¿Olvido su contraseña? Registrarse

Menu

Y FORMULACIÓN:
Cada TABLETA contiene:
Clorhidrato de metformina 250.0, 500.0 y 500.0 mg
Glibenclamida 1.25, 2.5 y 5.0 mg
Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

Oral. Para uso en adultos únicamente. Generalidades: Como con cualquier agente hipoglucemiante, la dosis debe ajustarse de acuerdo a la respuesta metabólica de cada individuo (glucemia, HbA1c). Inicio del tratamiento (terapia de primera ...

Oral. Para uso en adultos únicamente. Generalidades: Como con cualquier agente hipoglucemiante, la dosis debe ajustarse de acuerdo a la respuesta metabólica de cada individuo (glucemia, HbA1c). Inicio del tratamiento (terapia de primera línea): Cuando la dieta y el ejercicio por sí solos no logran el control adecuado de la glucemia se recomienda iniciar con una tableta de GLUCOVANCE de 1.25/250 mg una vez al día. La administración de esta dosis dos veces al día puede emplearse en pacientes con hemoglobina glucosilada mayor de 9% o glucemia en ayuno mayor de 200;mg/dl. Se sugieren incrementos de la dosis diaria de 1.25/250 mg cada dos semanas hasta obtener el control deseado con la dosis mínima efectiva. La presentación de 5/500 mg no se recomienda como dosis inicial debido al riesgo de hipoglucemia. Terapia de segunda línea: En pacientes sin un control adecuado con sulfonilurea o metformina sola, se recomienda iniciar con la dosis de 2.5/500 mg o 5/500;mg una vez al día. La dosis de los fármacos presentes en la combinación no debe exceder las dosis diarias de los medicamentos por separado que se tomaban previamente. El ajuste de la dosis debe hacerse por incrementos no mayores de 5/500 mg por día cada dos semanas hasta alcanzar un control glucémico óptimo o una dosis máxima de 20/2,000 mg. Como terapia de la terapia previa combinada con metformina y una sulfonilurea: GLUCOVANCE puede cambiarse por cualquier tratamiento hipoglucemiante sin ningún periodo de transición. La dosis inicial recomendada no debe exceder la dosis diaria que se tomaba previamente de glibenclamida (o dosis equivalente de otra sulfonilurea) o metformina. En el caso de que el tratamiento previo haya sido con una sulfonilurea de acción prolongada, los pacientes deben vigilarse para detectar y tratar algún episodio de hipoglucemia debido al traslapamiento de los efectos terapéuticos. El incremento gradual de la dosis puede ayudar a la tolerancia gastrointestinal y prevenir la presentación de hipoglucemia. Régimen de dosificación: El régimen de dosificación depende de la posología individual. • Una vez al día, en el desayuno, para la dosis de 1 tableta al día. • Dos veces al día, en la mañana y en la noche, para la dosis de 2 a 4 tabletas al día. • Tres veces al día, en la mañana, tarde y noche, para la dosis de 3 tabletas al día. Las tabletas deben tomarse con los alimentos. El régimen de dosificación puede ajustarse de acuerdo a los hábitos alimenticios de los pacientes. Sin embargo, cualquier toma debe seguirse de alimentos con suficiente contenido de carbohidratos para prevenir la aparición de episodios de hipoglucemia. El uso de este producto no excluye el cumplimiento de las indicaciones dietéticas e higiénicas de la diabetes mellitus. Combinación con insulina: No se dispone de datos clínicos del uso concomitante de este producto con insulina. Pacientes ancianos: La dosis de GLUCOVANCE debe ajustarse dependiendo de los parámetros de la función renal (empezar con una tableta de GLUCOVANCE 250/1.25 mg/día); son necesarias revisiones regulares de la función renal (véase Precauciones generales). Pacientes pediátricos: No se recomienda el uso de GLUCOVANCE en niños (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

1. Tratamiento inicial de la diabetes mellitus tipo 2 (terapia de primera línea). En pacientes obesos cuya hiperglucemia no se controla adecuadamente con dieta y ejercicio. En estos casos GLUCOVANCE ha logrado un mejor control que la monoterapia.

2. Terapia de segunda línea: GLUCOVANCE está indicado como terapia de segunda línea cuando el tratamiento inicial con dieta y ejercicio o con sulfonilurea o metformina solas no logra el control glucémico adecuado en pacientes con diabetes tipo 2.

