasma donde rápidamente se combina con la trasferrina para ser transportado a la médula ósea donde posteriormente es incorporado a la hemoglobina. La tasa de incorporación del hierro a la hemoglobina está determinada por la severidad de la deficiencia del hierro.

Aparentemente después de la administración de hierro dextrán, pequeñas cantidades de hierro alcanzan al feto, pero el mecanismo por el cual cruza la placenta no se ha establecido. En la leche materna se detectan trazas de hierro dextrán.

Eliminación: Con dosis de 500 mg, la concentración plasmática del hierro dextrán disminuye exponencialmente con una vida media aproximada de 6 horas. En pacientes en etapa terminal de enfermedad renal la eliminación sérica del hierro aumenta a 58.9 horas (rango de 9.4 a 87.4 horas).

El dextrán puede ser fácilmente metabolizado y/o excretado. Únicamente trazas de hierro dextrán no metabolizado se excretan en orina, bilis o heces. El hierro dextrán es difícilmente removido por hemodiálisis.

CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad conocida a los complejos de hierro dextrán hidrogenado. Este medicamento no deberá usarse en enfermos con anemia que no sea causada por deficiencia de hierro; hemosiderosis, hemocromatosis, hepatitis o insuficiencia hepática y renal; alergia o asma y artritis reumatoide. Hi-Dex® no debe administrarse en tratamiento concomitante con compuestos de hierro por V.O.

PRECAUCIONES GENERALES: La terapia con hierro parenteral puede producir, en los casos de anemia no ferropriva, exceso de las reservas de hierro con aumento del riesgo de hemosiderosis.

Por riesgo de exacerbación se deberá tener especial cuidado en los pacientes con alergias, asma, artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico e insuficiencia hepática.

En los casos de alergia por hierro dextrán, los pacientes tratados con ß-bloqueadores pueden no responder adecuadamente al uso de epinefrina. En estos casos puede requerirse de isoproterenol u otros agentes ß agonistas.

La aplicación de la dosis total requerida para reposición de hierro por vía I.M. en dosis única, puede provocar efectos adversos que se presentan uno a dos días después de la inyección y pueden persistir entre 3 y hasta 7 días. Algunas de las posibles manifestaciones son: artralgias, lumbalgia, escalofrío, mareo, fiebre, cefalea, malestar general, mialgia, náusea o vómito. La etiología de estas reacciones no se conoce.

El médico debe estar consciente de que los posibles efectos adversos generalmente se manifiestan 24 a 48 h, después del tratamiento. La posibilidad de alguna reacción adversa, debe considerarse cuando se prescriba el tratamiento con hierro dextrán ya que es posible y ocasional la aparición de reacciones anafilácticas de severidad variable e incluso fatales.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: El hierro dextrán en estudios preclínicos demostró ser teratogénico y embriotóxico en ratones, ratas, conejos, perros y monos cuando se administraron dosis tres veces mayores a la dosis eficaz en humanos.

Los efectos adversos en fetos animales, no son consistentes entre las diferentes especies, con dosis de 50 mg de hierro por kilogramo. La toxicidad fetal y materna han sido reportadas en los monos con una dosis total de 90 mg de hierro/kg, durante un periodo de 14 días. Se observaron efectos similares en ratones y ratas a dosis únicas de 125 mg/kg. Las anomalías fetales en ratas y perros se observaron a dosis de 250 mg/kg y mayores. Los animales utilizados en estas pruebas no tuvieron deficiencias de hierro.

No se dispone de experiencia clínica en mujeres embarazadas ni en periodo de lactancia. Hi-Dex® podrá ser utilizado durante el embarazo únicamente cuando a criterio del médico tratante el beneficio potencial justifica el riesgo para el feto.

Lactancia: Se deberá de tener precaución cuando se administre Hi-Dex® a mujeres en periodo de lactancia ya que algunas trazas de hierro dextrán sin metabolizar son excretadas a través de la leche materna.