3. Como terapia de reemplazo de un tratamiento previo con la combinación de metformina y una sulfonilurea.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Propiedades farmacodinámicas:

Grupo farmacoterapéutico: Biguanidas y sulfonamida en combinación.

Código ATC: A10BD02.

La metformina es una biguanida con efecto antihiperglucemiante. Disminuye los niveles plasmáticos basales y posprandiales de glucosa. No estimula la secreción de insulina y, por lo tanto, no produce hipoglucemia.

La metformina actúa por tres mecanismos:

1. Reduce la producción hepática de glucosa mediante la inhibición de la gluconeogénesis y la glucogenólisis.

2. En el músculo aumenta la sensibilidad a la insulina, mejorando la captación y la utilización de glucosa.

3. Retrasa la absorción intestinal de la glucosa.

La metformina estimula la síntesis intracelular de glucógeno-sintetasa. La metformina incrementa la capacidad acarreadora de todos los tipos de transportadores de glucosa membranales (GLUT).

En humanos, independientemente de su acción en la glucemia, la metformina produce efectos favorables sobre el metabolismo de los lípidos. Este efecto se ha mostrado a dosis terapéuticas en estudios clínicos de mediano y largo plazo, en los cuales la metformina reduce los niveles de colesterol total, de colesterol LDL y de triglicéridos.

La glibenclamida es una sulfonilurea de segunda generación con una vida media intermedia, que disminuye las concentraciones de glucosa plasmática mediante la estimulación de la liberación de insulina por el páncreas. Este efecto es dependiente de la presencia de células beta funcionales en los islotes de Langerhans. La estimulación de la secreción de insulina por la glibenclamida en respuesta a la ingesta de alimentos es de gran importancia.

La administración de glibenclamida en el diabético induce un incremento en la respuesta estimulante de insulina posprandial. El incremento en la respuesta posprandial de insulina y la secreción del péptido C persiste después de al menos 6 meses de tratamiento.

La metformina y la glibenclamida tienen diferentes mecanismos y sitios de acción que resultan complementarios. La glibenclamida estimula la secreción pancreática de insulina, mientras la metformina reduce la resistencia celular a la insulina activando la sensibilidad periférica (musculosquelético) y hepática a la insulina.

Los resultados de los estudios clínicos doble-ciego controlado versus los productos de referencia en el tratamiento de la diabetes tipo 2 inadecuadamente controlada con la monoterapia de metformina o glibenclamida combinadas con dieta y ejercicio, han demostrado que la combinación tiene un efecto aditivo en la regulación de la glucosa.

Pacientes pediátricos: En un estudio clínico doble-ciego, controlado, de 26 semanas de duración, realizado en 167 pacientes pediátricos con edades de 9 a 16 años con diabetes mellitus tipo 2 no controlados adecuadamente con dieta y ejercicio, con o sin tratamiento antidiabético oral, la combinación fija de metformina 250 mg y glibenclamida 1.25 mg no mostró mayor efectividad que la metformina o glibenclamida solas en la reducción de la HbA1c basal.

Propiedades farmacocinéticas:

Relacionadas a la combinación: La biodisponibilidad de la combinación de metformina y glibenclamida es similar a la observada con la administración simultánea de una tableta de metformina y una de glibenclamida. La biodisponibilidad de metformina y glibenclamida en la combinación no se afecta por la ingesta simultánea de alimentos. La biodisponibilidad de glibenclamida en la combinación no se afecta con la ingesta de alimentos, pero la velocidad de absorción de la glibenclamida se incrementa con la comida.

Relacionadas a metformina:

Absorción: Después de la administración oral de metformina, la Tmáx. se alcanza en 2.5 horas. La biodisponibilidad absoluta de 500 u 850 mg de metformina es de aproximadamente 50-60% en sujetos sanos. Después de una dosis oral, la fracción no absorbida recuperada en las heces fue 20 a 30%.

Después de la administración oral, la absorción de metformina es saturable e incompleta. Se asume que la farmacocinética de absorción de metformina no es lineal. Con los esquemas de dosificación usuales se alcanzan concentraciones plasmáticas estables dentro de las primeras 24 a 48 horas y resultan generalmente menores de 1 µg/?ml. En los estudios clínicos controlados, la concentración plasmática máxima de metformina no excede los 4 µg/ml, incluso a dosis máximas.

Distribución: La unión a proteínas plasmáticas es insignificante. La metformina se distribuye dentro de los eritrocitos. El pico sanguíneo es más bajo que el pico plasmático y aparecen aproximadamente al mismo tiempo.

Los eritrocitos parecen representar un compartimiento de distribución secundario. El volumen medio de distribución se encuentra entre 63 a 276 L.

Metabolismo: La metformina se excreta en la orina sin cambios. No se han identificado metabolitos en el humano.

Eliminación: La depuración renal de metformina es > 400 ml/min, lo que indica que la metformina es eliminada por filtración glomerular y secreción tubular. Después de la administración de una dosis por vía oral, la vida media aparente de eliminación es de aproximadamente 6.5 horas.

Cuando la función renal está deteriorada, la depuración de creatinina disminuye en proporción con la de creatinina y por lo tanto, la vida media de eliminación se prolonga produciéndose un incremento en los niveles plasmáticos de metformina.

Relacionadas a glibenclamida:

Absorción: La absorción de glibenclamida es rápida y casi completa después de su administración por vía oral (> 95%). La concentración máxima se alcanza en aproximadamente 4 horas.

Distribución: La glibenclamida se une con gran afinidad a la albúmina plasmática (99%), lo cual debe considerarse para ciertas interacciones medicamentosas.

Metabolismo: La glibenclamida se metaboliza completamente en el hígado a 2 metabolitos. La insuficiencia hepática disminuye el metabolismo de glibenclamida y perceptiblemente retrasa su excreción.

Excreción: La glibenclamida se excreta en forma de metabolitos por la vía biliar (60%) y por la orina (40%), la eliminación es completa dentro de 45 a 72 horas. La vida media de eliminación es de 4 a 11 horas.

La excreción biliar de los metabolitos se incrementa en casos de insuficiencia renal, lo cual está en función de la severidad del daño renal hasta una depuración de creatinina de 30 ml/min. Por lo tanto, la eliminación de la glibenclamida no se afecta por la insuficiencia renal mientras la depuración de creatinina se encuentre por arriba de 30 ml/min.

Pacientes pediátricos: No existen diferencias en la farmacocinética de glibenclamida y metformina entre pacientes pediátricos y adultos sanos pareados por género y peso.

CONTRAINDICACIONES:

Este medicamento no debe usarse en los casos siguientes:

Hipersensibilidad a la metformina, glibenclamida u otras sulfonilureas y sulfonamidas o a cualquiera de los excipientes.

Diabetes tipo 1 (diabetes insulinodependiente), cetoacidosis o precoma diabético.

Insuficiencia o disfunción renal (depuración de creatinina < 60 ml/min).

Condiciones agudas con potencial de alterar la función renal como: deshidratación, infección severa, choque, administración intravascular de materiales de contraste yodados (véase Precauciones generales).

Enfermedad aguda o crónica que produzca hipoxia tisular como: insuficiencia respiratoria o cardiaca, infarto del miocardio reciente o choque.

Cirugía mayor (véase Precauciones generales).

Insuficiencia hepática, intoxicación aguda de alcohol, alcoholismo.

Porfiria.

Lactancia.

En asociación con miconazol (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Debido a que este producto contiene lactosa, está contraindicado en caso de galactosemia congénita, síndrome de malabsorción a galactosa y glucosa o en caso de deficiencia de lactasa.

PRECAUCIONES GENERALES:

Acidosis láctica: La acidosis láctica es rara (alta mortalidad en ausencia de tratamiento rápido). Es una complicación metabólica que puede ocurrir debido a la acumulación de metformina. Los casos reportados de acidosis láctica en pacientes tratados con metformina han ocurrido principalmente en pacientes diabéticos con insuficiencia renal importante. La incidencia de acidosis láctica puede y debe reducirse evaluando también otros factores de riesgo asociados como son un mal control de la diabetes, cetosis, ayuno prolongado, alcoholismo, insuficiencia hepática y condiciones asociadas con hipoxia.