Uso pediátrico: No se dispone de experiencia clínica del uso de hierro dextrán en menores de 4 meses de edad.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Reacciones severas: Ocasionalmente estas reacciones ocurren casi siempre dentro de los primeros minutos de la administración. Pueden presentarse reacciones severas con dificultad respiratoria de instalación súbita y/o colapso cardiovascular por lo que deben tenerse disponibles medidas de atención urgente.

En más de 40 años de experiencia clínica en México, se han reportado ocasionalmente algunos de los siguientes efectos adversos:

Cardiovasculares: Algia torácica, tórax a presión, shock, paro cardiaco, hipotensión, hipertensión, taquicardia, bradicardia, arritmia.

Dermatológicos: Urticaria, prurito, púrpura, rash, cianosis.

Gastrointestinales: Dolor abdominal, náusea, vómito, diarrea.

Hematológicos/linfáticos: Leucocitosis, linfadenopatía.

Musculoesqueléticos y de tejidos blandos: Artralgia, artritis, mialgia, lumbalgia, abscesos estériles, atrofia o fibrosis muscular, hiperpigmentación cutánea, y ulceración dolor y/o celulitis en el sitio de inyección I.M. con inflamación y flebitis.

Neurológicos: Convulsiones, crisis convulsivas, síncope, cefalea, debilidad, parestesia, fiebre, escalofrío, acúfenos, desorientación, entumecimiento e inconsciencia.

Respiratorio: Paro respiratorio, disnea, broncoespasmo.

Urológicos: Hematuria.

Reacciones tardías: Artralgia, lumbalgia, escalofrío, acúfenos, fiebre, cefalea, malestar general, náusea, vómito.

Misceláneos: Episodios febriles, edema, escalofrío, malestar, disgusia.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: No se conocen a la fecha.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Dosis de 5 ml o más pueden pigmentar el suero en las muestras de sangre extraída 4 horas después de su administración. El medicamento puede provocar falsas elevaciones de los valores de la bilirrubina sérica y disminución de los del calcio.

Las determinaciones de hierro sérico, por prueba colorimétrica podría no ser posible durante las tres semanas siguientes a la administración de hierro dextrán.

Hay elevación de la ferritina entre 7 a 9 días después de la dosis I.V., que lentamente regresan a la línea basal durante las siguientes 3 semanas.

El examen de médula ósea para determinación de las reservas de hierro puede no ser útil debido que después de la terapia con hierro dextrán puede haber retención de éste en las células reticuloendoteliales por tiempo prolongado.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
Consérvese a temperatura ambiente (15 a 30°C).

Si no se administra todo el producto, deseche el sobrante.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Es poco probable que la sobredosificación se asocie con manifestaciones agudas.

La dosis excesiva de hierro dextrán puede producir hemosiderosis.

El monitoreo periódico de la ferritina sérica puede ayudar al reconocimiento de una eventual acumulación. La DL50 para el hierro dextrán es de al menos 500 mg/kg en ratones.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: La inyección I.M. del complejo hierro-dextrán tiene un riesgo de carcinogénesis. Bajo condiciones experimentales con ratas, ratones, conejos y hámsters, se ha encontrado que con la administración repetida tales complejos, producen sarcomas en el sitio de la inyección independientemente de la dosis. Existen reportes aislados de la aparición de sarcoma 4 a 14 años después de haber recibido tratamiento con complejos de hierro-carbohidrato.

PRESENTACIÓN: Caja con 3 ampolletas de 1 ml con 100 mg de hierro cada una.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance
de los niños. Antes de utilizar el medicamento lea
el instructivo anexo. Literatura exclusiva para médicos.

Hecho en México por:

Bristol Myers Squibb de México, S. de R.L. de C.V.

Para:

Grimann®, S. A. de C. V.

Distribuido por:

LABORATORIOS HORMONA®, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 66153, SSA IV

103300422AO012