Diagnóstico: La acidosis láctica se caracteriza por disnea acidótica, dolor abdominal e hipotermia seguidos por coma. Los hallazgos de laboratorio son disminución del pH sanguíneo, niveles plasmáticos de lactato por arriba de 5 mmol/L, y aumento del anión gap y la tasa lactato/piruvato. Si se sospecha de acidosis metabólica, se debe suspender el tratamiento y hospitalizar inmediatamente al paciente (véase Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental).

Hipoglucemia: Como GLUCOVANCE contiene una sulfonilurea expone a los pacientes al riesgo de presentar episodios de hipoglucemia. Después de iniciado el tratamiento la titulación progresiva de la dosis previene la hipoglucemia. Este medicamento debe prescribirse solamente si el paciente cumple con un horario regular de comidas (incluyendo el desayuno). Es importante que la ingesta de carbohidratos sea regular, ya que el riesgo de hipoglucemia se incrementa por comidas retrasadas con ingesta de carbohidratos desbalanceada o insuficiente. Es más probable que ocurra hipoglucemia en casos de restricción energética de la dieta, después de ejercicio intenso o prolongado, ingesta de alcohol o por la administración combinada de agentes hipoglucemiantes.

Diagnóstico: Los síntomas de hipoglucemia son: cefalea, hambre, náuseas, vómito, cansancio extremo, alteraciones del sueño, excitación, agresión, alteraciones en la concentración y reactividad, depresión, confusión, impedimento para hablar, trastornos visuales, temblor, parálisis y parestesias, mareo, delirio, convulsiones, somnolencia, inconsciencia, respiración superficial, y bradicardia. Debido a la contrarregulación causada por la hipoglucemia puede presentarse sudoración, miedo, taquicardia, hipotensión, palpitaciones, angina y arritmias. Estos últimos síntomas pueden no presentarse cuando la hipoglucemia se desarrolla lentamente, en caso de neuropatía autonómica o cuando el paciente toma agentes beta bloqueadores, clonidina, reserpina, guanetidina o simpaticomiméticos.

Manejo de la hipoglucemia: Los síntomas de hipoglucemia moderada sin pérdida de la conciencia ni manifestaciones neurológicas deben corregirse con la ingesta inmediata de azúcar. Se debe asegurar el ajuste de la dosis y/o un cambio en el patrón de las comidas. Reacciones hipoglucémicas graves con coma, convulsiones, u otros signos neurológicos constituyen una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato con glucosa intravenosa previo a la pronta hospitalización del paciente una vez que la causa es diagnosticada o se sospecha.

La selección cuidadosa de los pacientes y la dosis, más la instrucción adecuada al paciente es importante para reducir el riesgo de episodios de hipoglucemia. Si el paciente presenta episodios repetidos de hipoglucemia, los cuales son graves o están asociados con una situación inesperada, otras opciones terapéuticas deben tomarse en consideración.

Factores que favorecen la hipoglucemia:

Administración concomitante de alcohol, especialmente combinada con ayuno.

El paciente es incapaz (particularmente en pacientes ancianos) o se rehusa a cooperar.

Malnutrición, comidas irregulares, pérdida de comidas, ayuno o cambios en la dieta.

Balance pobre entre el ejercicio físico y la ingesta de carbohidratos.

Insuficiencia renal.

Insuficiencia hepática severa.

Sobredosis del medicamento.

Ciertas alteraciones endocrinológicas: insuficiencias tiroidea, de la pituitaria o de la glándula adrenal.

Administración concomitante con otros medicamentos (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Insuficiencia renal o hepática: La farmacocinética y/o farmacodinamia de GLUCOVANCE puede modificarse en pacientes con insuficiencia hepática o insuficiencia renal severa. Si la hipoglucemia ocurre en estos pacientes, probablemente ésta sea prolongada y se deberá iniciar el tratamiento apropiado.

Instrucciones para el paciente: El riesgo de hipoglucemia, sus síntomas y su tratamiento, al igual que las condiciones predisponentes, deben explicarse al paciente y a sus familiares. Similarmente el riesgo de acidosis láctica debe considerarse en el caso de signos no específicos como calambres musculares acompañados por trastornos digestivos, dolor abdominal y astenia severa, disnea atribuida a la acidosis, hipotermia y coma. En particular, el paciente debe estar informado de la importancia de adherirse a su dieta, siguiendo un programa regular de ejercicio físico y realizando chequeos regulares de su glucemia.

Descontrol de la glucosa sanguínea: En caso de cirugía u otra causa de descompensación de la diabetes, en lugar de este tratamiento debe utilizarse temporalmente insulina. Los síntomas de hiperglucemia son: poliuria, polidipsia y piel seca.

Función renal: Como la metformina es excretada por el riñón, se recomienda que la depuración de creatinina y/o los niveles séricos de creatinina se determinen antes de iniciar el tratamiento y regularmente de la siguiente manera:

Al menos anualmente en pacientes con función renal normal.

Al menos dos a cuatro veces al año en pacientes con niveles de creatinina sérica en el límite superior normal y en sujetos ancianos.

La disminución de la función renal en pacientes ancianos es frecuente y asintomática. Se debe tener especial precaución en situaciones en las cuales puede producirse insuficiencia renal, como por ejemplo cuando se inicia terapia antihipertensiva, con diuréticos, o con antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).

Administración de materiales de contraste yodados: En estudios radiológicos la administración intravenosa de materiales de contraste yodados puede producir insuficiencia renal. Dependiendo de la función renal, el medicamento debe descontinuarse antes o durante el tiempo de la prueba. No debe reinstaurarse hasta 48 horas después de la misma, y solamente después de que la función renal ha sido reevaluada y se encuentra normal (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Cirugía: Debido a que GLUCOVANCE contiene metformina, éste debe descontinuarse 48 antes de cirugía mayor electiva y no restituirse antes de 48 horas de terminada la misma y solamente después de que la función renal ha sido reevaluada y se encuentra normal.

Otras precauciones: Todos los pacientes deben continuar su dieta, con una distribución regular de la ingesta de carbohidratos durante el día. Los pacientes con sobrepeso deben mantener su régimen hipocalórico. El ejercicio físico regular es igual de necesario como la toma de GLUCOVANCE.

Las pruebas de laboratorio para el monitoreo de la diabetes (glucemia, HbA1c) deben realizarse con regularidad.

Efecto en la capacidad de manejar o usar máquinas: Los pacientes deben estar alertas de los síntomas de hipoglucemia y deben ser advertidos de tener precaución cuando manejen o usen máquinas.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: No hay datos clínicos y preclínicos disponibles sobre la exposición durante el embarazo con GLUCOVANCE.

Riesgo relacionado con la diabetes: Cuando no está bien controlada, la diabetes (gestacional o permanente) ocasiona un aumento en anormalidades congénitas y mortalidad perinatal. La diabetes debe controlarse tanto como sea posible durante el periodo de la concepción para reducir el riesgo de anormalidades congénitas.

Riesgo relacionado a metformina y glibenclamida: (véase Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad).

Estudios en animales no han mostrado evidencia de actividad teratogénica. En ausencia de efectos teratogénicos en animales, no son de esperarse, hasta la fecha, malformaciones fetales en humanos. Las sustancias que se conocen causan malformaciones en humanos han probado ser teratogénicas en los estudios realizados en dos especies de animales.

Estudios clínicos involucrando una pequeña serie de pacientes no han mostrado evidencia de malformaciones fetales directamente relacionados con metformina.

En la práctica clínica, hay actualmente datos no relevantes en qué basarse para evaluar el potencial de malformaciones y fetotóxico debido a glibenclamida cuando se administra durante el embarazo.

Manejo: Un adecuado control de la glucosa permite que el embarazo proceda normalmente. GLUCOVANCE no debe utilizarse para el tratamiento de la diabetes durante el embarazo.

Es imperativo utilizar insulina para alcanzar un adecuado control de la glucosa sanguínea. Se recomienda que la terapia antidiabética oral sea reemplazada por insulina tan pronto como la paciente planeé quedar embarazada o si hubo exposición durante el embarazo a este medicamento. Se recomienda monitorear la glucosa sanguínea del neonato.

Lactancia: La metformina es secretada por la leche de ratas. En humanos, en ausencia de datos concernientes al paso de metformina y glibenclamida por la leche, y debido al riesgo de hipoglucemia en el neonato, este medicamento está contraindicado durante la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Las siguientes reacciones adversas pueden ocurrir bajo el tratamiento con GLUCOVANCE. Las frecuencias se definen de la siguiente manera: muy común: > 1/10; común: > 1/100, < 1/10; poco común: > 1/1,000, < 1/100; raro > 1/10,000, < 1/1,000; muy raro: < 1/10,000, no conocida (no se pude estimar con los datos disponibles).

Dentro de cada grupo de frecuencias los efectos indeseables son presentados en orden decreciente de gravedad.

Investigaciones:

Poco común: elevación moderada en las concentraciones séricas de urea y creatinina.

Muy rara: hiponatremia.

Trastornos del sistema linfático y sanguíneo: Éstos son reversibles después de descontinuar el tratamiento.

Rara: leucopenia, trombocitopenia.

Muy rara: agranulocitosis, anemia hemolítica, aplasia de médula ósea y pancitopenia.

Trastornos del sistema nervioso:

Común: alteraciones del gusto.

Trastornos del ojo: Alteraciones visuales transitorias pueden ocurrir al empezar el tratamiento debido a una disminución de los niveles de glucemia.

Trastornos gastrointestinales:

Muy comunes: trastornos gastrointestinales como náuseas, vómito, diarrea, dolor abdominal y pérdida del apetito. Estos efectos indeseables ocurren con mayor frecuencia cuando se inicia el tratamiento y se resuelven espontáneamente en la mayoría de los casos. Para prevenirlos, se recomienda que GLUCOVANCE se tome en dos o tres dosis diarias. Un incremento gradual de la dosis también puede mejorar la tolerabilidad gastrointestinal.

Trastornos en piel y tejido subcutáneo:

Raras: reacciones en piel como urticaria y rash maculopapular.

Muy raras: angitis alérgica cutánea o visceral, eritema multiforme, dermatitis exfoliativa, fotosensibilidad, y urticaria que puede evolucionar a choque. Puede ocurrir reacción cruzada a sulfonamidas o sus derivados.

Trastornos del metabolismo y nutrición:

Hipoglucemia (véase Precauciones generales).

Poco comunes: crisis de porfiria hepática y cutánea.

Muy raras: acidosis láctica (véase Precauciones generales).

Disminución de la absorción de vitamina B12, con disminución de los niveles séricos con el uso prolongado de metformina. Se debe considerar esta etiología en pacientes que presenten anemia megaloblástica.

Reacción tipo disulfiram con la ingesta de alcohol.

Trastornos hepatobiliares:

Muy raras: alteraciones en las pruebas de función hepática o hepatitis, las cuales requieren la descontinuación del tratamiento.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Combinaciones contraindicadas:

Relacionadas a glibenclamida: Miconazol (vía sistémica o gel para mucosa oral).

Incremento en el efecto hipoglucemiante con posible inicio de manifestaciones hipoglucémicas o aun coma.

Relacionadas a metformina: Materiales de contraste yodados.

Dependiendo de la función renal, GLUCOVANCE debe descontinuarse antes o durante el tiempo de la prueba (véase Precauciones generales).

Combinaciones no aconsejables:

Relacionadas a sulfonilureas: Alcohol.

Efecto antabús, notablemente con clorpropamida, glibenclamida, glipizida, tolbutamida.

Incremento de la reacción hipoglucémica (inhibición de las reacciones de compensación), el cual puede facilitar la presentación de un coma hipoglucémico.

Fenilbutazona: (vía sistémica). Incrementa el efecto hipoglucemiante de las sulfonilureas (desplazamiento de las sulfonilureas de su sitio de unión a proteínas y/o disminución de su eliminación).

Se recomienda utilizar otro agente antiinflamatorio que presente menos interacciones, o advierta al paciente y sugiérale aumente su propio monitoreo; si es necesario ajuste la dosis durante el tratamiento con el agente antiinflamatorio y después de suspenderlo.

Relacionadas a glibenclamida: Bosentan.

Hay mayor riesgo de hepatotoxicidad si bosentan se administra con glibenclamida. Se recomienda evite la coadministración. El efecto hipoglucemiante de la glibenclamida puede también reducirse.

Relacionado con todos los agentes antidiabéticos: Danazol.

Si la combinación no puede evitarse, advierta al paciente y sugiérale aumente el monitoreo de su glucosa sanguínea. Posiblemente se requiera ajuste de la dosis del antidiabético durante el tratamiento con danazol y después de suspenderlo.

Relacionado con metformina: Alcohol.

Incrementa el riesgo de acidosis láctica durante la intoxicación aguda con alcohol, particularmente en los casos de ayuno o malnutrición e insuficiencia hepatocelular.

Combinaciones que requieren precaución:

Relacionado con todos los agentes antidiabéticos: Clorpromazina.

A altas dosis (100 mg por día de clorpromacina), produce elevación de la glucosa sanguínea (reducción en la liberación de insulina).

Precaución de uso: Posiblemente se requiera ajuste de la dosis del antidiabético durante el tratamiento con el neuroléptico y después de suspenderlo.

Corticosteroides (glucocorticoides) y tetracosactida: (vía local y sistémica).

Elevación de la glucosa sanguínea, algunas veces acompañado por cetosis (por disminución de la tolerancia a los carbohidratos con corticosteroides).

Precaución de uso: Posiblemente se requiera ajuste de la dosis del antidiabético durante el tratamiento con corticosteroides y después de suspenderlo.

Agonistas beta-2: Elevación de la glucosa sanguínea debido a los agonistas beta-2.

Precaución de uso: Posiblemente se requiera ajuste de la dosis del antidiabético durante el tratamiento con corticosteroides y después de suspenderlo.

Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (por ejemplo, captopril, enalapril): Los inhibidores de la ECA pueden disminuir los niveles de glucosa sanguínea. Si es necesario, ajustar la dosis de GLUCOVANCE durante la terapia con inhibidores de la ECA y después de su descontinuación.

Relacionados con metformina: Diuréticos.

La acidosis láctica debida a metformina disparada por cualquier insuficiencia renal, relacionada a diuréticos y particularmente más a los diuréticos de asa.

Relacionados con glibenclamida: Betabloqueadores (clonidina, reserpina, guanetidina y simpaticomiméticos).

Todos los betabloqueadores, clonidina, reserpina, guanetidina y simpaticomiméticos, enmascaran algunos de los síntomas de hipoglucemia: palpitaciones y taquicardia. La mayoría de los betabloqueadores no cardioselectivos incrementan la incidencia y gravedad de la hipoglucemia. Advierta al paciente y recomiéndele aumente su propio monitoreo; especialmente al inicio del tratamiento.

Fluconazol: Incrementa la vida media de las sulfonilureas con la posibilidad de presentarse manifestaciones de hipoglucemia. Advierta al paciente que aumente el monitoreo de su glucosa sanguínea; si es necesario ajuste la dosis durante el tratamiento con el fluconazol y después de suspenderlo.

Desmopresina: Reducción de la actividad antidiurética.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

En muy raras ocasiones se han reportado: Alteraciones en las pruebas de función hepática; elevaciones moderadas en las concentraciones séricas de urea, creatinina e hiponatremia.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: La sobredosis puede precipitar hipoglucemia debido a la presencia de sulfonilureas (véase Precauciones generales).

Altas dosis o la existencia concomitante de factores de riesgo pueden llevar al desarrollo de acidosis láctica debido a la metformina (véase Precauciones generales). La acidosis láctica es una urgencia médica que debe tratarse en el hospital. El tratamiento más efectivo es la remoción de lactato y metformina por hemodiálisis. La depuración plasmática de glibenclamida se prolonga en pacientes con enfermedad hepática. Debido a que la glibenclamida se une extensamente a proteínas, no se elimina por diálisis.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No se han llevado a cabo estudios en animales con la combinación del producto. Con base en los estudios convencionales de dosis tóxicas repetidas, genotoxicidad y potencial carcinogénico, la evaluación preclínica de los constituyentes, metformina y glibenclamida, no revelaron daño potencial para los humanos.

Estudios en animales con metformina y glibenclamida no dan indicios de efectos dañinos directos e indirectos con respecto a embarazo, desarrollo embrionario/fetal, parto y desarrollo posnatal (véase Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

PRESENTACIONES: Cajas con 30 y 60 tabletas de 250/1.25 mg, 500/2.5 mg y 500/5 mg en envase de burbuja.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se use durante el embarazo y lactancia.

Hecho en Francia por:

Merck Santé s.a.s

Lieu dit, Le Pressoir Vert Semoy

45400 Fleury-Les-Aubrais

Acondicionado y distribuido en México por:

MERCK, S. A. de C. V.

Calle 5 No. 7

Fracc. Industrial Alce Blanco, C.P. 53370

Naucalpan de Juárez, Edo. de México

Reg. Núm. 565M95, SSA IV